Desaparición de Śrīla Narottama Dāsa Ṭhākura.

En Glorificación de Srila Narottam das Thakur, por Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaja, del libro: “Guía Afectuosa”, Capítulo Diecisiete, por Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Gosvāmī Mahārāja.

Hoy es el día de la desaparición de Śrīla Narottama Ṭhākur, así que me gustaría decir unas pocas palabras para glorificarlo. Antes de Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākur, la mayor parte de las canciones vaiṣṇavas vienen de Śrīla Narottama Ṭhākura. ‘Sri Guru charana-padma, kevala-bhakati-sadma,’ todos ustedes la conocen. Esta es del Prema-bhakti Candrikā, y del Prārthanā de Narottama, aunque él escribió muchas hermosas canciones de devoción, Narottama dāsa Ṭhākura no era sólo un compositor, además fue un gran paṇḍita y más que eso, era un devoto de Śrī Caitanyadeva.

Cuando Mahāprabhu viajó a Rāmakeli, en el camino tuvo que cruzar el Río Padmā. Cuando estaba en las orillas del río empezó a llamar, “¡Narottama, Narottama, Narottama!” En ese momento los devotos no pudieron entender el significado, pero más tarde se reveló que en esa parte de Bengala aparecería un gran devoto, y su nombre sería ‘Narottama.’ Śrīman Mahāprabhu había dejado un gran tesoro para Narottama almacenado en las aguas del Padmā Devī, el Kṛṣṇa-prema.

Después de muchos años, Narottama dāsa Ṭhākur apareció en el pueblo de esa zona, conocida como Kheturi. Él era un príncipe, el único hijo de Rāja Kṛṣṇānanda Datta y Rāṇī Nārāyaṇī Devī.

Narottama estaba iluminado, incluso desde su temprana infancia. Un día tuvo un sueño en el que Nityānanda Prabhu le dio instrucciones: “Ve al río Padmā y báñate allí porque Mahāprabhu te ha dejado un regalo dentro de las aguas, Kṛṣṇa-Prema.”

Narottama inmediatamente despertó y fue al río y entró en el agua. Durante el baño experimentó la forma divina de Mahāprabhu abrazándolo y Kṛṣṇa-Prema entró en su ser. Él se transformó y al igual que Mahaprabhu mismo, comenzó a llorar, bailando, riendo y cantando constantemente los nombres de Krishna y de repente apareció en su cuerpo āṣṭa-sāttvikabhāva (los ocho síntomas de éxtasis de amor a Kṛṣṇa).

Al regresar a casa la madre de Narottama comenzó a preguntarle: “¡Oh, mi hijo! ¿Qué te sucedió? ¿Por qué lloras y te comportas de esta manera tan peculiar? Por favor, dime si te puedo ayudar de alguna manera, estoy dispuesta a hacer cualquier cosa. Incluso estoy dispuesta a dar mi vida si eso te ayuda. Dime qué puedo hacer.”

Narottama respondió: “Madre, anoche fui al Río Padmā, inspirado por un sueño, y ahí alguien, que creo era Caitanya Mahāprabhu, me abrazó y entró en mi corazón. Ahora siento una gran tristeza y separación de Mahāprabhu y de Kṛṣṇa Candra, y eso es lo que me hace llorar. Si Usted desea mostrar su bondad para conmigo, por favor, deme permiso para ir a Vṛndāvana donde buscaré a Mahāprabhu.”

Después de escuchar la petición de Narottama, su padre comenzó a preocuparse, temiendo que su hijo iba a salir de su casa, y por lo tanto, al igual que el padre de Raghunātha Dāsa Gosvāmī, arregló algunos guardias para vigilar a Narottama.

Narottama permaneció en la casa cantando, bailando y escribiendo canciones devocionales y siempre manifestando los ocho síntomas de éxtasis divino. Narottama estaba inquieto, siempre llorando por Mahāprabhu y por Kṛṣṇa. Desde el día en que se bañó en el río, su cuerpo había cambiado, su tez oscura se había vuelto del mismo color del oro de Mahāprabhu. El color de Rādhārāṇī había entrado en su cuerpo y todo el mundo se sorprendió mucho diciendo: “Sí, es cierto, Narottama ha recibido de Mahāprabhu Kṛṣṇa-Prema, y Mahāprabhu está realmente vivo en su corazón.” Todo el mundo le ofrecía respeto, pero su padre estaba cada vez más preocupado.

Un día, cuando su padre había viajado lejos para pagar impuestos en nombre del Estado, entonces, Narottama se acercó a su madre llorando con gran angustia y nuevamente le pidió, “Madre, por favor deme su permiso, tengo que ir a buscar a los asociados de Caitanya Mahāprabhu que viven en Vṛndāvana. Es la orden de Nityānanda Prabhu, así que por favor haga los arreglos para que me vaya.” La madre de Narottama hizo los arreglos, y Narottama salió de su casa en secreto y se fue a Vṛndāvana.

Narottama había tenido muchos sueños en los que Mahāprabhu le dio instrucciones de ir a Vṛndāvana y refugiarse en los pies de loto de Su devoto confidencial Śrīla Lokanātha Dāsa Gosvāmī, quien le daría dīkā. También le dijo a Narottama que encontrara a Śrīla Rūpa Gosvāmī, Śrīla Sanātana Gosvāmī y Śrīla Jīva Gosvāmī para que se mantuviera en su santa asociación.

Después de llegar a Vṛndāvana, Narottama se enteró de que Rūpa y Sanātana ya habían dejado el mundo, pero ahí encontró a Srila Jiva Goswami, Śrīla Lokanātha Dāsa Gosvāmī, Śrīla Kṛṣṇa Dāsa Kavirāja Gosvāmī y muchos otros grandes Vaiṣṇavas que le dieron su compañía. Narottama se convirtió en el estudiante de Jīva Gosvāmī y le pidió a Lokanātha Gosvāmī que le diera dīkā. Lokanātha se negó.

Lokanātha Gosvāmī había decidido no aceptar ningún discípulo y se mantenía en una forma muy austera en Vṛndāvana, viviendo bajo un árbol diferente cada noche. Narottama sintió una gran tristeza al ser rechazado por Śrīla Lokanātha, y le dijo: “Solamente puedo tomar iniciación de Usted, Śrīman Mahāprabhu me ha dicho que Usted me daría dīkā, por lo tanto, voy a esperar hasta entonces.”

Narottama trataba de servir a su Guru, pero el Gosvāmī no permitía que nadie le sirviera. Narottama pensó: “Si él ni siquiera permanece bajo el mismo árbol por más de una noche, entonces ¿qué tipo de servicio puedo hacer para él?”

Después de un tiempo, Narottama se dio cuenta de que Śrīla Lokanātha Prabhu siempre iba al mismo lugar para defecar y comenzó a pensar que, aunque Lokanātha se había negado por más de dos años a darle algún servicio, si podía por lo menos limpiar todos los días ese lugar, y al fin tendría algún servicio. Narottama estaba fijó en su resolución de tomar dīkā de Śrīla Lokanātha Gosvāmī, ya que ésta era la orden de Mahāprabhu.

Muy pronto Lokanātha Gosvāmī comenzó a notar: “Vengo aquí todos los días para evacuar y parece que alguien está limpiando este lugar. ¿Quién puede estar haciendo esto?”. Así que una noche desde un lugar escondido Lokanātha vio que Narottama venía a media noche y muy feliz limpiaba ese lugar. Lokanātha sabía que Narottama era el hijo del famoso rey Kṛṣṇananda Datta.

Él estaba atónito y confrontó a Narottama: “¿Por qué si eres un príncipe de gran nobleza vienes cada noche y limpias este lugar sucio?” Y Narottama respondió: “Prabhu, necesito su misericordia. Sin su misericordia, no puedo vivir. Su voto es de no aceptar ningún discípulo, pero por la orden de Śrīman Mahāprabhu, mi voto es que debo tener su conexión. Yo no sé cuándo va a darme su misericordia, pero tiene que aceptarme como su discípulo.”

Entonces, después de dieciocho veces de negarse, finalmente Śrīla Lokanātha Dāsa Gosvāmī tomó a Narottama y le dio dīkā. Narottama recibió instrucción de Śrīla Jīva Gosvāmī, Śrīla Kavirāja Gosvāmī y de muchos otros Gosvāmīs que estaban allí en Vṛndāvana. Él era un gran paṇḍita y todos los devotos encabezados por Śrīla Jīva, reconociendo su cualificación, le otorgaron el título de ‘Ṭhākura.’

Śyāmānanda y Śrīnivāsa fueron allegados y compañeros de Narottama Ṭhākur. De la inspiración de Śrīla Jīva Gosvāmī y otros Vaiṣṇavas, estos tres grandes devotos fueron enviados a Bengala para que siguieran la prédica de Mahāprabhu. Los Vaiṣṇavas bengalíes estaban muy ansiosos por leer los escritos de Śrī Rūpa, Sanātana, Raghunātha, Kṛṣṇa Dāsa Kavirāja, Lokanātha Gosvāmī, Gopāla Bhaṭṭa Gosvāmī, Prabodhānanda Sarasvatī y otros Gosvāmīs, de modo que Narottama, Śyāmānanda y Śrīnivāsa viajaron desde Vṛndāvana hacia Bengala, con muchas copias de grandes libros.

Finalmente llegaron a Viṣṇupura en el barrio de Birbhum, Bengala. El rey de esta región fue Rāja Bīr Hambīr, pero él era un dacoit (bandido) y participó en muchos robos en la zona. El rey tenía un astrólogo brāhmaa y de acuerdo con los cálculos de los astrólogos él sabía dónde y cuándo llevar a cabo su siguiente robo. El astrólogo informó al rey que en una determinada ruta pasarían unos carros tirados por bueyes, llevando muchas joyas preciosas, por lo que el rey envió a sus jubilosos bandidos a que robaran a la caravana.

Mientras Narottama y los Vaiṣṇavas dormían, los dacoits del Rey robaron los cofres que contenían los libros de los Gosvāmīs. Después de mucha búsqueda, Narottama, Śrīnivāsa y Śyāmānanda con gran tristeza no pudieron encontrar los libros. Śrīnivāsa pidió a Narottama que regresara a Kheturi Grām, y Śyāmānanda se fue a Midnapore donde comenzó a predicar. Śrīnivāsa Ācārya decidió quedarse y tratar de encontrar los libros robados.

Śrīnivāsa oyó que esa noche en la asamblea de Rāja Bīr Hambīr, un gran paṇḍita daría una exposición del Śrīmad-Bhāgavatam. El brāhmaa en cuya casa se alojaba Śrīnivāsa, invitó a éste para que lo acompañara a la reunión. Śrīnivāsa aceptó. Después de escuchar del paṇḍita la explicación del Bhāgavatam, Śrīnivāsa se dirigió a Rāja Bīr Hambīr, diciendo: “El Śrīmad-Bhāgavatam no es una obra de niños. Este conocimiento trascendental descendió a esta tierra para nuestro súper beneficio y la explicación dada por este hombre es intolerable, es obvio que no sabe nada del significado del Śrīmad-Bhāgavatam.” Rāja Bīr Hambīr estuvo grandemente sorprendido con la exclamación de Śrīnivāsa, y le preguntó: “Entonces, ¿Puede Usted explicar el Bhāgavatam?”; “Sí puedo”, contestó Śrīnivāsa y tomó asiento en el vyāsāsana; habló durante varias horas. Todos los que lo escucharon se conmovieron mucho y, todos ellos, incluyendo al Rey, se refugiaron en sus pies de loto. El rey se acercó humildemente a Śrīnivāsa: “Prabhu, Usted es un gran Vaiṣṇava, por favor, dígame, ¿Qué tipo de servicio puedo hacer por Usted?, ¿De dónde viene?, ¿Qué tan lejos ha viajado?” Śrīnivāsa Ācārya le dijo: “He venido desde Vṛndāvana trayendo cajas de libros escritos por los Gosvāmīs, pero ahora están perdidos, robados por no sé quién, por lo que me he quedo aquí para buscarlos.” Con la cabeza inclinada Rāja Bīr Hambīr anunció: “Yo soy el culpable, yo tengo esos libros en mi casa, y todos los días los he estado adorando. Mi astrólogo me dijo que sus cálculos eran verdaderos y que los libros eran en realidad joyas que estaban en forma de libros, es por eso que cada día les he estado ofreciendo pujā.” Y el rey llevó a Śrīnivāsa al lugar donde estaban los libros. La noticia fue enviada a Narottama y a Śyāmānanda, y en gran júbilo Narottama Ṭhākura organizó un gran festival.

Así como Narottama, Śyāmānanda, Śrīnivāsa y otros destacados Vaiṣṇavas, Madre Jāhnavā Devī, la śakti de Śrī Nityānanda, también llegó allí a Kheturi Grām para asistir al festival. Después de adorar correctamente a Jāhnavī Devī, Narottama Ṭhākur instaló seis deidades en diferentes templos: Śrī Kṛṣṇa, Vallavī-Kānta, Vraj-Mohan, Rādhā-Kānta, Rādhā-Rāmaṇ y Gaurāṅga. Se hicieron arreglos para una pujā elaborada, incluyendo un festival de un mes de duración con Hari-kīrtan. Y todos los días en los kīrtans de Narottama, aquellos que fueron afortunados vieron allí bailando a Nityānanda y a Mahāprabhu, tal era la devoción de Narottama. Quienes lo conocieron consideran que fue la encarnación de Nityānanda y Mahāprabhu combinados.

Aunque Lokanātha Gosvāmī sólo tenía un discípulo, Narottama dio Kṛṣṇa-Prema a todo el mundo, y al igual que Nityānanda Prabhu, él no consideraba quién era apropiado y quién no. Quien quiera que deseare Kṛṣṇa-Prema, entonces Narottama se lo otorgaba. Este poder especial le fue conferido por la gracia de Mahāprabhu, Nityānanda y Lokanātha Gosvāmī el Gurudev de Narottama.

Narottama dāsa Ṭhākura nació en la comunidad Kāyastha, y causó una gran controversia al aceptar discípulos que eran de la casta brāhmaa. La sección brāhmaa estaba muy enojada con Él e intentaron derrotarlo varias veces en debate, pero el único resultado fue que más brāhmaas se estaban volviendo sus discípulos. Los brāhmaas no estaban muy contentos, y cuando en sus últimos años Narottama manifestó muchas enfermedades, los brāhmaas declararon que este fue el resultado de Narottama por violar las disposiciones de las Escrituras, aceptando discípulos de una casta más alta que la suya. Poco a poco la condición de Narottama empeoró y finalmente murió. Los brāhmaas se llenaron de júbilo y comenzaron a celebrar la muerte de Narottama como prueba de Sus ofensas a Su comunidad.  Los discípulos de Narottama estaban con el corazón roto y oraron ante el cuerpo de su Gurudev: “¡Oh Prabhu! Usted ha demostrado Su līlā de Su muerte de esta manera y los brāhmaas están cometiendo ofensa a Sus pies de loto porque no entienden. Señor, ¿Qué haremos ahora? Sin duda, toda la prédica se arruinará si Usted muestra este tipo de līlā a la hora de la muerte. Por favor, muestre Su misericordia a estos brāhmaas mal guiados.” De repente Narottama regresó a su cuerpo y se sentó, y al ver este milagro, la oposición se rindió a sus pies de loto. Algunos meses más tarde, Narottama exhibía síntomas intensos de separación de Rādhā y Kṛṣṇa y de nuevo dejó este mundo. Su cuerpo se convirtió en leche y se fusionó con las aguas del sagrado Río Ganges. De esta manera Narottama Dāsa Ṭhākur predicó la conciencia de Kṛṣṇa y de él está llegando la línea preceptorial a Viśvanātha Cakravartī. Narottama escribió muchas canciones de devoción, y el Prema-bhakti-Candrikā es muy famoso en el mundo entre los Gaudiya Vaiṣṇavas.

Hoy es el día de Su santa desaparición y oramos para que nos otorgue Su gracia a todos nosotros.

Comentarios