Desaparición de Tridaṇḍi Svāmī Śrīmad Bhakti Svarūpa Pārvata Mahārāja.

Del libro “Sermones del Guardián de la Devoción”, Volumen II, capítulo 7: Un día sagrado, por Śrīla Bhakti Rakṣak Sridhar Dev-Gosvāmī Mahārāja.

 Hoy es también el día de la desaparición de dos de nuestros hermanos espirituales mayores, discípulos sannyasis de nuestro Guru Mahārāja, Tridaṇḍi Svāmī Śrīmad Bhakti Viveka Bhāratī Mahārāja y Tridaṇḍi Svāmī Śrīmad Bhakti Svarūpa Pārvata Mahārāja. Ambos predicaron de manera extensa bajo la orden de Śrīla Prabhupāda. Śrī Bhāratī Mahārāja fue muy popular, su estilo de prédica era muy encantador y comprometido. Desde el comienzo apre­ciamos mucho su prédica.

Śrī Pārvata Mahārāja estuvo también entre los primeros discípulos de nues­tro Guru Mahārāja. Él nació en Svarūpa Gañja, al otro lado del Ganges desde aquí (Navadvīpa). Nació en la casa directamente próxima al Surabhi Kuñja, donde Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura vivió por algún tiempo. Durante su niñez, me contó, vio a Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura cantando el nombre. En la mañana temprano Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura solía cantar el Hare Kṛṣṇa mahā-mantra como si estuviera llamando a alguien desde lejos. A algo viviente, como un hombre llamando a otro. De esta forma, en una manera vívida, él llamaba a Kṛṣṇa. Él estaba en su vejez y su cuerpo era de alguna forma atacado por reumatismo. Había una silla de cemento construida allí. Él solía pasearse a su dulce voluntad y cuando se sentía fatigado se sentaba en esa silla. Esa silla está todavía allí hoy en día.

Así, a edad muy temprana, Śrīmad Pārvata Mahārāja vino ante Śrīla Prabhupāda y aceptó su refugio. Por un largo período, fue colocado como el portero del Bhakti Kutir, la entonces “oficina principal”, una pequeña casa de playa en Purī, de propiedad de Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura. Luego, cuando Prabhupāda empezó su vida de prédica, Pārvata Mahārāja llegó a ser un sannyasi. Durante la vida de Prabhupāda, predicó a través de toda Bengala y más allá también. Fundó un Maṭh en Orissa.

Recuerdo una vez, cuando yo era un recién llegado al Mah, que estaba diciéndole a un caballero acerca de cómo predicó en el lado oriental de Bengala. En ese lugar algunas personas lo desafiaron:

– ¿Por qué has venido a predicar aquí? ¿No sabes que muy cerca, sobre la ribera del río, hay un siddha-mahātmā? Él ha alcanzado la perfección de su vida. ¿Lo has visto?

– Yo he visto muchos siddhas, como aloo-siddhas, etc. -contestó él.

Siddha puede significar “alma perfecta” pero otro significado de siddha es “cocido”. Así, él estaba diciendo: “He visto muchos siddhas, muchas cosas cocidas: Papas cocidas, coles cocidas, etc. Ya tenemos muchas cosas coci­das”.

Ellos dijeron:

– ¿Qué estás diciendo? Tú lo estás insultando -dijeron

Pero él contestó:

– Esto no es un insulto. Aquellos que están satisfechos de todos estos siddhas, ellos nada saben. Lo que Mahāprabhu nos ha traído es lo más elevado. Todas las otras propuestas son basura y cosas sucias. He venido de donde un gran mahatma para llevarlos hacia el objetivo más elevado, el súmmum bonum de la vida, acepten a Mahāprabhu y al Bhāgavatam. Nosotros odia­mos todos esos “siddha” impostores que están engañando a la gente en nombre de la religión”.

Tan grande era la prédica del Śrī Gauīya Mah en aquellos días.

Con lo mejor de mi capacidad, he tratado de presentar excelentemente a ustedes mi humilde conocimiento acerca de estos mahātmās y oro para que puedan ser propiciados y nos otorguen su favor. Con esta oración termino aquí:

vāñchā-kalpa-tarubhyaś ca kpā-sindhubhya eva ca,
patitānāṁ pāvanebhyo vaiṣṇavebhyo namo namaḥ

‘Śrīla Pārvata Mahārāja en Su Morada.’

Śrīla Bhakti Rakak Śrīdhar Dev-Goswāmī Mahārāj relata las glorias de su adorable hermano espiritual justo después de su partida.

(Traducido del editorial en bengalí, publicado en Śrī Gauīya Darśan, Volumen 2, Número 8, 11 de marzo 1957.)

Śrīla Bhakti Svarūpa Pārvata Mahārāja, uno de los Āchāryas  itinerantes dedicados a cumplir los deseos sinceros del supremamente adorable Jagad-guru Śrīla Bhakti Siddhānta Sarasvatī Gosvāmī Prabhupāda, ha dejado a los terrenos del sacrificio más queridos por él -el Sakīrtan prescrito por Śrī Gaurāṅga-, pasando así a su morada. Cuando la noticia del descubrimiento de su pasatiempo de desaparición fue anunciado por todas partes, tan rápido como un rayo, la Gauḍīya Vaiṣṇava sampradāya inició y dedicó un Sakīrtan puro, ahora privada de la asociación de su bienqueriente y amigo genuino, se vio inmersa en un océano de profunda separación. La divina y tranquila forma de Pūjyapād Pārvata, de un entusiasmo indomable por predicar la verdad real, un ideal brillante de dedicarse completamente a la vida espiritual, y su comportamiento afectuoso y sincero están surgiendo constantemente en las cuevas de nuestros corazones, y en todos los sentidos, causándonos dolor [recordando sus cualidades en separación, somos golpeados por tristeza]. Cada vez que los Gauīyas Vaiṣṇavas veían el siempre nuevo entusiasmo de Sripad Pārvata Mahārāja y sus esfuerzos incansables para predicar el mensaje revolucionario del Maestro de todas las almas, Śrī Gaurasundar, ellos se asombrarían.

A menos de dos kilómetros al sur del extremo meridional del lugar de la aparición de Śrīman Mahāprabhu -el Avatār y Salvador en Kali-yuga, en la orilla del río Sarasvatī, en la porción occidental del Surabhi-kuñja, dentro de Godrumadvīpa, el cual no es diferente de Nanda Grām, Pārvata Mahārāja apareció. En su adolescencia, Pārvata Mahārāja tuvo la oportunidad de asociarse con Śrīla Sachchidānanda Bhakti Vinod Ṭhākur -el eterno asociado de Sri Gauranga Mahaprabhu, quien estableció la práctica de la devoción pura en la era moderna, y Śrīla Gaura Kiśor Das Bābājī, la joya de la corona de renunciantes (avadhūtas). Cuando estas grandes almas saborearon juntos diariamente el rasa del Śrīmad-Bhāgavatam, Pārvata Mahārāja escuchó los principios de devoción supramundana (aprākta bhakti-siddhānta) fluyendo de sus santas bocas,  se dio cuenta de que el único deber en la vida humana -tomando refugio en los pies de loto del Señor- es la bondad verdadera. Decidió que era mejor renunciar a una casa llena de personas con corazones constantemente ansiosos que dependen sólo de aquello que es impermanente -una casa que se asemeja a un inauspicioso bien oscuro-, y en el comienzo mismo de su juventud, él cortó la dificultad para escapar de las  cuerdas de afecto por la esposa y los hijos, y se rindió a los pies de Jagad-guru Śrīmad Bhakti Siddhānta Gosvāmī Prabhupāda.

En su vida de casado, él era conocido por el nombre Haripada Dās. Al ser iniciado de acuerdo con el sistema de pāñcharātrik, Śrī Haripada Dās fue conocido como Śrī Haripada Bhaṭṭa Deśika, y después de aceptar tridaṇḍa-sannyās de Śrī Gurudev, recibió el nombre Śrīmad Bhakti Svarūpa Pārvata Mahārāja. Realizó una gira por todo el mundo a lo largo de la santa tierra de Bhārata, desde los océanos hasta el Himalaya -y se dedicó a predicar el mensaje del Bhāgavata-dharma tal como fue predicado por Śrī Gaurasundar. Muchas almas muy afortunadas oyeron la glorificación del Señor (Hari-kirtan) de su santa boca y alcanzaron buena y eterna fortuna. ¿Cómo puede alguien como yo ser capaz de glorificar las innumerables cualidades de Śrīpād  Pārvata Mahārāja?

yasyāsti bhaktir bhagavaty akiñchanā
sarvair guais tatra samāsate surā
harāv abhaktasya kuto mahad-guā
manorathenāsati dhāvato bahi

“Todos los dioses, con todas las buenas cualidades, residen en los cuerpos de aquellos que han alcanzado la dedicación desinteresada. Los no devotos, montando el carro de la mente, siempre deambulan en busca de fines ilusorios; ¿dónde están las buenas cualidades de esas personas? [No tienen nada.] “

Todos los brahmachārīs que participaban en el trabajo de predica bajo la dirección de Pārvata Mahārāja eran incapaces de tolerar el trabajo duro y la austeridad que él hizo. Él alegremente viajaba a pie a todas las zonas de difícil alcance y que a otros predicadores sannyāsī no les gustaba ir; allí había de glorificar al Señor en la puerta de un alma a otra, y regocijándose. Se vio que en varias  ocasiones corrió riesgo su vida en las regiones montañosas de Odisha -llenas de tigres, osos y otros animales salvajes- por pasar allí más tiempo, dedicado al trabajo de predica. A través de su trabajo extremadamente duro, obtuvo la tierra y el apoyo en la ciudad de Udala, construyó un gran edificio en medio de un bello entorno, y estableció el Śrī Vārṣabhānavī Dayita Gauḍīya Maṭh. Allí, muchas almas afortunadas tuvieron la extraordinaria oportunidad de escuchar glorificaciones al Señor (Hari-kīrtan), y ver a las Deidades: Śrī Śrī Gaura Gadādhara and Śrī Śrī Lalita-Gāndharvikā Giridhārī.

El 22 de Māgh [05 de febrero 1957], el día de la aparición de Śrī Viṣṇu Priya Devi, Pārvata Mahārāja retiró sus pasatiempos [de este mundo], y el 1° de Phālguna [12 de febrero 1957], a través de los esfuerzos de los ghasthas, vānaprasthas, brahmachārīs, y sannyāsīs él bendijo, así como sus hermanos espirituales; había un gran festival por la separación (viraha Mahāmahotsav), y distribución de prasādam a miles de personas en el lugar de su samadhi en medio de sakīrtana puro.

A la vista de cientos y cientos de problemas, obstáculos, insultos y abusos,  Śrīpād Pārvata Mahārāja nunca vaciló ni un ápice en el cumplimiento de su promesa de satisfacer los deseos sinceros de Śrī Hari, Guru, y vaiṣṇava, a través del sacrificio del Kīrtan establecido por Śrī Gaura; por otra parte, él mostró entusiasmo ilimitado y estableció un precedente ideal. Los caballeros y damas que asistieron a la gran fiesta [en honor a su desaparición], discutieron cómo ellos podrían cumplir los deseos de su corazón que no hayan sido satisfechos.

Durante los últimos seis años, Śrīpād Pārvata Mahārāja mostró los pasatiempos extraordinarios al mundo: aunque en un estado de reposo en cama y silencioso por el reumatismo, él se ha comprometido seriamente consigo mismo en el servicio del Señor. Como el supremamente adorable Śrīmad Bhakti Siddhānta Sarasvatī Goswāmī Prabhupāda ignoró a los llamados vaiṣṇavas que se dedican a la pseudo-devoción, por lo que Pārvata Mahārāja, siguiéndole, residía lejos de la asociación de personas engañadoras que vestían el atuendo de vaiṣṇavas, cuando de diversas maneras él no podía corregirlos. Debido a que él estaba profundamente versado en la teología (siddhānta), el engaño y la astucia de los pseudo-devotos nunca le pudieron cautivar; optó por asociarse sólo con vaiṣṇavas puros y mostró gran entusiasmo en predicar al público sobre el engaño de los no devotos. En su vida vemos el ideal de emplear toda la energía propia, riqueza, inteligencia y palabras al someter la maldad y difundir el amor divino. No hay duda de que los que se inspiran en su vida ejemplar de devoción y de comprometer su cuerpo, palabras, y la riqueza en el cumplimiento de los deseos sinceros de Sri Guru y los vaiṣṇavas, será capaz de alcanzar la mayor fortuna del alma.

Comentarios