Nityananda Prabhu, el máximo distribuidor de Goura-prema

Todas las glorias a Sri Guru y Sri Gauranga

 Todas las glorias al sagrado día de la Divina Aparición del Señor Nityananda Prabhu.

Nityananda Prabhu, el máximo distribuidor de Gaura-prema

 

Lo siguiente es un extracto del libro Las nectarinas glorias de Sri Nityananda Prabhu,

de Su Divina Gracia Srila Bhakti Sundar Govinda Dev Goswami Maharaj.

 

La sagrada orden de Mahaprabhu

«¡Escucha, escucha Nityananda! ¡Escucha, Haridas! ¡Vayan de puerta en puerta y díganle a todos que practiquen la Conciencia de Krisna! ¡Díganles: “La Conciencia de Krisna es la meta suprema de la vida!” Díganles: bolo Krisna, bhaja Krisna, koro Krisna siksa: “Canten el Mahamantra Hare Krisna, sirvan al Señor Krisna y aprendan de las enseñanzas de Sri Krisna”. Diariamente, al atardecer, ustedes regresarán aquí. No es necesario que hagan alguna otra cosa, y quienquiera que acepte esto con un corazón limpio, Yo seré su esclavo, y a quienquiera que esté ‘en contra’, Yo lo castigaré». De esa manera Mahaprabhu les dio órdenes a Nityananda Prabhu y a Haridas Thakur, y empezó Su programa de prédica.

 

La benevolente naturaleza de Nityananda Prabhu

Al principio Nityananda Prabhu y Haridas Thakur empezaron a predicarle sin ningún problema a familias honorables, pero luego ellos encontraron en el camino a Jagai y Madhai. Jagai y Madhai tenían un prestigio en la ciudad como administradores locales del gobierno, sin embargo, eran personas de muy mala naturaleza. Siempre estaban bebiendo, comiendo carne y haciendo muchas cosas malas. Ese día ellos estaban bebiendo en el camino, enfrente de todos. Nityananda Prabhu tenía un humor apremiante y cuando vio a Jagai y a Madhai, sentados en el camino tomando vino, etc., Nityananda Prabhu le dijo a Haridas: «Estas son las personas perfectas para que se purifiquen con el Harinam-sankirttan».

Haridas era un hombre sabio, y le dijo: «¡No vayas allí! Todo el mundo se encuentra a Tu disposición. ¿Por qué te diriges a ellos? Tú puedes predicar la concepción de Mahaprabhu a todos. Déjalos, son muy malos».

Nityananda Prabhu expresó: «Este es un blanco perfecto. Debo rescatarlos. Entonces la gloria de Mahaprabhu se volverá cada vez más excelsa en todo el mundo».

Haridas era un poco anciano, y le dijo: «Tú puedes ir; yo no iré. Si te castigan, podrás correr, pero yo no puedo. Será peligroso para mí. No es necesario ir allí». Él estaba probando la mente de Nityananda Prabhu, pero Nityananda Prabhu dijo: «No. Esta es una oportunidad de primera clase para mostrar la cualidad de la misericordia de Mahaprabhu. Debes venir Conmigo». Entonces se dirigieron hacia Jagai y Madhai, y les pidieron: «¡Oh, Jagai! ¡Oh, Madhai! Ustedes están haciendo tantas cosas, pero si cantan el Mahamantra Hare Krisna, serán rescatados». Jagai y Madhai estaban borrachos; amenazaron a Nityananda Prabhu y a Haridas: «Oh, ¿Ustedes son sannyasis y han venido a querer enseñarnos? ¡Nosotros les daremos a ustedes una lección! ¡Fuera de aquí, Ustedes son absurdos!, ¡váyanse o los mataremos!»

Nityananda Prabhu se les acercó nuevamente, pero ellos quisieron golpear a Nityananda y a Haridas. Haridas Thakur no podía correr, pero trató. Sin embargo, los borrachos Jagai y Madhai eran incapaces de correr. Así que, de algún modo, Nityananda y Haridas escaparon. Nityananda y Haridas regresaron, y Haridas le reportó a Mahaprabhu: «Hoy, de alguna manera salvé la vida, pero, ¡no saldré de nuevo con ese demente (pagal) Nityananda!» Mahaprabhu sonrió al escuchar ese reporte, sabiendo lo que estaba por ocurrir.

 

La determinación de Nityananda Prabhu

Al siguiente día, Nityananda Prabhu decidió: «Debo darles Krisna-prema». Nityananda nuevamente tuvo como blanco a Jagai y Madhai. Haridas iba detrás: «¿Qué hará?» Mahaprabhu les había ordenado que predicaran juntos. Ese día fueron y encontraron nuevamente a Jagai y Madhai tomando vino. Nityananda Prabhu dijo: «Jagai y Madhai, hagan lo que sea, pero, solo canten “¡Hare Krisna!” Esa es la orden de Mahaprabhu». Cuando Nityananda se los dijo, Madhai se encontraba muy borracho y contestó: «¡Oh, la orden de Mahaprabhu! ¿Ustedes huyeron ayer, y hoy vinieron de nuevo? ¡Yo les mostraré!». Cerca había una olla de barro, y Madhai la arrojó a la cabeza de Nityananda. La olla le hizo una herida, y con la sangre escurriendo de Su cabeza, Nityananda Prabhu expresó: «Esto es más de la misericordia de Mahaprabhu para Mí», y volvió a decirles: «Pueden golpearme más y más; está bien, no hay problema. Me golpearon, pero Yo disculparé eso. Los perdono. Pero canten “¡Hare Krisna!” Esa es la orden de Mahaprabhu. Sin duda que van a ser rescatados. Mahaprabhu dijo: ‘bolo krisna, bhaja Krisna, koro Krisna siksa’. Por favor, acepten la religión de Mahaprabhu».

Madhai dijo: «¡De nuevo vienes a mí! ¡Eres tan energético; yo te voy a enseñar! ¡Te daré una lección!» Entonces, Madhai tomó otra vez una jarra de barro (usada para vino) e iba a arrojársela a Nityananda Prabhu, pero su hermano Jagai agarró su mano y le dijo: «¡Es una necedad! ¿Por qué castigas a este pagal sadhu? Es un sannyasi. No es necesario que lo golpees de nuevo. ¿Por qué te comportas así? Es una tontería. ¡Déjalo!». De ese modo, Jagai hizo algunos buenos comentarios y lo detuvo.

 

La ira de Mahaprabhu

Mientras tanto, Haridas había regresado para darle las noticias a Mahaprabhu acerca de lo ocurrido, que Nityananda Prabhu había sido golpeado y que no quiso regresar. Él estaba determinado a darles Harinam y Krisnaprema a Jagai y Madhai.

Entonces, Mahaprabhu fue allí con todo Su batallón, y vió la sangre en la cabeza de Nityananda Prabhu. Mahaprabhu se enfureció. Olvidó Su aparición en este mundo y llamó a Su sudarsan chakra (“Chakra, chakra, chakra”, Prabhu dake ghane ghane, Ch.B. Madhya-lila, 13.185). «¡Chakra! ¡Chakra! ¡Chakra!», gritó una y otra vez. Él quería cortar las cabezas de Jagai y Madhai. Todos vieron el chakra yendo tras de Mahaprabhu mientras reprendía a Jagai y Madhai: «¡Los mataré! Han tratado mal a Nityananda Prabhu!»

Nityananda Prabhu tomó los pies de loto de Mahaprabhu y dijo: «¿Qué haces? Esto no es Dvapara-yuga. Esto es Kali-yuga. Aquí la tolerancia y la humildad son necesarias. Si deseas derramar Tu misericordia sobre los demás, puedes hacerlo mediante la tolerancia y la humildad. No puedes usar el chakra en este Avatar. Esta Encarnación no tiene ese propósito». Mahaprabhu dijo: «No puedo tolerar este tipo de actividad de los asuras». Nityananda Prabhu contestó: «Pero, no ambos son ofensores. Madhai lo es, él me golpeó. Pero Jagai me salvó de él. Uno me salvó de la estupidez del otro».

 

La compasión de Mahaprabhu

Después de escuchar que Jagai salvó a Nityananda, Mahaprabhu disculpó a Jagai. Jagai tomó el Mahamantra Hare Krisna y cayó postrado pensando en su karma previo. Él abrazó los pies de loto de Mahaprabhu: «Mahaprabhu, por favor, perdona mis ofensas. No hay otro recurso para mí». Mahaprabhu abrazó a Jagai y entonces Jagai recibió Krisnaprema.

Las circunstancias eran muy graves y Madhai también se volvió un poco consciente al ver las acciones de Jagai. Madhai dijo: «He cometido muchas actividades pecaminosas, pero Jagai se ha librado de todos sus pecados, ¿por qué no yo?» Nityananda Prabhu dijo: «Mahaprabhu, por favor, perdona sus ofensas». Entonces, Madhai abrazó los pies de loto de Mahaprabhu, pero Mahaprabhu dijo: «No puedo hacer lo mismo para contigo, como lo hice para Jagai. Ve con Nityananda Prabhu. Si Él te perdona, entonces tendrás Mi abrazo. De otro modo, es imposible para Mí aceptarte. Si Nityananda Prabhu te perdona, tú obtendrás ese resultado del Mahamantra Hare Krisna». Entonces, Madhai abrazó los pies de loto de Nityananda Prabhu. Nityananda Prabhu abrazó a Madhai, y luego Mahaprabhu lo abrazó también, y sus pecados fueron erradicados. Jagai y Madhai se convirtieron en devotos puros, y lloraron mucho: «Hemos hecho tanto daño…» Jagai y Madhai cantaron entonces «Hare Krisna» y bailaron con Krisnaprema.

………………

 

Nityananda Prabhu, el máximo distribuidor de Gaura-prema

Ambos, Mahaprabhu y Nityananda Prabhu nacieron en familias de brahmanes. Mahaprabhu mantuvo las reglas y las regulaciones de la vida de un sannyasi y predicó la Conciencia de Krisna. Él le distribuyó a todos el Mahamantra Hare Krisna y reveló el Radha-Krisnaprema en este mundo. Mahaprabhu siempre quiso darle Krisnaprema a las almas caídas que no eran ofensivas. Pero la prédica de Nityananda Prabhu era diferente, Él no se preocupó por una formalidad externa.

 

preme matta nityananda kripa-avatara

                        uttama, adhama, kichhu na kare vichara

                                                (Ch.ch., Adi-lila, 5.208)*

 

Nityananda Prabhu siempre estaba embriagado con Gauraprema, embriagado con el Nombre de Sriman Mahaprabhu. Solo conocía a Mahaprabhu y distribuía a Mahaprabhu en un humor embriagado de devoción. Si alguien se refugiaba en Nityananda Prabhu, Él era misericordioso con esa persona. Nityananda Prabhu no miraba quien era una buena persona o quien era una mala persona, si alguien quería tomar refugio en la sombra de Sus pies de loto, inmediatamente les daría refugio y los enviaría a Gauranga Mahaprabhu, los ocuparía en el servicio a Mahaprabhu. Si alguien cantaba una vez: «Jaya Sachinandana, Jaya Gaura Hari», Nityananda Prabhu pensaba: «Soy un esclavo de esta persona, le daré todo». Quién era caído, quién no era caído, quién era malo, quién era bueno: Él no lo consideraba. Muchas veces Mahaprabhu puso muchas condiciones, pero Nityananda no puso condiciones. Él solo mendigó: «¡Entrégate a Chaitanyadev, entrégate a Gaurangadev, entrégate a Nimai Vishvambhar y serás rescatado!». Nityananda Prabhu miraba la fe de la persona. Adondequiera que vio la luz de la fe dentro de alguien, Él derramaría Su misericordia. La fe es el fundamento mismo y la esencia de la vida espiritual. Solo había dificultad para las persona carentes de fe, pero Nityananda Prabhu es tan misericordioso que cuando encontraba a personas carentes de fe, Él les abastecería de fe. Él les daría la verdadera propiedad espiritual. De ese modo, ¡la misericordia de Nityananda Prabhu va realmente a todas partes! Incuso adonde la luz del sol no va, allí va también la misericordia de Nityananda Prabhu. De este modo, ¡Él dio incluso algo más que Mahaprabhu! Esa es la naturaleza divina y el regalo supremo de Nityananda Prabhu.

La prédica de Nityananda Prabhu fue realmente la de Conciencia de Gaura. Su prédica fue la glorificación de Sri Chaitanya Mahaprabhu. Nityananda Prabhu distribuyó a Mahaprabhu Mismo. El mantra y el estilo de prédica de Nityananda Prabhu fue:

 

            bhaja Gauranga kaha Gauranga laha Gaurangera nama

            ye jana Gauranga bhaje sei haya amar prana •

 

«¡Canta el divino Nombre de Gauranga Mahaprabhu ! Quienquiera que adore al Señor Gauranga, él es Mi vida y alma; quienquiera que practique la Conciencia de Krisna bajo la guía de Gauranga Mahaprabhu, él es Mi vida y alma».

De esta manera predicó.Nityananda Prabhu y Su prédica fueron exitosos. Nityananda Prabhu fue muy misericordioso con quienquiera que tomó refugio en Mahaprabhu. Él les daría a ellos toda la riqueza del Gauraprema. Esta es la naturaleza de Nityananda Prabhu. Miles y miles de personas llegaron a los pies de loto de Nityananda y Él los convirtió a todos en devotos de Gauranga Mahaprabhu. Por todo el mundo la gente está cantando el Nombre de Mahaprabhu y el Nombre de Krisna. Esto ha llegado a suceder únicamente por las bendiciones de Nityananda Prabhu. Sin Su misericordia no sería posible».

 

  • Traducción del verso preme matta Nityananda…:

«Debido a que Él está embriagado con el amor extático y a que es la personificación de la misericordia, Él no distingue entre el bueno y el malo.»

* Traducción del verso bhaja Gauranga kaha Gauranga…:

«Adora a Gauranga, habla de Gauranga, canta el Nombre de Gauranga. Quienquiera que adore a Sri Gauranga es mi vida y alma.»

Comentarios