El regalo de Sri Rupa – por Su Divina Gracia Srila Bhakti Kusum Ashram Maharaj

Todas las Glorias a Sri Guru y Sri Gouranga

El regalo de Sri Rupa.

(Originalmente publicado en la revista Sadhu-Sangha, Mayo-Junio, 1996)

Transcripción de Jayananda Prabhu

En octubre del año pasado, se llevó a cabo la culminación de la celebración mundial del Centenario de Srila Bhakti Raksak Sridhar Dev Goswami Maharaj. Para esa ocasión, muchos devotos de diferentes partes del mundo se reunieron en Nabadwip, y juntos, bajo el afectuoso refugio de Srila Govinda Maharaj, celebraron la culminación del festival de un año con la ceremonia del Sri Vyasa Puja de Srila Guru Maharaj. Uno por uno, más de doscientos peregrinos del extranjero, llegaron y se unieron a los residentes del Sri Chaitanya Saraswat Math, así como también los visitantes de otras partes de la India. Asistieron en total cerca de quinientos huéspedes. Y al medio día, dos mil platos de prasadam fueron servidos.

 

Días antes del festival de Nabadwip Dham, y más tarde, durante la segunda parte del programa en Govardhan y Vrindavan, nos reunimos como siempre, temprano en la mañana y durante el atardecer, con Srila Govinda Maharaj. Él explicó diversos temas en glorificación de Srila Guru Maharaj y discutió acerca de una variedad de asuntos con nosotros. Uno de ellos fue de singular importancia, y su manifestación se realizó misteriosamente durante este año de la celebración del Centenario: la adquisición reciente de una propiedad contigua al Templo de Sri Sri Radha-Damodar, de Srila Jiva Goswami.

 

El templo de Radha-Damodar tiene una significancia especial para los seguidores de Sri Chaitanya Mahaprabhu. Allí se encuentra el Samadhi Mandir de Srila Rupa Goswami, el líder principal de la Sri Rupanuga Sampradaya. Uno puede ver también dentro del patio del templo, el Samadhi Mandir de Srila Jiva Goswami y el de Srila Krisna Das Kaviraj Goswami. Además el Templo de Sri Sri Radha-Damodar tien un significado especial para la gente occidental –a quienes generalmente se les llama mlechas, por sus prácticas caídas– ya que este es el lugar donde Srila A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupad se preparó y se propuso venir a nuestros países.

Srila Rupa Goswami y su hermano, Srila Sanatan Prabhu, mostraron ambos una humildad sin paralelo. Su súplica en favor de los caídos es tan fuerte, que inmediatamente captura todos los corazones. Por el bien del Lila Divino, fueron escogidos para mezclarse con los intocables –para favorecerlos con su asociación–. Srila Haridas Thakur, quien era tan querido al Señor, también jugó ese papel. Existe esta consideración en el descenso del Amor Divino. Y la magnanimidad del Señor se ve realzada cuando Su Misericordia desciende sobre aquellos que manifiestan los atributos más negativos. El Señor Nityananda Mismo mostró esta verdad. Esta disposición para los caídos no sólo estaba dirigida a la gente de India, sino a la de todo el mundo. En tiempos más recientes, las principales personalidades en la sucesión discipular de Srila Rupa Goswami han tenido predisposición por esta región del mundo. Srila Rupa Goswami mismo se refirió al Señor de esta manera: namo maha- vandanyaya Krisna-prema pradayate –Oh, la más magnánima de todas las encarnaciones, Tú has descendido (para favorecer a los caídos) y darles amor divino por Krisna–. Si no fuera por la naturaleza compasiva y el poder de estos grandes Acharyas, ¿cómo podríamos haber tenido una conexión con la vida y los preceptos de Sri Gauranga Mahaprabhu? Ellos dirigieron su atención al Occidente, de manera que pudiéramos recibir el regalo inconcebible que su Señor vino a dar.

Srila Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur dirigió su atención al Occidente. Él quería enviar a sus discípulos más allá del territorio de India. Él inspiró a Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupad para publicar literatura devocional en el idioma inglés. Antes que él, Srila Bhaktivinoda Thakur también quiso comunicar al mundo occidental los principios de la devoción tal como fueron enseñados por Sriman Mahaprabhu. Srila Prabhupad seleccionó el Templo de Sri Sri Radha-Damodar como su residencia, antes de su campaña de predica en el Occidente. Tomando la instrucción de su Gurudev como inspiración, y con las bendiciones de Sri Rupa, él se embarcó hacia la tierra de los caídos.

Las oraciones de Srila Prabhupada durante su viaje a través del mar, son bien conocidas a todos sus discípulos. Durante su travesía él escribió en su diario: «Hoy el barco está surcando muy suavemente, y me siento mejor. Pero estoy sintiendo separación de Sri Vrindavan y de mis Señorías Sri Govinda, Gopinatha, Radha-Damodar…»

En solamente doce cortos años, después de su partida de su morada en Radha-Damodar, él impresionó al mundo entero con su devoción y con el notable resultado de su prédica. Pero esa no fue toda la fortuna que tenía que recibir el Occidente. Srila Bhaktivendanta Swami Prabhupad nos dio el ingreso a la exaltada asociación de Srila Sridhar Maharaj, a quien consideró como su propio bienqueriente. La posición de Srila Guru Maharaj tiene un lugar de honor en nuestra Sampradaya. La cualidad de su contribución le confiere ese asiento. Él estableció su Math en esa área de Nabadwip, la cual es conocida como aparadha bhajan pat. La característica de este lugar es que aquí todas las ofensas son perdonadas. Estando caídos y tan necesitados, ¿cómo puede alguien no estar sino feliz de ser traído hasta este lugar? Hoy hemos visto como las glorias de esta misericordiosa morada y las de su Guardián se han extendido por todo el mundo.

Ahora, uno puede saber que Srila  Guru Maharaj nunca hubiera podido ser accesible a nosotros si no fuera por los tratos afectuosos de estas dos personalidades: Srila Prabhupad, quien nos salvó y nos introdujo a Srila Guru Maharaj, y Srila Bhakti Sundar Govinda Maharaj, quien suplicó a Srila Guru Maharaj para que consintiera en dar refugio a aquellos que fueron rescatados por Srila Prabhupad y quienes más tarde estuvieron desamparados. Este incidente se convirtió en otro afortunado acontecimiento para los devotos de todo el mundo. Sin duda estamos en una condición desventajosa de diversas maneras, al no conocer el lenguaje y la extensión total del conocimiento Védico, mas no podemos desconocer como la providencia nos da su gracia en diferentes formas.

Hoy día este pedazo de tierra se ha manifestado a través del deseo de Srila Govinda Maharaj. El quería una tierra donde los devotos pudieran quedarse en Vrindavan, y donde pudieran honrar el Prasadam del Señor, y ahora su deseo se ha cumplido. Él obtuvo esa tierra en el periodo auspicioso de la conjunción centenaria de Srila Sridhar Maharaj y Srila Prabhupad. Debido a que esa tierra tiene un valor significativo para los seguidores de Sriman Mahaprabhu, varios grupos trataron de adquirirla. Estos sabían que el agente de bienes raíces la había prometido a Maharaj, pero sin embargo la querían adquirir por ofrecerle a ese agente, cuatro, seis y diez veces más dinero que lo que originalmente Govinda Maharaj le ofreció. Govinda Maharaj nos dijo que su idea no fue adquirir esta tierra por poder o por dinero – sino por sanción divina–. Así que Maharaj esperó pacientemente, y la tierra vino a él, a pesar de las ofertas afanosas y extravagantes de los otros grupos. Él aceptó esto como las bendiciones que Srila Rupa Goswami y Srila Guru Maharaj derramaban sobre de él. Srila Govinda Maharaj pensó: «¿Cómo quiere Srila Jiva Goswami que sea usada esta propiedad?»

Yo quiero expresar dos ideas en relación a esta tierra: una es la disposición afectuosa paras los caídos, la cual fue iniciada cerca de este lugar. Cuando consideramos nuestras deficiencias y ego falso, nos desalentamos y perdemos la esperanza. Es sólo cuando volvemos nuestras caras en dirección al afecto compasivo cuando podemos tener una confianza en nuestra perspectiva futura. Esta magnanimidad es el fundamento donde se yergue el Gaura-lila; sin ella nuestras vidas irían en vano. Desde ese ángulo de visión, no necesitamos lamentarnos de nuestro bajo nacimiento ni de nuestras prácticas previas; esto nos ha permitido ser el blanco de la misericordia de los asociados del Señor. ¿Quién, consciente de esta estructura mortal, puede clamar poseer belleza? La bondad, el buen carácter, las cualidades virtuosas; se nos ha educado en considerar todos estos como  engañosos si no se ocupan en el servicio al Vaisnava. Algunas veces tenemos que concebir las cosas opuestas. ¡Sí! La descalificación, le damos la bienvenida si ella promueve eso que es nuestra esperanza: la gracia del representante del Señor Nityananda. Y lo segundo es, que el afecto original manifestado en esta tierra, ha traído de regreso y muy cerca de ella a los caídos, a través de la personalidad de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev Goswami Maharaj, quien les ha mostrado mucho afecto y paciencia. Srila Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur debe estar muy complacido con Srila Govinda Maharaj, debido a que está predicando en el Occidente, y también podemos decir, debido a que Srila Govinda Maharaj es su nieto, y por lo tanto debe tener el afecto de su abuelo.

Después de escuchar a Srila Govinda Maharaj describir todo esto, y después de visitar esa parcela de tierra en Vrindavan, es difícil no apreciar la relación significante de todos estos trascendentales eventos. Ahora, podemos tener una apreciación por la significancia de ambos; la de esta propiedad directamente adyacente al Templo de Sri Sri Radha-Damodar, y la del devoto servidor Guardián, a quien le ha sido otorgada.

¡Todas la glorias a Srila Govinda Maharaj, quien ha manifestado este lugar de adoración!

Comentarios