Cómo encontrar tu Guru

148690_170080416348523_4291064_n

Śrīla Bhakti Rakṣak Śrīdhar Dev-Goswāmī Mahārāj explica cómo buscar de la manera apropiada.

Pregunta: Mahārāj, siendo un devoto neófito, me pregunto, ¿cuáles deben ser las respuestas en nuestra mente y corazón para saber quién es nuestro Guru?

Śrīla Śrīdhar Mahārāj: Lo primero es śravaṇ-daśā: asistir a los discursos y escuchar los consejos y las instrucciones de muchos Gurus probables, y luego que termines eso, llegarás a una conclusión mediante la sugerencia de tu conciencia espiritual interna: ¿en quién encuentras las instrucciones y las impresiones que satisfacen la demanda más íntima de tu corazón?

Entonces, tendrás que elegir de allí. Tendrás que decidir que esas profundas, esas amplias, esas dulces e instructivas olas provienen de un lugar particular, y que eso va a ser saludable para ti. En general, tienes que indagar en la Escritura (śāstra), que dan los mahājans, cuál debe ser la cualificación de un Guru y cuál debe ser la cualificación de un discípulo. Con la actitud apropiada y guiado por la Escritura (śāstra), te acercarás al Guru cuya posición es incuestionable.

Tienes que consultar la Escritura, śāstra, que contiene las opiniones de incuestionables Maestros Espirituales, de personas espirituales, consultar contigo mismo, y luego acercarte a las personas de las cuales puede obtenerse una vida espiritual normal. Tienes que acercarte a ellos personalmente, una tras otro, a todos los posibles instructores, y luego tienes que decidir a quién selecciona —como tu guía eterno—, tu aprobación interna y tu tendencia a aceptar, quién atrae más los profundos sentimientos de tu corazón y satisface la más profunda sinceridad de tu corazón. Entonces, aceptarás tu guía.

Supóngase que deseas visitar un lugar como África. Hay muchísimos guías, y tendrás que familiarizarte con ellos y luego decidir quién será el guía más seguro para llevarte y mostrarte ese lugar.

Te estoy sugiriendo un consejo necesario, de mi propia experiencia, pero finalmente tú serás el juez que elija tu guía. En consulta con la Escritura (śāstra) y la persona santa (sādhu), y luego con tu acercamiento personal, eligirás a ese cuya asociación toca lo más profundo de tu ser. Finalmente tú tienes que decidir. La elección debe provenir de ti de esa manera. Eso será seguro.

Pregunta: Mahārāj, ¿es posible pasar demasiado tiempo buscando un Guru?

Śrīla Śrīdhar Mahārāj: En tanto tú no estés satisfecho, mientras no sientas el máximo de satisfacción, no debes entregarte en cualquier parte. Debes tomarte un tiempo. A la vez, debes ser serio, y debes tratar de hacerlo tan pronto como sea posible pues la vida humana no es una cosa permanente; es vulnerable y en cualquier momento podemos perderla.

Debes ser serio y al mismo tiempo abordar todas las posibles fuentes y estar convencido. Debes ponerte en contacto directo con ellos, personalmente o incluso mediante sus escritos. De cualquier manera, tienes que examinarlos para tener una prueba de sus instrucciones, y luego tienes que seleccionar ese que sea más conveniente para ti, en el que tú puedes confiar más y sentir: «Debo arrojarme aquí, cualquiera que sea mi futuro».

Con esta idea, tienes que arrojarte a los pies de ese gran mahājan. Pero antes de finalmente arrojarte, de finalmente entregarte, trata lo mejor posible de estar seguro. El desastre más indeseable es tener que abandonar a nuestro Guru; es la mayor maldición en nuestra vida el tener que separarnos del Guru que elegimos, de modo que debemos tratar lo mejor posible para no llegar a ver ese desastre. Siempre ora al Señor, a lo trascendental: «Por favor, ayúdame a seleccionar a mi guía; por favor, envía a mi guía». Ese será el humor de tu oración a lo alto, al Todopoderoso omnisciente: «Por favor, envía a mi guía; por favor, muéstrame a mi guía».

Por supuesto, no es posible para el discípulo conocer al Guru, pero con esta clase de humor al orar tú examinarás tanto como sea posible. Nosotros también hicimos eso; yo deambulé y deambulé por aquí y por allá y traté lo mejor posible dentro de mi jurisdicción, pero no me sentí satisfecho. Luego, finalmente, cuando me sentí completamente satisfecho, me arrojé allí. Por más de cinco o seis años, corrí de aquí para allá en diversas direcciones buscando un Guru. Al fin, después de seis años, en el séptimo año, llegué a aceptar a mi Guru.

Más o menos, todos ustedes están atraídos hacia Swāmī Mahārāj, de modo que su línea general será tratar con los Āchāryas que él señaló. Pero yo no digo que finalizarán con ellos; si algo les llega de alguna otra sección más allá de eso, entonces, ustedes también lo intentarán.

De una u otra manera, por entrar en contacto con sus instrucciones, consejos y discursos o cualquiera de sus libros, tendrás que escoger dónde encuentras el hilo de la futura unión: el mismo sabor, el mismo gusto, la misma aspiración, el mismo acorde que generará armonía con el acorde que se encuentra dentro de tu corazón.

Tan rápido como sea posible esto es necesario, pero, al mismo tiempo esto debe ser considerado, no imprudentemente o sin sinceridad. Una búsqueda sincera, prudente, con seriedad; esto es lo que tienes que hacer. Así como en el matrimonio conforme a la norma hindú: una vez casado, no es posible una separación. Elegido de por vida; no existe un sistema de divorcio.

Fuente: De una plática del 2 de enero de 1982.

(Publicado en «Gaudiya Darshan» por Sripad B. K. Tyagi Maharaj en la página del SCSMath).

Comentarios