Sri Chaitanya-Bhagavata de Srila Vrindavan Das Thakur Madhya-khanda Capítulo 4

Madhya-khanda

Capítulo cuatro

Las ilimitadas glorias de Sri Nityananda

Resultado de imagen para sri nityananda prabhu

Todas las glorias al Señor Gaurachandra, la vida y alma de todas las entidades vivientes. Que mi memoria abrace continuamente Sus pies de loto.

En el corazón del Señor Nityananda fue indiscutible que Sri Vishvambhar, ahora de pie ante Él, no era otro que Su amado Señor Supremo. Colmado de dicha, el Señor Nityananda Prabhu se quedó atónito en el éxtasis, mirando fijamente la hermosa cara de Sri Vishvambhar.

Mientras veía la abrumadoramente hermosa forma del Señor, Nityananda parecía saborear esa belleza con Su lengua, beberla con Sus ojos, abrazarla con Sus brazos y absorberla con Su nariz. Para el asombro de todos, el Señor Nityananda se quedó sin habla, completamente encantado por el admirable esplendor del Señor.

El Señor Gaurachandra es la Superalma dentro del corazón de todos, por lo tanto, conocía el corazón del Señor Nityananda. De modo que Gaurachandra procedió a revelar Su oculta identidad al Señor Nityananda y a revelar la devoción de Nityananda por Él.

El Señor le indicó a Srivas Pandit que recitara un verso del Srimad Bhagavatam (10.21.5). Srivas entendió, y de inmediato recitó el sloka, que describe la belleza de Krisna: «En ese momento, Krisna entró en el bosque de Vrindavan, vestido como el más excelente de los bailarines. Una pluma de pavorreal estaba ensartada en Su corona y Sus orejas estaban adornadas con flores azules karnikara. Sus ropas de un color amarillo dorado brillaban mientras lucía la refulgente joya Vaijayanti alrededor de Su cuello. La tierra que tiene las marcas de Sus pies de loto —la caracola, el disco, el loto y la maza— es Vrindavan, el lugar de Sus Pasatiempos trascendentales. Con sus labios, tocaba la flauta, que llenaba con néctar mientras ejecutaba una encantadora melodía. Al mismo tiempo, Sus amigos pastorcillos de vacas alababan Su belleza y glorias».

Tan pronto como Nityananda escuchó este verso, cayó inconsciente. Mientras el Señor Nityananda yacía con Su conciencia perdida en la dicha extática, el Señor Chaitanya exhortaba a Srivas Pandit: «¡Recita más! ¡Recita más!»

Después de un rato, Nityananda recobró Su conciencia externa y empezó a llorar con lágrimas de alegría. Su locura de amor por Krisna incrementó mientras escuchaba la continua recitación de los versos. Su extático rugir llenó el universo y atravesó la cubierta del universo de este mundo material. De repente, el Señor Nityananda saltó, y cuando se desplomó en el piso, todos pensaron que los huesos de Su cuerpo se habían quebrado. Al ver esto, los Vaisnavas se asustaron y fuertemente gritaron: «¡Krisna, por favor, sálvalo! ¡Krisna, por favor, sálvalo!»

El Señor Nityananda rodó por el suelo, Su cuerpo cubierto con lágrimas de amor. Largos y recurrentes suspiros escaparon de Su boca mientras miraba absorto la cara del Señor Vishvambhar. El Señor Nityananda experimentó un gran éxtasis, y a veces rió fuertemente. A veces, saltó y bailó; a veces, palmeó Sus brazos, y otras veces, agachó Su cabeza en silencio.

El Señor Gaurachandra y todos los devotos empezaron a llorar de júbilo, al ver ese total arrobamiento y locura de amor por Krisna. Fue imposible para los Vaisnavas mantener quieto al Señor Nityananda. Cuando los devotos fracasaron, el Señor Vishvambhar detuvo a Nityananda Prabhu con un abrazo. Tan pronto como Sri Chaitanya lo abrazó, Nityananda de inmediato se quedó quieto. ¡El Señor, a quien Él está absolutamente entregado, ahora lo abrazaba! Nityananda Prabhu se dejó sujetar sin esfuerzo.

El Señor Chaitanya anegó al Señor Nityananda con extáticas lágrimas de amor. La flecha del amor extático por Krisna había afectado a Nityananda, y Chaitanya lo sujetó tal como Ramachandra sostuvo a Laksman cuando Laksman yació insconsciente, agotado de fuerzas. Ambos, Nityananda y Chaitanya lloraron, colmados de alegría. La intensidad del amor entre Chaitanya y Nityananda se puede describir apropiadamente solo mediante el ejemplo de la relación afectuosa entre Ramachandra y Laksman.

Cuando Nityananda salió de Su trance extático, todos los devotos empezaron a cantar fuertemente el nombre del Señor Hari. Vishvambhar estaba abrazando a Nityananda, y Gadadhar Pandit sonreía, pensando como se habían invertido los papeles de Sus Señorías. Él pensó: «Nityananda Prabhu, como Ananta Shesha, le ofrece servicio al Señor Vishvambhar por convertirse en el lecho donde siempre descansa el Señor Narayan. Pero hoy Su orgullo de servidor fue vencido, y descansa en el abrazo de Vishvambhar».

Gadadhar Pandit estaba muy consciente de las potencias de Nityananda y, el Señor Supremo, Nityananda Prabhu, conocía los pensamientos más íntimos de Gadadhar Pandit. Todos los devotos se sintieron jubilosos al encontrar al Señor Nityananda y sus mentes quedaron inmersas en pensamientos acerca de Él.

El éxtasis que Vishvambhar y Nityananda experimentaron en Su encuentro es imposible de describir con palabras, pero se vio expresado en las continuas lágrimas de alegría provenientes de Sus ojos que empaparon la tierra. El Señor Vishvambhar dijo: «Este es el día más glorioso de Mi vida. Hoy, he visto la personificación de la devoción amorosa al Señor Supremo, la esencia de los cuatro Vedas. Solo el Señor Supremo Mismo puede manifestar ese éxtasis intenso.

»Las afortunadas almas que pudieron ver Su devoción amorosa nunca serán rechazadas por el Señor Krisna. Ahora, Yo entiendo que Tú, Señor Nityananda, eres la manifestación más plena de la energía del Señor. No eres diferente de Él. Las entidades vivientes pueden obtener un amoroso servicio con devoción a los pies de loto de Krisna simplemente por adorarte.

»Tú purificas la entera manifestación cósmica y Tu naturaleza trascendental es inconcebible, incompresible y oculta. Eres la personificación del supremo amor extático por Krisna. Incluso un momento de asociación Contigo puede deshacer millones y millones de pecados. Ahora puedo entender que el Señor Krisna intenta purrificarme y redimirme ya que me está dando Tu asociación. Es mi gran fortuna poder ver Tus pies de loto. Sé que si adoro Tus pies de loto, entonces, seguramente obtendré amor por Krisna».

Inconsciente del pasar del tiempo, Gaurasundar se absorbió en glorificar a Nityananda Prabhu. Nityananda y Chaitanya tuvieron infinitos intercambios, pero son muy confidenciales, de manera que conversaron con gestos y señales que únicamente Ellos conocían. El Señor le pidió entonces a Nityananda Prabhu: «Dudo en preguntarte, ¿de qué dirección vienes?» El Señor Nityananda se encontraba siempre absorto, y habló como un inocente, inquieto niño.

Él entendió que el Señor Chaitanya había descendido a este mundo material. De manera que cuando contestó lo hizo con las manos juntas y con gran humildad. Él se sintió muy avergonzado y tímido cuando el Señor Vishvambhar lo glorificó, de modo que con gestos, palabras y señales, explicó todo con detalles.

El Señor Nityananda Prabhu dijo: «Yo viajé extensamente por todos los lugares de peregrinaje, pero únicamente podía ver el lugar y no a Krisna, el Señor Supremo. Le pregunté a algunas buenas personas de porqué sus altares permanecían vacíos. “No lo veo a Él en Su propio lugar”. Yo les dije: “¿Dónde está Krisna? ¿Adónde fue?” Todos ellos contestaron: “Él ha ido a Gauda-desh, Bengala. Recientemente estuvo en Gaya, y no hace mucho que regresó a Bengala”. Cuando llegué a Nadia fuí bienvenido con el jubiloso canto del Santo Nombre del Señor, y alguien me dijo que el Señor Narayan, la Suprema Personalidad de Dios, había aparecido aquí. He escuchado que en Nadia, incluso las almas caídas más desdichadas obtienen la liberación. De manera que, siendo muy miserable, he venido aquí».

El Señor Vishvambhar dijo: «Somos de lo más afortunados que se encuentre entre nosotros un devoto como Tú. Además, nos sentimos muy agradecidos con el Señor pues hoy hemos visto Tus extáticas lágrimas de amor por Krisna».

Murari Gupta sonrió y dijo: «No podemos entrar en las pláticas confidenciales entre Nityananda y Vishvambhar».

Srivas Pandit dijo: «¿Cómo podemos entender? Sus intercambios íntimos son justamente como los del Señor Hari con el Señor Shiva».

Gadadhar Pandit dijo: «Tienes razón al decir eso, oh, Pandit. Ellos lucen exactamente como Ramachandra y Laksman».

Otro Vaisnava dijo: «Ellos lucen como si fueran dos Cupidos».

Alguien más dijo: «Ellos son Balaram y Krisna».

Otro dijo: «Yo no poseo mucho conocimiento, pero, por lo que he visto, parece que Krisna ha tomado en Sus brazos a Ananta Shesha».

Alguien más comentó: «Ellos son como dos amigos. Su intercambio de afecto y amor es justamente como la relación entre Krisna y Arjun».

Otros dijeron: «¡Ellos parecen conocerse el uno al otro muy íntimamente y pueden conversar con palabras y gestos que solo Ellos pueden entender!»

Así, los devotos, al dar sus diferentes opiniones, manifestaron su alegría de tener entre ellos a Nityananda Prabhu.

Quienquiera que escuche acerca del encuentro de Nityananda y Gaurachandra seguramente quedará libre del cautivero material.

El Señor Nityananda Prabhu sirve al Señor Chaitanya en toda forma —como un amigo, como Su sombrilla, Su cama o Su transporte—. Solo el Señor Nityananda puede ofrecer todos estos servicios. Él sirve al Señor Chaitanya de múltiples maneras de acuerdo a Su propia dulce voluntad. Otros también pueden ser aptos para servir al Señor, pero solamente por la misericordia de Nityananda Prabhu.

Las glorias del Señor Nityananda Prabhu son ilimitadas. Nadie puede conocerlo completamente. Incluso Sri Mahadev, quien es el yogui más excelso, un devoto puro y él mismo un controlador de esta energía material, no puede concebir enteramente los límites de la naturaleza trascendental del Señor Nityananda.

Si uno critica u ofende a Nityananda Prabhu, sin conocer Sus sublimes atributos trascendentales, entonces, aunque uno sea constitucionalmente un sirviente eterno de Krisna, uno llega a ser rechazado por siempre del sendero del servicio devocional a Sri Visnu.

El Señor Nityananda es el objeto de todo el amor del Señor Chaitanya, y es el deseo de mi corazón que ese Señor Nityananda siempre resida en mi corazón como mi muy amado Señor y Amo. Mediante Su gracia, he desarrollado apego y atracción por el Señor Chaitanya. Es por Su orden que yo describo estos maravillosos Pasatiempos del Señor Chaitanya.

De la misma manera en que Raghunath y Yadhunath son nombres diferentes para la misma persona; similarmente, los nombres de Nityananda y Baladev se refieren a la misma persona.

Aquel que desee cruzar este océano de nesciencia y sumergirse en la nectárea ambrosía del Krisna-prema, debe refugiarse en los pies de loto de Nitaichandra.

Quien atentamente glorifique estos maravillosos Pasatiempos recibirá junto con sus asociados las bendiciones de Sri Vishvambhar.

El nombre de Sri Vishvambhar es sumamente extraordinario y precioso en este mundo y se refiere a la Suprema Personalidad de Dios, la vida y alma del trascendental amor de todos.  

Sri Krisna Chaitanya y Sri Nityananda Prabhu son mi vida y alma. Yo, Vrindavan das, humildemente ofrezco este canto a Sus pies de loto.


Deja un comentario