Nabadwip: bajo la guía de Sri Nityananda Prabhu

Por su Divina Gracia

Srila Bhakti Raksak Sridhar Dev-Goswami Maharaj                                              

 Fundador-Acharya del Sri Chaitanya Saraswat Math

(Prólogo del libro Reflexiones Doradas, de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj)

Este Nabadwip-Dham, en la ribera del sagrado Ganges, posee un valor tan inmenso, especialmente para la realización de nuestro más elevado ser, tal como lo recomendara Sriman Mahaprabhu. Esta es la tierra del amor, la dulzura, el encanto y la belleza —todos son sinónimos—. Esto cautiva al corazón. Nuestra verdadera existencia no radica en nuestro conocimiento ni en nuestro poder, sino en nuestro corazón.

 Navadvip2

            En realidad, nuestra identificación apropiada es con nuestro corazón. De modo que, en qué dirección se mueve nuestro corazón, ese llega a ser el factor más importante de nuestra vida. Es una transacción del corazón.

Mahaprabhu recomendó: «No confíes en tu conocimiento, en tu capacidad de razonar o en tu poder, sino que lo más importante en ti es la interacción con el corazón. El factor interno de tu existencia radica en tu corazón. Así que procura guiar tu corazón hacia la dulzura —hacia el hogar—. Y tu verdadero hogar no se encuentra aquí donde todos nos encontramos vagando sin certeza, conforme a nuestro karma, a través de 8 millones 400 mil especies diferentes de vida. Pero solo en el nacimiento humano, con la ayuda del Agente Divino, existe la posibilidad de regresar a nuestro hogar: al hogar y al afecto».

Nuestro hogar se encuentra allí, donde el entorno se encarga de nosotros, de nuestra fortuna y nuestro confort, independiente de nuestra consideración. La afectuosa parafernalia de ese lugar nos ayudará muy afectuosa y amorosamente. Por lo tanto, aprovechemos esta oportunidad de regresar a Dios, de regresar al hogar, a nuestro dulce, dulce hogar.

Mahaprabhu propuso el sendero: «Con la ayuda del Agente Divino y las Escrituras reveladas, trata tú mismo de ir allí. Tu presente posición es incierta. Después de la muerte no hay certeza del lugar al que serás llevado por la corriente de tu karma previo, por lo tanto, utiliza con la mejor intención todo tiempo que haya disponible antes de tu muerte. Posees libre albedrío, por lo tanto, esos días previos a tu muerte están hasta cierto punto a tu disposición; utiliza ese tiempo con el máximo cuidado para la realización de Dios». No hay nada más importante que esto para nosotros.

El consejo es común para todos nosotros es: «Abandona todos tus deberes y acomete el único deber; regresar a casa. Allí todo es pleno y completo, y todos velarán por tu verdadero interés. De manera que debes de ir allí; de regreso a Dios, de regreso al hogar». Sri Chaitanya Mahaprabhu vino aquí con el único propósito de aconsejarnos esto: yare dekha, tare kaha ‘krsna’-upadesa. «A quienquiera que te encuentres, háblale  de Krisna, y ambas partes, el que escucha y el que predica, se beneficiarán. Mediante este cultivo de la Conciencia de Krisna, ambas partes se beneficiarán de manera permanente». De modo que, nuestra energía y nuestro tiempo tendrán su mejor utilización únicamente en el cultivo de Conciencia de Krisna.

Lo demás es superficial, sin embargo, el espíritu de servicio es la parte más profunda en nosotros. Esa es la transacción más profunda; una transacción con el entorno en el plano más profundo. Y ese espíritu de servicio se divide en dos. En la posición inferior tiene un cálculo: «Debo hacer esto, no debo hacer aquello; necesito lograr muchas cosas». Pero en la sección más elevada no existe cálculo alguno basado en una transacción egoísta. Allí el sacrificio es tan noble y completo, tan perfecto, y los servidores tienen una relación tan profunda con el Absoluto que no se preocupan de ellos mismos en lo más mínimo. Han alcanzado una relación muy profunda mediante el amor y el sacrificio. Su transacción con el Absoluto es por completo afectuosa y amorosa.

 Pancha-Tattwa

Mahaprabhu Mismo es el Absoluto. Él se presentó como un Acharya para predicar acerca del destino máximo de la jiva (alma). Reveló que el logro más alto es el sacrificio más grande: tenemos que “morir para vivir”. Nuestro ego —nuestra entera individualidad egoísta— ha de morir totalmente, y entonces vamos a descubrir que nos encontramos en ese lugar: en la familia  de Dios, la familia del Absoluto. Nos hallaremos con los miembros de nuestra familia, los cuales no están regidos por ley alguna, sino sólo por el afecto y el amor. La máxima satisfacción en la vida no la alcanzaremos mediante la acumulación de conocimiento o poder, sino mediante el afecto y el amor. Ni la ciencia ni el poder pueden lograr eso.

Actualmente la ciencia sirve al poder. Muchos científicos están investigando y descubriendo muchas cosas, pero esa investigación científica es servicial al poder, ya que su finalidad es competir por el dominio de este plano inferior de satisfacción egoísta de los sentidos. Pero el logro de la entera satisfacción de nuestro corazón se halla en el concepto Krisna del Absoluto. Él es el Señor del amor, la belleza, el éxtasis y la felicidad. Esa es la necesidad necesidad más íntima de todos nosotros. Sri Chaitanya Mahaprabhu dijo: «Ve directo a Vrindavan en este tren especial. No intentes interrumpir  tu viaje, pues eso solo será una pérdida de tiempo y energía». Además, dijo: «A quienquiera que te encuentres, dale Conciencia de Krisna». En un país que sufre de hambruna, a quien sea que encuentres, le brindarás un poco de comida para salvarlo. Sin embargo, esto es cientos de veces más urgente; por lo tanto, debes inyectar Conciencia de Krisna. Diles: «Por encima de nuestra cabeza hay un amoroso Señor que observa todo. Únicamente tienen que relacionarse con Él y sus Sirvientes. Sus sirvientes son muy, muy bondadosos y magnánimos. Por cualquier medio establezcan una relación con ellos, e intenten ir a su hogar. Aquí, en ningún lugar tenemos un hogar. Nuestro hogar solo lo encontramos allá».

Por ejemplo, un demente puede vagar aquí y allá, pero si lo alivian de su locura irá directamente de la calle a su casa. No continuará errando perpetuamente por las calles como un vagabundo, sino que irá directo a casa, para su satisfacción y la de sus seres íntimos y queridos, sus guardianes.

Mahaprabhu aconseja: yare dekha kaha ‘krsna’— upadesa… «A quienquiera que te encuentres, no tendrás otro deber que suministrarle Conciencia de Krisna. La Conciencia de Krisna no solo salvará a todos de sus problemas, sino que también les dará la más alta satisfacción de la vida. Emprendan eso y ejecuten ese servicio con toda seriedad y avidez».

 Sri-Nityananda-prabhu-instructs-Jiva-Goswami

Sri Nityananda Prabhu es el más magnánimo entre el grupo de los que reclutan: es la cabeza, el líder de todos los generosos reclutadores, el oficial reclutador más generoso; así que tratemos de obtener Su misericordia. Una sola gota de la misericordia de Sri Nityananda Prabhu nos puede ayudar de una forma maravillosa. Nityananda Prabhu quiso que Sri Gauranga le fuera distribuido a todos y cada uno. Tocaba cada puerta y le rogaba a la gente: «¡Tomen el Nombre de Gauranga!, ¡Tomen el Nombre de Gauranga! Quedaré eternamente en deuda con ustedes. Si una sola vez toman el Nombre de Gauranga, seré su esclavo, ¡su esclavo eterno!». Cuando suplicaba de esa manera, empezaba a llorar y caía al suelo, a la entrada de la casa de esa gente.

Cuando Mahaprabhu decidió establecerse permanentemente en Jagannath Puri, envió a Nityananda Prabhu a predicar: «Te asigno Gauda-desh (Bengala). Sin ti, Nityananda, nadie podrá ayudarlos. Ocúpate de ellos. Te confío este papel. Ve a Bengala, ayúdales, libéralos y bríndales la satisfacción de la vida».

Nityananda Prabhu asumió esa responsabilidad, y aquí en Nabadwip-Dham nos hallamos bajo Su guía. Nityananda Prabhu es el líder de aquellos que predican acerca de Gauranga, y para aquel que recibe la gracia de Gauranga, automáticamente son suyos el Lila de Radha-Govinda y el Lila de Vrindavan.

yatha yatha gaura padaravinde

vindeta bhaktim krita punya-rasih

tatha tathotsarpati hridy-akasmat

radha padambhoja sudhamburasih

 

Inadvertidamente, ese Lila llegará a tu corazón. Tu actitud al cien por ciento será el entender a Gauranga y de esa forma te encontrarás automáticamente en Vrindavan –radha-padambhoja sudhambura-sih —te habrás convertido en un miembro del campo de Radharani: el lugar del Madhura-Lila.

Cuando Madhura está siendo distribuido al público ordinario, se le conoce como Audara-lila, y es lo más excelso. Cuando al néctar es distribuido, ese néctar es muy dulce. El néctar es dulce y proporciona la máxima satisfacción, pero cuando es distribuido, se vuelve excelente, más generoso y más extraordinario.

(Artículo extraído de la revista Sadhu-Sanga, edición de Marzo, 2005)

Transcripción en español por Jayananda Prabhu

Comentarios