Un océano de misericordia

sriadvaita

(En glorificación al sagrado y misericordioso Día de la Aparición de Sri Advaita Acharya)

Todos estaban simplemente enloquecidos por la riqueza, la belleza física, el adquirir seguidores, el conocimiento y embriagados con las especulaciones empíricas de la ciencia materialista. Sus dementes intentos por conseguir ganancia, adoración y distinción se miraban como un baile frenético, y en medio de semejante situación los devotos estaban perplejos. ¿Cómo salvarlos? Por correr locamente en pos de la felicidad fluctuante de este mundo, las almas condicionadas lo juzgan todo desde el punto de vista de la complacencia de los sentidos, e inútilmente malgastan su tiempo con pláticas inútiles dentro de este plano de existencia. Toda esta situación le es intolerable a los devotos. Srila Vrindavan Das Thakur escribió: «Todo el mundo está desprovisto de verdadero amor por Rama y Krisna. Tal como se predijo en las Escrituras, en Kali-yuga la gente solo sabe de ceremonias ritualísticas. Se quedan toda la noche despiertos cantando las glorias de algún semidiós.

               »Algunos de ellos adoran con orgullo a Visahari, quien remueve el efecto venenoso de las serpientes. Otros instalan ídolos y los adoran con grandes riquezas. Ellos derrochan dinero en sus hijos e hijas. Del mismo modo, todos simplemente desperdician su tiempo. Nunca se preocupan en ejecutar Krisna-kirtan, lo cual es el yuga-dharma, nuestra única práctica religiosa para esta era. Prefieren hablar mal de los demás en vez de decir cosas buenas acerca de esas personas. Incluso, de aquellos que se siente orgullosos de su desapego y renunciación, nunca escuchamos de sus labios el canto de los Santos Nombres

.               »Algunos piensan que el momento de bañarse es la única hora auspiciosa para cantar los nombres de “Govinda” y “Pundarikaksa”. Aquellos que recitan el Srimad Bhagavatam para educar a la gente, no tienen en su lengua el humor del servicio devocional. De ese modo, la energía del Señor produce la ilusión mundana. Esto provoca que la infelicidad de los devotos crezca ilimitadamente. Sus corazones se queman por dentro al ver a todo el mundo desprovisto de Krisna-bhakti. Algunos de ellos experimentan un dolor tan intenso que desean abandonar sus cuerpos. Otros, simplemente suspiran y pronuncian el nombre de “Krisna” al exhalar. La comida ya no les sabe bien en sus bocas. Cuando ven las actividades de este mundo material se siente sumamente infelices».

               Sri Advaita Acharya era glorificado por todos, incluso entre la sociedad de los no devotos, ya que era el representante de todos los Vaisnavas. Sri Advaita Prabhu residía en Mayapur y para el bienestar del mundo se ocupaba en adorar al Señor y en predicar Sus glorias. La condición miserable de las entidades vivientes, que eran por completo olvidadizas de Krisna, le producía dolor a Su corazón. A diario organizaba reuniones con los devotos en las cuales ellos expresaban pena y derramaban profusamente lágrimas por la terrible situación del mundo. El Acharya, quien es un océano de misericordia, vio que la miserable condición de las entidades vivientes era insoportable, y con firme resolución decidió llamar al Señor para que descendiera personalmente y salvara la situación. «Me entrevistaré con Vaikuntanath y lo traeré aquí. Bailando y cantando, Él liberará a todas las entidades vivientes». Las glorias de Advaita Acharya no les eran desconocidas a los devotos. Todos quedaron complacidos al escuchar la promesa de Advaita Acharya y todos se ocuparon en servirlo teniendo plena fe en Él. Con esta promesa fija en Su mente, Sri Advaita Acharya meditó ofreciendo al Señor agua del Ganges y hojas de Tulasi, constantemente llamando a Goloka-Vihari, una y otra vez. El trono del Señor se estremeció. Los devotos, quienes también se ocupaban en llamar al Señor, se abstuvieron de todo confort y disfrute material, y para aliviar la infelicidad de los devotos, el todo misericordioso Señor se preparó para descender a este mundo. No es necesario decirlo, cuando Él desciende, viene con todos Sus asociados y parafernalia, por lo tanto, antes del descenso del Señor, el todo auspicioso Nityananda Prabhu, quien apareció en Radhadesa, advino primero a fin de realizar todas las preparaciones necesarias para recibir al Señor.

(Extracto del libro «Guía afectuosa», capítulo quince, de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev Goswami Maharaj)

shanti-puryadisha-kaly-adharma-duhkha-duhsaham

jiva-duhkha-hana-bhakta-saukhyadana-vigraham

kaly-aghaugha-nasa-krsna-nama-sidhu-sancharam

prema-dhama-devam eva naumi gaura-sundaram

Sri Gaurangadev, apareciendo en Su forma de Deidad, erradicó la condición miserable de las entidades vivientes e incrementó el placer devocional de Sus devotos. El Señor encarnó debido a que fue incapaz de tolerar la condición afligida de Sri Advaita Acharya, el amo de la encantadora aldea de Shantipur. Sri Advaita Acharya se lamentaba de que esta Era estuviera atrapada por la horrible influencia de las prácticas irreligiosas. Así que, a fin de impedir el progreso de las actividades inmorales en Kali-yuga, el Señor distribuyó profusamente el dulce néctar de los Santos Nombres de Sri Krisna. Ofrezco mis reverencias a ese hermoso Señor Dorado, la forma divina del Krisna prema.

(Sri Sri Premadhama-deva-stotram, Srila Bhakti Raksak Sridhar Dev Goswami Maharaj)

«Mi plegaria será complacida. ¡Él viene!»

Cuando el Supremo Señor estaba a punto de aparecer, Advaita sintió en Su corazón: «Mi plegaria será complacida. ¡Él viene!» Finalmente, descubrió que Sri Chaitanya Mahaprabhu, la Suprema Personalidad de Dios Mismo, había aparecido en la casa de Sri Jagannath Misra y de Sachidevi, como su hijo recién nacido, Nimai Vishwambhar. Y así, Advaita Acharya fue a ofrecer al niño y a Sus padres los debidos respetos en el divino día del advenimiento.

Cuando ya había crecido un poco, Sri Advaita Prabhu fue a ofrecer reverencias a los pies del niño, Nimai. Sachidevi, la madre de Nimai, se estremeció: «¿Qué hace? Usted es un anciano pandit, un erudito védico. ¡Si usted muestra esta clase de respeto a mi muchacho, estropeará su futuro! ¿Qué hace?» Se dice que cuando Advaita Acharya postraba la cabeza ante una Deidad, la estatua se hacía pedazos si era falsa, si no estaba allí la auténtica presencia del Señor. Pero en este caso, cuando Advaita puso Su cabeza en los pies del niño, Nimai colocó un pie sobre la cabeza de Advaita. Todo el mundo se quedó pasmado y se preguntaba: «¿Qué clase de poder espiritual tiene este niño? Un gran devoto tan erudito y mayor como Advaita se ha postrado ante él, y el niño ha colocado un pie sobre su cabeza, ¡pero al niño no le ha pasado nada! ¿Quién es este niño?»

(Extracto del libro «El volcán dorado del amor divino», 1a. parte, por Srila Sridhar Maharaj)

—o—

Kaviraj Goswami dijo que Advaita Acharya es Maha-Visnu, y Mahaprabhu Chaitanyadev dijo que Advaita Acharya es Shiva. Y que la posición de Sita Devi es como la de Mahadevi. Vrindavan Das explicó que muchas veces Sita Devi le sirvió en su casa a Sriman Mahaprabhu y que muchas veces iba a la casa de Sachi Mata y Mahaprabhu para visitarlos. En la época cuando Mahaprabhu tomó sannyas, por la voluntad de Nityananda Prabhu, Él fue a la casa de Advaita Acharya. Sita Devi hizo todos los arreglos para cocinar y alimentar a todos los Vaisnavas. Advaita Acharya era un Vaisnava acaudalado. No era pobre. Naturalmente, los Vaisnavas son pobres como Srivas Pandit, pero Advaita Acharya era rico. Todos le ofrecían respeto. Incluso Hiranya Govardhan, el padre de Raghunath Das Goswami Prabhu, cada año presentaba algunas ofrendas a Advaita Acharya.

Un día, Advaita Acharya mostró alguna duplicidad. Él estaba pensando que Mahaprabhu siempre le ofrecía respetos, y que Él [Advaita Acharya] no podía ofrecer a Mahaprabhu el respeto apropiado que Su corazón deseaba. Mahaprabhu llegó a casa de Advaita Acharya y lo vio explicando la filosofía de Shankaracharya. Mahaprabhu no lo pudo tolerar e intentó golpearlo. Le pegaba y le pegaba. Sita Devi dijo: «No más golpes. Este bráhmana morirá». Y Advaita Acharya se sintió muy feliz. «Tú siempre me estás ofreciendo respetos. Ahora, ¿a dónde se ha ido ese humor?»

(Extracto de una plática de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev Goswami Maharaj ofrecida en el Sevashram de Soquel, California, el 17 de septiembre del 2004)

—o— 

doya koro sita-pati advaita gosai

tava kripa-bole pai chaitanya-nitai

«Concédeme Tu gracia, Advaita Goswami, señor de Srimati Sita Thakurani; mediante Tu misericordia obtendremos el servicio a Sri Sri Nitai-Chaitanya.»

(Compilación de textos originalmente realizada por Sri B. Vishakha Devi Dasi y publicada en la página del SCSMath)

 

Comentarios