Śrī Rāma-navamī: Aparición de Śrī Rāmacandra al medio día (Ayuno hasta el medio día).

 

“El Auspicioso Adviento de Śrī Rāmacandra, ‘Guru de los Tres Mundos’.”

“Su rostro, que aparece como una luna impecable, es iluminado por una corona esplendorosa brillante de joyas. Lleva dos pendientes que se asemejan a los planetas Júpiter y Venus mientras se elevan en el cielo por la tarde. Tal es Śrī Rāma, Guru de los tres mundos, a quien yo adoro eternamente”.

-‘Śrī Rāmāṣṭakam’, por Śrī Murāri Gupta.

vitarasi diku rae dik-pati-kamanīya

daśa-mukha-mauli-bali ramaīyam

keśava dhta-rāma-śarīra jaya jagadīśa hare

“¡Oh, Keśava! ¡Oh, Señor del universo! ¡Oh, Señor Hari, quien ha asumido la forma de Rāmacandra! ¡Todas las Glorias a Ti! En la batalla de Laṅkā Tú destruyes al demonio de diez cabezas, Rāvaṇa, y distribuyes sus cabezas como una ofrenda agradable a las deidades regentes de las diez direcciones, encabezadas por Indra. Esta acción fue deseada durante mucho tiempo por todos ellos, quienes fueron demasiado acosados por este monstruo”.

– Śrī Daśāvatāra-stotram, por Śrīla Jayadeva Gosvāmī.

Como las olas de un río.

Śrīla Bhakti Rakṣaka Śrīdhara Dev-Gosvāmī Mahārāja solía hablar de las Glorias de Śrī Rāma, y en una conversación grabada con Su Divina Gracia, publicada en “Antología del Centenario”, señaló: ‘Yo nací en la medianoche, el sábado 10 de octubre de 1895. Navamī-tithi (día lunar), bajo el mismo signo que el Señor Rāmacandra. Kṛṣṇa-pakṣa (quincena de la luna oscura). Mahāprabhu también nació un sábado. Yo era el segundo hijo. La primera fue una hija, pero ella murió pronto, así un Rāma-kavaca (un mantra protector y amuleto) fue dado a mi madre para la protección del siguiente niño, es decir, a mí mismo. Así que yo nací después de que mi madre tomó la Rāma-kavaca… Cuando yo estaba en la casa de mi tío materno, durante tres años para la educación temprana en una escuela primaria, me dio un poco de ayuda una de mis tías, quien me enseñó el Rāmāyaa y el Mahābhārata. Eso me ayudó mucho… Me gusta el sacrificio en la vida. El lado magnánimo. Yo tenía afinidad por el Señor Rāmacandra… Mi atracción por Kṛṣṇa vino primero a través del Bhāgavad-Gītā, y luego a través del Mahāprabhu. Me gustó Rāmacandra debido a Su magnanimidad. Me sentí atraído principalmente por el ideal de auto-entrega”.

Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Gosvāmī Mahārāja, también habló con cariño de los pasatiempos de Śrī Rāmacandra. Después de ver la recreación del Rāmāyaa de los devotos, durante su visita a Rusia, dijo: “Toda India es iluminado por los pasatiempos divinos de Rāmacandra, la Suprema Personalidad de Dios que aparece en Treta-yuga.”

ramadi murtinu kala-niyamena tisthan
nanavataram akarod bhuvanenu kintu
kanna svayam samabhavat parama puman yo
govindam adi-purusam tam aham bhajami

– Śrī Brahmā-sahitā, 5.39.

Śrīla A.C. Bhaktivedanta Svāmī Mahārāja ha dicho: “Este es un verso del Śrī Brahmā-sahitā, en el que se describe a la encarnación del Señor Rāmacandra. Rāmādi. No sólo Rāma, pero hay muchas otras, innumerables encarnaciones. Ellos se comparan con las olas de un río. Como las olas del río, o las olas del océano no se pueden contar, de manera similar, cuántas encarnaciones hay del Señor Supremo, no es posible contar. Pero fuera de ellas, se mencionan los nombres principales en las Śāstras. Por eso se dice Rāmādi. Rāmādi significa “Rāma”, y también otras, muchas encarnaciones. Ellas siempre están existiendo”.

Para Proteger A Mis Devotos.

Śrī Kṛṣṇa dice en el Bhāgavad-gītā que: “cada vez que hay una disminución en la religión, Yo personalmente vengo para restaurar la tradición de los Vedas y para proteger a Mis devotos.” El Señor Rāma es la encarnación poderosa y noble de Kṛṣṇa que apareció en Ayodhyā durante Treta-yuga. Según los Vedas, el universo se crea y se destruye constantemente y cada creación se divide en cuatro yugas, o períodos de tiempo; Satya-yuga, Treta-yuga, Dvāpara-yuga, y la presente era de Kali-yuga. El Señor Rāma realizó muchos pasatiempos gloriosos durante Su tiempo en la tierra, y a muchos le encanta escuchar el pasatiempo heroico en el que conquistó al demonio Rāvaṇa, que había secuestrado a su esposa Sītā. Los pasatiempos justos del Señor Rāmacandra están muy bien contados en el Rāmāyaa por Maharṣi Vālmikī, quien fue instruido para escribir el Rāmāyaa por su maestro espiritual Nārada Muni.

La mayor parte de los antiguos Purāas, incluyendo el Mahābhārata y el Śrīmad Bhāgavatam (Bhāgavata-Purāa), también dan cuenta de la vida del Señor Rāma. Hace unos 500 años, Śrī Tulsīdāsa escribió acerca de los pasatiempos del Señor Rāma en un estilo poético encantador y dulce en su Rāma-carita-mānasa. Algunos se refieren a su escritura como TulsīRāmāyaa. En este hermoso trabajo, Tulsīdāsa refiere todas las historias del Señor Rāma contenidas en diversas literaturas védicas, incluyendo el Rāmāyaa de Vālmikī y el Brahmāṇḍa-Purāṇa. Debido a que relata la historia del Rāmāyaa en un humor de profunda devoción y amor, es apreciado y honrado por los devotos.

Rāma-rājya.

El Señor Rāmacandra ejemplifica el papel de un ser humano perfecto. Él era un hijo ideal, esposo, amigo y rey. El noveno canto del Śrīmad-Bhāgavatam revela que Śrī Rāma era un rey santo y que todo en Su carácter era bueno, sin matices como las cualidades de la ira. Por ejemplo, Él enseñó el comportamiento noble hacia todos, y especialmente para los padres de familia, en términos del varāśrama-dharma. El reino del Señor Rāmacandra se conoce como “Rāma-rājya”, el reino de un buen gobierno, donde todo el mundo es feliz. La gente es muy aficionada al patrón del Rāma-rājya, e incluso hoy en día los políticos a veces forman un partido llamado “Rama-rājya”, pero por desgracia no tienen la obediencia al Señor Rāma. A veces se dice que la gente quiere el reino de Dios sin Dios. Tal aspiración, sin embargo, no puede ser cumplida. El buen gobierno puede existir cuando la relación entre los ciudadanos y el gobierno sea como la demostrada por el Señor Rāmacandra y sus ciudadanos.

Śrīla Bhaktivedanta Svāmī Mahārāja, ha mostrado cómo el Śrīmad-Bhāgavatam enseña que, históricamente, el rey era responsable incluso del frío severo o del calor intenso. “Los reyes eran mucho más responsables. Siempre estaban pensando en la felicidad de los ciudadanos, y los ciudadanos también eran muy agradables. No hay ninguna diferencia entre la forma del Señor, Su nombre, Sus pasatiempos, y Él mismo. Él es absoluto. Por lo tanto, si tú cantas el santo nombre de Rāma, o ves la forma de Rāma, o hablar de Sus pasatiempos trascendentales, todo, eso significa que te estás asociando con la Suprema Personalidad de Dios. Así que aprovechamos estos días en que la encarnación de Dios aparece o desaparece, y tratamos de asociarnos con Él. Por Su asociación nos purificamos. Nuestro proceso es de purificación. La conciencia de Kṛṣṇa significa simplemente que estamos purificando nuestra conciencia. Para realizar con éxito la vida humana o la misión de la vida humana, la cultura védica es muy agradable. Y por difundir la conciencia de Kṛṣṇa, por adoptar el proceso de conciencia de Kṛṣṇa se  puede revivir esa vida cultural, la vida sublime”.

El Aspecto Devocional.

El Señor Rāmacandra es adorado junto con Su esposa Sītā, Su hermano menor Lakṣmaṇa, y Su más grande devoto Hanuman.

premṇānuvṛttyā śīlena
praśrayāvanatā satī
bhiyā hriyā ca bhāva-jñā
bhartuḥ sītāharan manaḥ

“Madre Sītā era muy sumisa, fiel, tímida y casta; siempre entendía la actitud de su esposo. Así, con su carácter, su amor y su servicio, atrajo por completo la mente del Señor.”

– Śrīmad-Bhāgavatam, 9.10.55

Śrīla B.R. Śrīdhara Dev-Gosvāmī Mahārāja dijo cómo poco a poco la idea vino a Él de que “la concepción femenina del ego es un ideal de una clase muy noble en la que el sacrificio, el aspecto devocional, es muy prominente.” Dio el ejemplo de Sītā, Draupadī, y muchas otras, especialmente el ejemplo supremo de la Gopīs. “El estándar establecido por las Gopīs ha demostrado que el olvido de sí, el sacrificio, y la auto-rendición alcanza su cenit, su concepción más alta, en el aspecto de dama. El aspecto pasivo ocupa el cargo más alto: el punto de vista poco a poco llegó e hizo un giro dentro de mi mente.” En Śrī Sītā Devī, también encontramos este concepto más elevado de pureza devocional.

“Yo siempre ofrezco mi humilde servicio a los hermosos pies de loto de Śrī Rāmacandra, el Guru de los tres mundos en cuyo lado izquierdo esta Śrī Sītā Devī con su brillantez divina y tonalidad de oro fundido. Ella está sosteniendo la flor de loto con sus supinos cinco dedos. De esta manera, el loto aparece como si tuviera cinco pétalos más”.

-Śrī Rāmāṣṭakam, por Śrī Murāri Gupta.

Posición Exaltada y Digna.

ram rasayan tumhare pasa

sadaa raho raghupati ke

“¡Oh, Hanumanji! Tu llevas a cabo la esencia de la devoción a Rāma, permaneciendo siempre como Su sirviente.”

– Hanuman-chalisa, por Tulsīdāsa.

En su Bhad-bhāgavatāmta, Śrīla Sanātana Gosvāmī defiende a Hanuman como la perfección del dāsya-rāsa, o servidumbre. Hanuman es el devoto, el siervo de Dios, con el más alto grado.

Dentro de este mundo terrenal la idea de la servidumbre, la esclavitud, es una perspectiva detestable. Pero en el reino espiritual, y en la práctica de los aspirantes espirituales sinceros, la entrega al por mayor y la esclavitud al Supremo es reconocido como la posición más exaltada y digna. Es incomprensible, pero es nuestro ideal más elevado. Nuestra joya más alta. No es una cosa barata, sino más bien, nuestra capacidad para ofrecernos a nosotros mismos completamente, para darnos cuenta de nuestro carácter negativo, ese ideal es nuestra joya más preciada. Y si podemos encontrar esa la posición en la que “siempre vamos a estar con las manos juntas, y donde nunca podemos ser el amo,” entonces la autoridad superior tendrá misericordia y se extenderá a nuestro nivel para ofrecer ayuda graciable. Cuando escuchamos las cualidades del sirviente perfecto del Señor, recordamos a Śrī Hanuman.

Bendito Señor y Maestro.

En el līlā de Caitanya Mahāprabhu, Hanuman aparece como un médico llamado Murāri Gupta. Śrīla B.R. Śrīdhara Mahārāja ha dicho: “Mahāprabhu intentó convertir a Murāri Gupta, pero no pudo. Luego se fue. Su fuerte inclinación era hacia Rāmacandra. Pero aun así, Murāri Gupta tenía un poco de respeto hacia esto. Entonces, también, quizás Rūpa Gosvāmī y Sanātana hicieron todo lo posible para tomar al padre de Jīva Gosvāmī, (Anupama, él era un devoto de Rāmacandra), y llevarlo al Kṛṣṇa-līlā, pero también fracasó. Así, ellos trataron, y eso tuvo algún valor, incluso por Mahāprabhu y Sanātana, que no es una coincidencia casual o un parpadeo o falso intento. Así que es posible, y al mismo tiempo, hay una naturaleza tan fuerte e innata, que no se puede convertir. Esa fe, esa cosa, es en la jīva.” Mahāprabhu probó la devoción de Murāri Gupta y en última instancia lo glorificó por su dedicación exclusiva al Señor Rāmacandra. El Señor le dijo: “Para mí placer, por favor, recita el verso que compusiste.” Murāri Gupta citó su libro Śrī Kṛṣṇa Caitanya-carita:

“Yo adoro al bendito Señor y Maestro de los tres mundos, Śrī Rāmacandra. Lleva una corona brillante cubierta con una cadena de joyas con luces brillantes en todas las direcciones. Sus pendientes deslumbrantes derrotan la brillantez de Śukra y de Bṛhaspati. Su hermoso rostro se ve como una luna impecable pura.”

“Yo adoro a los pies de loto del maestro de los tres mundos, Śrī Rāmacandra, cuyos ojos encantadores aparecen como flores de loto floreciendo. Sus labios rojos parecen frutos bimba, y Su nariz bien formada atrae a todo el mundo. Su sonrisa maravillosa avergüenza a la luz de la luna.”

Después de escuchar estos versos, Śrī Gaurahari puso Sus pies sobre la cabeza de Murāri. Luego le escribió el nombre “Rāmadāsa” en la frente y dijo: “Murāri, a partir de hoy, por Mi misericordia, serás conocido como Rāmadāsa. Sin Raghunātha, tú no podrás vivir ni un momento. Ten por cierto que yo soy el mismo Señor Raghunātha (Rāma).”

Śrī Rāma es tan compasivo y misericordioso. En el Śrī Śrī Prapanna-jīvanāmtam, Śrīla Bhakti Rakṣaka Śrīdhara Dev-Gosvāmī Mahārāja escribe: “Si uno busca refugio en Él sólo una vez, Él otorgará intrepidez a la persona para siempre”, y cita un verso del Rāmāyaa:

sakrd eva prapanno yas tavasmiti cha yachate

abhayam sarvada tasmai, dadamy etad vratam mama

“Es mi promesa de que si alguien tan solo una vez me sinceramente me pide refugio diciendo: “Yo soy tuyo “, entonces yo le concedo el coraje todo el tiempo para que venga.”

(Śrī Śrī Prapanna-jīvanāmtam: 9,4)

“El nombre y la fama del Señor Rāmacandra, que son inmaculados y destruyen todas las reacciones pecaminosas, son glorificados en todas direcciones, como el manto ornamental del elefante victorioso que conquista todas las direcciones. Grandes personas santas, como Mārkaṇḍeya Ṛṣi, glorifican todavía hoy Sus cualidades en las asambleas de grandes emperadores como Mahārāja Yudhiṣṭhira. Del mismo modo, todos los semidioses y reyes santos, con el Señor Śiva y el Señor Brahmā entre ellos, adoran al Señor postrándose con sus yelmos. Yo ofrezco reverencias a Sus pies de loto.”

-Śrīmad-Bhāgavatam: 9.11.21

“Armado con un arco y una flecha y acompañado por Su hermano menor y la hija de Janaka, el Señor Śrī Rāma, oro para que siempre habite como una luna en el firmamento de mi corazón.”

– Śrī Rāma-carita-mānasa.    

 

 

Comentarios