Yo sólo creería en un Dios que supiera bailar.

Todas las Glorias a Sri Guru y Sri Gouranga.

Como es bien sabido, el filosofo alemán Nietzsche escribió una frase que, para las personas que gustan de sus textos, les parece un tanto esotérica e inentendible.

Friedrich Wilhelm Nietzsche, en su libro “Asi habló Zaratustra” escribió “Yo sólo creería en un Dios que supiera bailar.” Y muchos de sus seguidores se han preguntado que es lo que quería expresar con dicha frase. A continuación les compartimos el poema completo. 

“¿Acaso no tenemos algo en común con los pimpollos de la rosa, que tiemblan por sentir sobre sus pétalos una gota de rocío?
Es verdad: Amamos la vida no porque estemos habituados a vivir, sino porque estamos habituados a amar.
En el amor hay siempre algo de locura, pero también hay siempre en la locura algo de razón.
Y también yo, que estoy bien avenido con la vida, estimo que quienes mas saben de felicidad son las mariposas y las burbujas de jabón, y todo cuanto a ellas se parece entre los hombres.
Ver como revolotean esas almitas ligeras, locas encantadoras, volubles; arrancan lágrimas y canciones.
Yo sólo creería en un Dios que supiera bailar.
Cuando vi a mi demonio, le hallé serio y grave, profundo y solemne. Era el espíritu de la pesadez: por él caen todas las cosas.
No se mata con la ira, sino con la risa: ¡Matemos pues al espíritu de la pesadez!
Aprendí a caminar, y desde entonces, corro. Aprendí a volar, y desde entonces no tolero que me empujen para pasar de un sitio a otro.
Ahora soy ligero, ahora vuelo, ahora me veo a mi mismo por debajo de mí, ahora un Dios baila en mí”

Nietzsche dice en este poema “Yo sólo creería en un Dios que supiera bailar.” Pero no sabemos si llegó a tener la fortuna de saber que Sri Chaitanya Mahaprabhu en realidad es la Mística, Suprema y Misericordiosa forma personal de Dios, que ha descendido a este mundo hace apenas 532 años, siendo la famosa Forma Danzante de Dios en Kali Yuga y que, el humilde y sabio Premananda Das ha descrito de una forma muy bella en su poema “Emona Gaurāṅga bine nāhi āra” donde encontramos lo siguiente:

emona gaurānga bine nāhi āra
heno avatāra hobe ki hoyeche
heno prema parachāra

¡No hay nadie como el Señor Gaurāṅga! ¿Habrá alguna vez una encarnación como Él, una encarnación que predique el amor extático por Dios tal como Él lo hizo?

duramati ati patita pāsandī
prāne nā mārilo kore
harināma diye hrdoya śodhilo
jachi giyā ghore ghore

Él no mató a los caídos blasfemos de corazón malvado. Más bien fue a visitarlos, de casa en casa. Les suplicó que cantaran los Santos Nombres del Señor Krisna. Les dio los Santos Nombres y purificó sus corazones.

bhava biriñchira vāñchito je prema
jagata phelilo dhāli
kāngāle pāiyā khā-ilo nāchiye
bājāiye karatāli

Generosamente, le dio a la gente el extraordinario regalo del amor extático por Dios, un regalo que incluso Brahmā y Shiva únicamente lo consiguen con gran dificultad. Cuando recibieron ese regalo, las pobres gentes de este mundo bailaron y aplaudieron.

hāsiye kadiye preme gadāgadi
pulake byāpilo anga
chandāle brāhmane kore kolākuli
kobe bā chilo e ranga

Ellos rieron y lloraron; embargados de éxtasis, rodaron por el suelo. Los cabellos de sus cuerpos se erizaron. Los brahmines y los chaṇḍālas se abrazaron. Hubo una gran dicha.

dākiye hakiye khol karatāle
gāiye dhāiye phire
dekhiyā śamana tarāsa pāiye
kapāta hānilo dvāre

Cantaron fuertemente los Santos Nombres tocando las mridangas y los címbalos. Cantaron, corrieron y bailaron en un círculo. Al ver esto, la tranquila serenidad tuvo miedo, huyó y tocó las puertas de la gente.

e tina bhuvana ānande bhorilo
uthilo mangala sora
kohe premānanda emona gaurānga
rati nā janmilo mora

Se produjo un auspicioso tumulto. Los tres mundos se llenaron de dicha. Premānanda dice: «¡Ay de mí! En mí no surgió el apego por el Señor Gaurāṅga».

El famoso erudito Vrindavan Das Takhur también ha descrito en su libro Sri Chaitanya Bhagavata: 

śrī hari-vāsare hari-kīrttana-vidhāna
nrtya ārambhilā prabhu jagatera prāna

Una vez, en el auspicioso día de Ekādaśī, en la casa de Śrīvās Paṇḍit, Śrīman Mahāprabhu inauguró el nāma saṅkīrtan con gran entusiasmo, acompañado de Sus devotos y asociados.

punyavanta śrīvāsa-angane śubhārambha
uthilo kīrttana-dhvani gopāla govinda

Animado por el éxtasis divino, Śrīman Mahāprabhu, la vida y alma del universo, comenzó a bailar hermosamente. Los devotos lo rodearon, profundamente conmovidos e inspirados por semejante momento extático, y también comenzaron a bailar y a cantar los Santos Nombres, tales como Gopāl, Govinda.

mrdanga mandirā bāje śankha karatāla
sankīrttana songe sob hoilo miśāla

La combinación de las vibraciones sonoras de la mridanga, las campanas del templo, los címbalos y la caracola, en armonía con el canto y el baile congregacional, llevaron a todos hasta el plano del deleite trascendental.

brahmānde uthilo dhvani pūriyā ākāśa
chaudikera amangala jāya sob nāśa

La sagrada vibración del saṅkīrtan llenó el cielo y se esparció mediante el éter por toda la existencia cósmica universal. De ese modo, la atmósfera se purificó en todas las direcciones y se llenó de todo lo auspicioso con ese sonido divino.

chaturdike śrī hari-mangala sankīrttana
modhye nāche jagannātha miśrera nandana

En todas las cuatro direcciones se esparció el canto auspicioso del Nombre del Señor, y en el centro de esa vibración sonora bailó el hijo de Jagannāth Miśra, Śrīman Mahāprabhu.

sabāra angete śobhe śrī chandana mālā
ānande nāchoye sobe hoiye vibholā

ni jānande nāche mahāprabhu viśvambhara
charanera tāli śuni ati manohara

bhāvāveśe mālā nāhi rohoye galāya
chindiyā podoye giyā bhakatera gāya

Todos estaban decorados con la fragancia de la pasta de sándalo y con hermosas guirnaldas. El más maravilloso sonido rítmico surgió de los danzantes pies de Śrīman Mahāprabhu, lo cual cautivó las mentes de los devotos. Mientras continuaba bailando en el éxtasis surgido de Sí mismo, las guirnaldas de flores que se balanceaban en Su cuello comenzaron a caer y decoraron la tierra. Los devotos contemplaron ante sus ojos este extraordinario y precioso baile extático, cautivador al corazón, del tattva supremo, Śrī Gaurāṅga, quien es el objeto más adorable incluso para eminentes personalidades, tales como el Señor Shiva, Śuka, Nārada y otros.

jara nāmānande śiva vasana nā jāne
jara rase nāche śiva se nāche āpane

Totalmente colmado y perdido en la dicha trascendental de tomar el Santo Nombre de Mahāprabhu, el Señor Shiva en ocasiones no se preocupa de su apariencia o de la obligación formal de conservar sus ropas, las cuales a veces caen mientras baila en el éxtasis de la devoción amorosa.

jara nāme vālmīki hoilo tapodhana
jara nāme ajāmila pāilo mochana

Por cantar y meditar en el Santo Nombre del Señor, Śrī Valmīki se convirtió en un eminente y poderoso rishi, y Ajāmila obtuvo la liberación pura.

jara nāme śravane samsāra-bandha ghuche
heno prabhu avatari kali-juge nāche

Tan pronto como oímos y tomamos con devoción Su Santo Nombre, abrazando Su santa potencia dentro de lo íntimo de nuestro corazón, nuestra existencia se vuelve totalmente purificadam y logramos liberarnos. Tal es el Señor, la fuente de todas las Encarnaciones, en Su forma danzante en esta era de Kali.

jara nāma loi śuka nārada bedāya
sahasra-vadana-prabhu jāra guna gāya

Los devotos puros Śrī Śukadev y Devarṣi Nārada siempre se encuentran dichosamente ocupados en saborear el néctar de Su Santo Nombre y en distribuirlo a las jīva almas apropiadas, por dondequiera que ellos viajan. Incluso Anantadev describe Sus ilimitadas glorias con miles de bocas.

sarvva-mahā-prāyaśchitta je prabhura nāma
se prabhu nāchaye dekhe jata bhāgyavān

De todas las penitencias, la suprema es el canto del Santo Nombre, y quienquiera que vea la danza del Señor en Su forma de Śrī Chaitanya es un alma sumamente afortunada.

śrī krsna chaitanya nityānanda-chada jāna
vrndāvana dāsa tuchu pada-juge gāna

Los dos hermanos, Śrī Krisna Chaitanya Mahāprabhu y Nityānanda Prabhu, son mis muy queridos amos y son mi vida y alma. De ese modo, Vrindāvan dās canta esta canción en Su glorificación y la ofrece con devoción a Sus sagrados pies de loto.

también Srila Bhaktivinod Takhur, quien dió pensamiento nuevo y fresco sobre la religión de una manera sistemática y científica, adecuados a la edad moderna, ha escrito:

‘doyāl nitāi chaitanya’ bo’le nāch re āmār man
nāch re āmār man, nāch re āmār man

¡Oh, mente mía, solo danza! ¡Oh, mente mía, solo danza! ¡Oh, mi mente, por favor, danza y canta: «Doyāl Nitāi Chaitanya»!

(emon doyāl to nāi he, mār kheye prema dey)
(tabe) aparādha dūre jābe, pābe prema-dhan
(aparādhera-bichāra to nāi he)
takhon krsna-nāme ruchi habe, ghuchibe bandhan

En ninguna parte encontraremos una personalidad tan misericordiosa como Nityānanda Prabhu. Él recibió un golpe de Jagāi y Mādhāi y, no obstante, les otorgó amor a Dios. Cuando uno esté libre de cometer ofensas, obtendrá amor por Dios, pero en estos nombres de Chaitanya y Nitāi, no son tomadas en cuenta las ofensas. Una vez que se tiene un gusto por el Santo Nombre de Krisna, el cautiverio en este mundo llega a su fin.

El guardián de la devoción, Su Divina Gracia Srila Bhakti Rakshak Sridhar Maharaj, en la edad contemporánea, ha mencionado también en su Sri Prema Dhama Deva Stottram: 

śrī-rathāgra-bhakta-gīta-divya-nartanādbhutam
yātri-pātra-mitra-rudrarāja-hachamatkrtam
gundichāgamādi-tattva-rūpa-kāvya-sañcharam
prema-dhāma-devam eva naumi gaura-sundaram

Rodeado de innumerables devotos, el Señor Gaurasundar mostró Su divina y maravillosa figura danzarina frente a la carroza del Rāthayātrā, mientras ejecutaba el canto en congregación de los Santos Nombres del Señor. La personalidad del Señor cautivó por completo los corazones de Mahārāj Pratāparudra, de los peregrinos reunidos y de todos los queridos amigos del rey. El Señor también reveló el significado interno del pasatiempo del recorrido de la carroza del Señor Jagannāth hasta el templo de Guṇḍichā, al mencionar el verso de Śrīla Rūpa Goswāmī:

priyah so ’yam krṣṇah saha-chari kuru-kṣetra-militas
tathāhaṁ sā rādhā tad idam ubhayoh saṅgama

sukham tathāpy antah-khelan-madhura-muralī-pañchama-juṣe mano me kālindī-pulina-vipināya sprhayati

«Oh, mi querida amiga, al fin hoy me he reunido en Kurukṣetra con mi muy amado Krisna. Soy la misma Rādhārāṇī, y Él es el mismo Krisna. Estamos disfrutando de Nuestro encuentro, sin embargo, todavía anhelo regresar a las orillas del Kālindī, donde Yo podía escuchar la dulce melodía de Su flauta tocando la quinta nota, debajo de los árboles del bosque de Vrindāvan». Ofrezco mis humildes reverencias a ese hermoso Señor Dorado, Gaurāṅga Sundar, la forma divina del Krisna prema.

Y para concluir, un segundo poema del Guardián de la Devoción Srila Bhakti Rakshak Sridhar Maharaj, ha escrito en su poema “Śrī Śrī Gaurasundarer Avirbhāva Vasare”

aruna basane sonara sūraja
udiche keno re āja
basanta susamā ujāri āpanā
dhāle keno jhagamājha (verso 1)

¿Por qué ha aparecido repentinamente el Señor con una tez dorada y con vestimentas doradas tal como el sol del amanecer? ¿Por qué llega en medio de la primavera cuando todo se percibe tan bello y maravilloso?

patita durjjana keno re garjjana
ullāse phātiyā pole
vidyā kula dhana abhimānī jana
keno mlāna duhkha bhore (verso 3)

Soy muy caído y descalificado. ¿Por qué viene a mí la vibración de este sonido y por qué me inspira? Aquellos que son de una casta elevada, que poseen un vasto conocimiento y riqueza material, tienen tanto amor propio y orgullo, ¿por qué sufren?

chaudikete dhvani ki apūrva śuni
bahujana ucharola
hare krsna rāma nāma divya-dhāma
hari hari hari bolo (verso 5)

¡Qué sonido tan extraordinario se escucha por todas las direcciones trayendo júbilo a toda la gente! Los devotos cantan los divinos Nombres «Hare, Krisna, Rāma», y la morada trascendental se manifiesta. ¡Canten «Hari, Hari, Hari»!

suvarna chandramā paśiche nīlimā
se nīla bilīna heme
ithe kiba bhāya sādhu-jana gāya
kalanka nā rahe preme (verso 8)

El cielo azul es cubierto por la Luna Dorada, y cuando los devotos glorifican al Señor con sus charlas, ningún otro concepto o motivo existe que el de la Conciencia de Krisna. En ese momento, el amor divino, prema, automáticamente desciende sin ningún impedimento

mahājane bole grahanera chole
sange nāma sankīrttana
gourachandrodaya pāpa rāhu ksaya
chandraśobhā prema dhana (verso 9)

Los grandes devotos te aconsejan que aceptes el sendero espiritual con el canto congregacional de los Santos Nombres del Señor. Con la aparición de Śrī Gaurachandra, todo lo pecaminoso desaparece y todos obtienen el tesoro del amor a Dios.

marmajña sakale keho kutūhale
nīlīma bilīna chade
channa avatāra lukāna kāhāra
rādhā-ruchi-rūpa-chade (verso 10)

Todo aquel que se ocupa en este nāma saṅkīrtan de Mahāprabhu, llega a inquirir sinceramente y a conocer el muy íntimo secreto del Señor, cuyo color azulado fue absorbido por Sus rasgos dorados. Esta es la encarnación oculta del Señor, y, en el aspecto encubierto de Su forma, Él está saboreando las tres clases de placer de Śrī Rādhā.

ithe heno stuti rādhā-bhāva dyuti
suvalita śyāmarāo
udilo gaurānga nāma-prema sanga
jaya jaya gorā gāo

Esa es mi oración al vaquero de tez oscura, Śyāmasundar, quien adoptó el humor y la refulgencia de Śrī Rādhā. Ese Señor, Śrī Chaitanya, apareció junto con el canto del puro y divino Nombre; todos cantan las glorias de ese Señor Dorado, Śrī Chaitanya Mahāprabhu.

https://www.youtube.com/watch?v=dubTPyyTdQA&t=379s

__________________________

libro “Asi habló Zaratustra” de Friedrich Wilhelm Nietzsche :

asi-hablo-zaratustra-friedrich.html

fuente de los poemas vaishnavas:

guia-de-kirtan.pdf

Comentarios