Servicio libre – Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswāmī Mahārāj

Todas las Glorias a Sri Guru y Sri Gauranga

is-1

Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswāmī Mahārāj habla acerca de su aprecio por el Śrīmad Bhagavad-gītā, y de la libertad que Kṛṣṇa concede.

Cuando vine al Śrī Chaitanya Sāraswat Maṭh se me dio un año para ocuparme de tiempo completo en leer. Lo primero fue que me quedé impresionado por el Śrīmad Bhagavad-gītā. Ese fue el primer libro en mi vida de misionero. Antes de eso había leído muchos libros mundanos, pero al unirme al Maṭh el primer libro de conocimiento con el que tuve contacto fue el Bhagavad-gītā, y mi instructor fue Śrīla Swāmī Mahārāj Prabhupād. Cuando estaba con Śrīla Guru Mahārāj, él me enseñaba —Guru Mahārāj siempre estaba enseñándome algo, su naturaleza era esa, hablar de algo con alguien— y cuando estuve en Kolkata, Prabhupād me enseñaba.

La primera impresión que tuve del Śrīmad Bhagavad-gītā fue que, una concepción limpia y clara como la que allí se presenta, no se da en ninguna otra parte. En el Gītā, Kṛṣṇa Mismo audazmente, de una manera determinada y sencilla, les da Sus enseñanzas a todos. Nadie ha dicho: «Yo soy Dios», pero sin vacilación, Kṛṣṇa dice: «Yo soy Dios. Tú eres mi amigo; Yo soy Dios. Tú no lo sabes; Yo lo sé. Todo lo que Yo sé, tú no lo puedes saber, pues tienes un cerebro humano y Yo soy siempre infalible. Nāsato vidyate bhāvo, nābhāvo vidyate sataḥ (Bg 2.16), Yo no estoy entrando en nada y no estoy saliendo de nada. Me encuentro en Mi propia posición». No he visto esta clase de concepción limpia y clara en ninguna otra parte.

La primera impresión de alguien que lea el Bhagavad-gītā será cómo Kṛṣṇa audaz, abiertamente, y sin vacilar, lo ha dicho todo: «Yo soy». Es muy difícil que encontremos este tipo de mentalidad en alguna otra parte. Entonces, ustedes tienen que creerlo. Si no lo creen, eso es otro asunto. Pero deben creerlo, y Kṛṣṇa sabe que ustedes deben creer. Y Kṛṣṇa siempre se mantiene en una posición neutral, y siempre habla desde una plataforma neutral.

Finalmente, Kṛṣṇa también dice: «Les he dado libertad, y no se las voy a quitar. Una vez que la he dado, no la tomaré de vuelta». La concepción de Bhīṣmadev era así. Bhīṣmadev conservó cinco flechas, y prometió: «Con estas cinco flechas mataré mañana a los cinco Pāṇḍavas».

Kṛṣṇa quería robar esas flechas, de modo que Él le pidió a Yudhiṣṭhir: «Ve y dile a Bhīṣmadev: “Antes de que la batalla empezara yo vine a ti y me diste tus bendiciones: ‘Vijayi bhava, que seas victorioso’. Retira tus bendiciones. Diste la bendición de que yo fuera victorioso, pero ahora te pido que retires tu bendición”». Yudhiṣṭhir le dijo eso, y Bhīṣma preguntó: «¿Por qué?» Yudhiṣṭhir dijo: «Porque si tú no mueres, ¿cómo conseguiremos la victoria? Y nadie puede matarte, por lo que no es posible que yo consiga la victoria. Si tú no mueres, no habrá victoria para mí, y nadie puede matarte, así que no hay posibilidad de victoria. Entonces, ¿para qué diste esa bendición? Debes retirarla».

Bhīṣmadev dijo: «¿Quién ha dicho eso, Kṛṣṇa? Kṛṣṇa es muy listo. De cualquier manera, lo que una vez di, no puedo quitarlo. Te daré una pista acerca de mi muerte». Entonces dijo: «No pelearé con una mujer o con cualquiera que haya sido una mujer en su vida previa». Yudhiṣṭhir consideró si Draupadī necesitaba o no venir al campo de batalla; Draupadī sabía cómo pelear. Entonces le preguntó a Bhīṣmadev: «¿Quieres traer a Draupadī al campo de batalla?» Bhīṣma sonrió y dijo: «Eres tonto; ve a Kṛṣṇa, Él te dirá todo. Tú no puedes entender, eres tonto. No diré nada más. Kṛṣṇa te envió, de modo que ve de vuelta a Kṛṣṇa».

Entonces Kṛṣṇa dijo: «Sí, es verdad lo que ha dicho Pitāmaha, el abuelo Bhīṣma: Śikhaṇḍī fue una mujer en su vida previa, y en esta vida recibió el cuerpo de un hombre, después de cambiar de cuerpo con un semidiós. Bhīṣma no peleará con Śikhaṇḍī, de manera que nómbrale hoy tu general, senāpati. Hoy, él será el general y Arjuna le protegerá. Śikhaṇḍī puede matar a Pitāmaha, el abuelo Bhīṣma. Pitāmaha no puede matar a Śikhaṇḍī porque no va a dispararle, pero Śikhaṇḍī puede dispararle a Pitāmaha». Ese fue el plan de acción que dió Kṛṣṇa.

La naturaleza de Kṛṣṇa es así: una vez que se nos da, no se nos quita. Kṛṣṇa le dió libertad a todas las almas jīvas y no va a quitárselas. Ustedes pueden preguntar: ¿por qué Kṛṣṇa dió esa libertad? Kṛṣṇa lo sabe todo, de manera que, ¿por qué nos ha dado libertad? La principal razón de que Kṛṣṇa haya dado libertad es que ustedes puden hacer una rica comida para el disfrute de Kṛṣṇa. Kṛṣṇa dió una lengua, y la lengua puede saborear. La lengua puede saborear lo dulce, lo ácido, lo picante o lo amargo; ustedes pueden probar todo con su lengua. La lengua tiene esa capacidad. Esa es la libertad de la lengua, y con esa libertad ustedes pueden probar mucho prasādam opulento. Similarmente, con la libertad que poseen, tienen la opción de ofrecer de manera libre muchos servicios. Pueden escoger libremente muchos servicios. Kṛṣṇa les ha dado esa libertad.

Desean disfrutar con su libertad, y eso es una necedad: no pueden disfrutar, debido a ustedes no son el Disfrutador. El disfrute les llegará de otra manera, por ofrecer disfrute a Kṛṣṇa. Usen apropiadamente su libertad y no tendrán dificultad.

Fuente: De una plática en Italia, en agosto de 1999, durante la 14a. Gira Mundial de Su Divina Gracia.

(Publicado en ‘Gaudiya Darshan’ por Sripad B. K. Tyagi Maharaj en la página del SCSMath)

Comentarios