El Conocimiento Divino es la riqueza suprema.

Todas las Glorias a Sri Guru y Sri Gouranga

El Conocimiento Divino es la riqueza suprema.

Extracto del libro “El Tesoro escondido del Santo Dham, Nabadwip” capitulo 7, de Srila Bhaktivinod Takhur, paginas 37-41, el cual compartimos con todos ustedes para descargar gratuitamente en PDF

El titulo de la edición original del libro es: “Sri Nabadwip Dham Mahatmya” de Srila Bhaktivinod Takhur.

Primera Parte

Todas las glorias a Sri Gaurachandra! Todas las glorias a Nityananda! Todas las glorias a Advaita Acharyya, y todas las glorias a Sri Gadadhar Pandit. Todas las glorias a Srivas Thakur y a todos los devotos que están dedicados a los Pies de Loto de Sri Chaitanya Mahaprabhu. Todas las glorias a la tierra Sagrada de Nabadwip.

Yéndose de Visram Sthan, el grupo procedió a Suvarna Bihar. Ahí Nityananda Prabhu dijo, “Oh Jiva, este es un lugar maravilloso. Como el resto de Nabadwip, trasciende la existencia material. Hace mucho tiempo, durante Satya-yuga, el famoso Rey Suvarna Sen vivió aquí en Nabadwip. Por muchos años estuvo profundamente involucrado en los asuntos del estado y absorto en gobernar su reino. Aunque rápidamente se estaba haciendo viejo, no descansaría de sus labores. Su corazón estaba lleno de anhelo materialístico y siempre estaba pensando en cómo incrementar su riqueza.

“Un día, por alguna gran fortuna, el Rey Suvarna Sen fué visitado por Narad Muni. El Rey lo recibió generosamente y le ofreció una adoración opulenta. Narad Muni le concedió su misericordia instruyéndolo personalmente en las más elevadas verdades espirituales. El le dijo, ‘Oh Rey, inútilmente estás pasando tus días pensando únicamente en riquezas y ganancias. Debes saber que tu “riqueza” no tiene valor. El conocimiento divino es la riqueza suprema. Tan sólo por una vez considera esto profundamente: ni tu esposa, hijos, o amigos te pertenecen. En el momento de la muerte nadie posee nada. Cuando mueras y tus cenizas sean esparcidas en el río, te verás forzado a dejar atrás todo lo que haz reunido en tu casa. ¿Por qué mantener esperanzas falsas de felicidad en este mundo temporal? Un espejismo no puede saciar la sed de alguien. Si puedes decirme cómo puedo volverme feliz en este mundo sin sufrir ningún dolor, ciertamente me uniré contigo en tu búsqueda por la riqueza. Pero la promesa de la felicidad material es una mentira, mi querido Rey. Esta vida mortal es corta y raramente dura unos cien años. Sabe esto como esencial: debes de ir más allá de este mundo de ilusión al lugar donde no existe el dolor — únicamente felicidad.’”

Nityananda Prabhu continuó, “Sri Narad Muni dijo, “Así, el alma ignorante de las leyes de la acción y la reacción, es arrojada por las olas del océano oscuro de la muerte. Cuando ella piensa como escapar de sus dolores, trata de ejecutar los sacrificios ritualíscos de los Vedas para lograr un buen karmma. Algunas veces acepta el proceso óctuple de yoga o intenta la autorealización a través del conocimiento del Brahman. Algunas veces trata de liberarse con la ayuda de la razón. Sin embargo, ninguno de estos caminos logran el éxito, y permanece olvidadiza del tesoro dentro de su propio ser. Mientras continuamente vaga a través de este universo material, aquel que es afortunado logra la compañía de los santos y absorbe de ellos la fe (sraddha) en conciencia de Krsna. En la compañía de esos santos (sadhu-sanga) él adora y sirve a Sri Krsna (bhajan), abandonando sus malos hábitos anteriores (anartha-nivritti). Su devoción gradualmente se vuelve firme (nistha). Mientras él avanza más, desarrolla un gusto verdadero por el servicio al Señor (ruci), el cual se convierte en apego resuelto (asakti), madurando en afecto extático (bhava), y finalmente en amor divino (prema). Estos son los estados en el desarrollo de la devoción pura a Krsna. El escuchar, cantar, recordar, servir, adorar, postrarse, la servidumbre, la amistad, y la autorendición — son los nueve procesos de Bhakti, o dedicación a Dios. Aquel que ejecuta éstos en la asociación de los devotos obtiene Krsna-prema, amor divino. Oh Rey, tú eres muy afortunado, ya que eres residente de Nabadwip Dham. Por vivir en el tierra Sagrada haz comenzado tu buena fortuna, ya que aquí fácilmente puedes obtener la asociación de los santos. Mientras tu fe crezca en la compañía de los santos, y cantes el Santo Nombre y las maravillosas cualidades de Sri Krsna, el amor divino se despertará como el sol en tu corazón.

Y en Kali-yuga una riqueza incluso más grande será asequible aquí en Nabadwip. En ese momento, Sri Krsna junto con Sus asociados, descenderá y ejecutará Sus pasatiempos como Sri Chaitanya Mahaprabhu. Aquel que pronuncia el nombre de Sri Chaitanya rápidamente recibirá la misericordia de Krsna y alcanzará la morada divina de Vrindavan. Aquel que continua adorando a Krsna sin invocar la ayuda de Sri Chaitanya alacanzará a Krsna después de mucho tiempo. Pero el que toma el nombre de Sri Chaitanya rápidamente alcanza a Krsna, ya que el Santo Nombre de Chaitanya Mahaprabhu es tan misericordioso que no considera ofensas.

Nityananda Prabhu continuó Su narración: “Habiendo hablado así, Narad Muni se sobrecogió y empezó a gritar el nombre de Sri Chaitanya, danzando y cantando ‘Gauraharibol, Gauraharibol, Gauraharibol!’ El laúd musical de Sri Narad, su vina, también empezó a cantar, ‘Oh Gaurahari! ¿Cuándo llegará la bendita era de Kali-yuga?’

“Con esto, Narada se retiró, y el amor divino se despertó como el sol de la mañana dentro del corazón de Rey Suvarna Sen. Gritando el nombre de Chaitanya Mahaprabhu como un loco y rogando a los devotos amor por Dios, se liberó de todos los deseos materiales. Después, en un sueño, el Rey vió a Sri Gaura y a Gadadhar con Sus eternos asociados y devotos danzando en el patio. Rodeando a la forma dorada de Sri Chaitanya Mahaprabhu, las multitudes estaban gritando ‘Hare Krsna!’, mientras danzaban y se abrazaban uno al otro.

“Cuando despertó de su sueño, el Rey empezó a llorar en gran angustia de separación por Sri Chaitanya Mahaprabhu. Repentinamente, una voz divina proveniente de los cielos habló diciendo, ‘Oh Rey, cuando aparezca en la Tierra, estarás entre Mis asociados. Tu nombre será Buddhimanta Khan, y en ese momento obtendrás servicio en la Sagrada morada de Nabadwip Dham a los Pies de Loto de Sri Chaitanya Mahaprabhu.’ Escuchando la voz del cielo, el Rey Suvarna Sen se recuperó y empezó a adorar a Sri Chaitanya.”

Cuando Nityananda Prabhu terminó de narrar este pasatiempo acerca de Narad Muni y el Rey Suvarna Sen, Srivas Thakur, quien es la encarnación de Narad Muni, cayó inconsciente. Sobrecogido por gran éxtasis e intoxicado por el néctar del Santo Nombre de Sri Chaitanya, Srila Jiva Goswami también cayó al suelo inconsciente. Jiva Goswami empezó a gritar, “Oh Mahaprabhu! ¿Cuándo Te veré aquí? ¿Cuándo veré esa brillante joya de Sri Chaitanya?” En ese momento, el kirttan de Sri Chaitanya le fué revelado en todo su esplendor. Mientras sus ojos bebían el néctar de esa visión, Sri Chaitanya Mahaprabhu empezó a bailar, mientras Nityananda y Advaita empezaron a cantar las divinas cualidades del Señor en la gran asamblea de los devotos que se habían reunido ahí para cantar. Mientras los tambores y címbalos tocaban, el sonido crecía cada vez más dulce. Así, los pasatiempos de kirttan de Sri Chaitanya que habían tenido lugar ahí, eran recreados. El kirttan duró seis horas, y el éxtasis que producía es imposible de describir.

Comentarios