Al levantarse en la mañana

155311_495338007151504_2052233340_n-401x350

Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswāmī Mahārāj revela su meditación personal cuando se levanta cada mañana.

En Kolkata, tengo un pequeño altar donde con fotos mantengo un recuerdo de Srila Śrīla Guru Mahārāj, un recuerdo de Śrīla Prabhupād, un recuerdo de Girirāj, etc. Todos los días les ofrezco un incienso, y cada mañana cuando me despierto, a solas, lo primero es que miro sus caras, y les oro a ellos con un mantram. A Guru Mahārāj le oro: om ajñāna-timirāndhasya. Luego, doy mi daṇḍavat a mis parientes y hermanos espirituales. Después, ofrezco mi daṇḍavat a Nṛsiṁhadev, luego a Girirāj, luego a nuestras Deidades del Maṭh, etc. También a Hanumānjī. Hanumānjī es quien mejor nos protege de toda cosa tonta. Él mismo es un brahmachārī. Es un súper devoto del Señor Rāmachandra y siempre es misericordioso con los devotos de Kṛṣṇa.

Aquí, no tengo ese altar, pero cuando medito, entonces todo aparece muy claramente frente a mí. En dondequiera que me encuentre, todo aparece muy claramente frente a mí, y les ofrezco mi daṇḍavat a ellos, como si estuviera en Kolkata o Nabadwīp —especialmente en Kolkata, donde tengo ese altar—. Cuando doy mi daṇḍavat, veo allí a todos presentes en la misma posición.

Si podemos seguir este proceso cada día, dondequiera que estemos, entonces recibiremos alguna inspiración y buenos sentimientos, los cuales podemos mantener en nuestro corazón y vivir con ellos durante todo nuestro día. Les estoy hablando acerca de mis sentimientos. Traten de recordar esto, recuerden la asociación de los Vaiṣṇavas, recuerden a Guru Mahārāj y recuerden toda su parafernalia. Si por unos cuantos días pueden hacer una práctica como esta al empezar su día, entonces eso surgirá naturalmente en todos ustedes, y pienso que se sentirán mucho mejor.

Es cierto que nos estamos ocupando en nuestras tareas diarias, pero antes de eso, si tratamos de meditar en nuestra situación con amor y afecto, si tratamos de meditar en nuestro Gurudev, en Kṛṣṇa y en todos, entonces, recibiremos muchísima fuerza e iluminación de parte de ellos, y ellos nos salvarán. Si nuestro día empieza así, ellos vivirán en nuestro recuerdo durante todo el día. Podemos hacer cualquier cosa, en cualquier parte, en bien de nuestra manutención o por algún deber, pero siempre mantendremos en nuestra memoria a nuestro protector y a nuestro amo. Entonces, los días serán más sencillos para nosotros.

Cuando estamos cantando, en ese momento nuestra única oración a Śrī Śrī Rādhā-Kṛṣṇa es: «Por favor, revélense en mi corazón». Y Ellos se revelarán. Sus Pasatiempos son muy dulces. Esto depende en la persona, sin duda, todo depende de la persona, y la cualidad y la cualificación vendrán a través de nuestro humor de entrega. Qué tanto estemos entregados, ese va a ser el tipo de beneficio que obtendrá nuestra mente.

Fuente: De una plática en Italia, en septiembre de 1999, durante la 14a. Gira Mundial de Su Divina Gracia.

(Publicado en «Gaudiya Darshan» por Sripad B. K. Tyagi Maharaj en la página del SCSMath).

Comentarios