Desaparición de Śrīla Svarūpa Dāmodara Gosvāmī Prabhu.

Fue uno de los asociados más íntimos de Śrī Caitanya Mahāprabhu, Puruṣottama Ācārya (Svarūpa) conocía exactamente el corazón de Śrī Kṛṣṇa Caitanya. Glorificándolo como “el almacén de todas las melosidades devocionales,” el Señor Caitanya añadió la palabra ‘Dāmodara’ a su nombre.

Svarūpa Dāmodara reveló al mundo las emociones más internas del humor de Śrī Caitanya como Rādhārāṇī sintiendo la separación de Kṛṣṇa. Detectando el humor del Señor Gaurāṅga, Svarūpa Dāmodara realizaría kīrtana para intensificar los sentimientos internos del Señor. Para calmar los dolores del amor del Señor Caitanya en ‘viraha-bhāva’ (en separación), le cantaba canciones del ‘Gītā-Govinda’, del ‘Kṛṣṇa-karāmta’, y los poemas de amor de Chaṇḍī Dāsa y Vidyāpati.

Durante la mañana y la noche Svarūpa Dāmodara y Rāmānanda Rāya se quedaron cerca de Śrī Caitanya para nutrir Sus pasatiempos. Él es uno de los tres (y una mitad) devotos más íntimos del Señor Caitanya (Rāmānanda Rāya, Śikhi Māhiti, Mādhavī Devī). Así como Lalitā y Vishākhā son las gopīs más queridas por Rādhārāṇī, Svarūpa Dāmodara (Vishākhāsakhī) y Rāmānanda Rāya (Lalitāsakhī), son los asociados más confidenciales de Śrī Caitanya Mahāprabhu.

Svarūpa Dāmodara fue el “Guardián de los devotos Gauḍīya.” Así que cada vez que un devoto se portaba mal el Señor Gaurasundara diría: “Svarūpa, tu gauīya hizo tal y tal cosa.” Svarūpa Dāmodara personalmente comprobaría si había defectos gramaticales o filosóficos en todo verso, canción, o libro escritos, antes de dárselos al Señor Caitanya para Su aprobación.

Cuando Śrī Caitanya Mahāprabhu exhibió Sus pasatiempos de aceptar sannyāsa, Svarūpa Dāmodara se volvió como un loco y, viajando a Vārāṇasī, también aceptó sannyāsa de un sannyāsī llamado Caitanyānanda Bhāratī, quien le ordenó: “Lee el Vedānta-sūtra y enséñalo a todo el mundo”.

Śrīla Kṛṣṇa Dāsa Kavirāja Gosvāmī utilizó los ’Kaacās’ (memorias de la vida de Śrī Caitanya) de Svarūpa Dāmodara para compilar el ‘Śrī Caitanyacaritāmṛta’. Svarūpa Dāmodara Gosvāmī también escribió el ‘SagītaDāmodara’, un libro de música. Su samādhi se encuentra en el Área de los 64 Samādhis.

Śrī Caitanya-caritāmta’, Madhya-līlā, capítulo 10: El Regreso del Señor a Jagannātha Purī. Versos 102-129:

— Al día siguiente llegó también Svarūpa Dāmodara. Era un amigo muy íntimo de Śrī Caitanya Mahāprabhu y un océano de melosidades trascendentales.

— Cuando vivía en Navadvīpa bajo el refugio de Śrī Caitanya Mahāprabhu, el nombre de Svarūpa Dāmodara era Puruṣottama Ācārya.

— Al ver que Śrī Caitanya Mahāprabhu había entrado en la orden de renuncia, Puruṣottama Ācārya se volvió como loco, e inmediatamente fue a Vārāṇasī para entrar en la orden de sannyāsa.

— Concluida su iniciación en la orden de sannyāsa, su maestro espiritual, Caitanyānanda Bhāratī, le ordenó: «Lee el Vedānta-sūtra y enséñalo a todo el mundo».

— Svarūpa Dāmodara era un gran renunciante, además de un gran sabio erudito. De todo corazón, se refugió en la Suprema Personalidad de Dios, Śrī Kṛṣṇa.

— Era muy entusiasta en adorar a Śrī Kṛṣṇa sin perturbaciones, y, por eso, casi en un estado de locura, entró en la orden de sannyāsa.

— Tras entrar en la orden de sannyāsa, Puruṣottama Ācārya siguió los principios regulativos, renunciando a su coleta y a su cordón sagrado; sin embargo, no vistió las ropas de color azafrán ni aceptó un nombre de sannyāsī, sino que permaneció como naiṣṭhikabrahmacārī.

— Tras recibir permiso de su sannyāsa-guru, Svarūpa Dāmodara fue a Nīlācala y se refugió en Śrī Caitanya Mahāprabhu. Allí, lleno de amor extático por Kṛṣṇa, disfrutó día y noche de melosidades trascendentales en el servicio del Señor.

— Svarūpa Dāmodara era la máxima expresión de la erudición y la sabiduría, pero no hablaba ni una palabra con nadie. Siempre se quedaba en algún lugar solitario, sin que nadie pudiera saber dónde estaba.

— Śrī Svarūpa Dāmodara era la personificación del amor extático, perfecto conocedor de las melosidades trascendentales en relación con Kṛṣṇa. Él representaba directamente a Śrī Caitanya Mahāprabhu como Su segunda expansión.

— Si alguien escribía un libro o componía versos y canciones y quería recitarlos ante Śrī Caitanya Mahāprabhu, Svarūpa Dāmodara los examinaba antes y los presentaba de la forma correcta. Sólo entonces Śrī Caitanya Mahāprabhu Se mostraba dispuesto a escuchar esas obras.

— Śrī Caitanya Mahāprabhu nunca Se mostraba complacido de escuchar libros o versos que se opusieran a las conclusiones del servicio devocional. Al Señor no le gustaba escuchar rasābhāsa, la superposición de melosidades trascendentales.

— Svarūpa Dāmodara solía examinar todas las obras literarias para ver si sus conclusiones eran correctas. Sólo entonces permitía que Śrī Caitanya Mahāprabhu las escuchase.

— Śrī Svarūpa Dāmodara solía leer los poemas de Vidyāpati y Caṇḍīdāsa y el Śrī Gīta-Govinda de Jayadeva Gosvāmī. Solía cantar esas canciones, haciendo así muy feliz a Śrī Caitanya Mahāprabhu.

— Como músico, Svarūpa Dāmodara era tan experto como los gandharvas, y en comentar las Escrituras era como Bṛhaspati, el sacerdote de los dioses celestiales. Por lo tanto, la conclusión es que no había gran personalidad que pudiera compararse a Svarūpa Dāmodara.

— Śrī Svarūpa Dāmodara Les era muy querido a Advaita Ācārya y a Nityānanda Prabhu, y era la vida y el alma misma de todos los devotos, comenzando por Śrīvāsa Ṭhākura.

— Cuando llegó a Jagannātha Purī, Svarūpa Dāmodara se postró a los pies de loto de Śrī Caitanya Mahāprabhu y, tendido ante Él, ofreciendo reverencias, recitó un verso.

— « ¡Oh, océano de misericordia, Śrī Caitanya Mahāprabhu! Que se manifieste Tu auspiciosa misericordia, que aleja fácilmente la lamentación material en todas sus formas haciendo que todo se vuelva puro y bienaventurado. En verdad, Tu misericordia despierta la bienaventuranza trascendental y cubre todos los placeres materiales. Con Tu auspiciosa misericordia se superan todas las disputas y desacuerdos entre las distintas Escrituras. Tu auspiciosa misericordia derrama las melosidades trascendentales y hace que el corazón se llene de júbilo. Tu misericordia, que está llena de dicha, siempre estimula el servicio devocional y glorifica el amor conyugal por Dios. Que la bienaventuranza trascendental despierte en mi corazón por Tu misericordia sin causa.»

— Śrī Caitanya Mahāprabhu ayudó a Svarūpa Dāmodara a levantarse del suelo y le abrazó. Ambos se llenaron del éxtasis del amor y quedaron inconscientes.

— Cuando recobraron la calma, Śrī Caitanya Mahāprabhu comenzó a hablar.

— Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: «En un sueño vi que venías, y eso es muy auspicioso. Hasta ahora he sido como un ciego, pero tu llegada aquí Me devuelve la vista».

— Svarūpa dijo: «Mi querido Señor, por favor, perdona mi ofensa. Abandoné Tu compañía para ir a otro lugar, y ése fue un gran error de mi parte.

— «Mi querido Señor, yo no poseo ni el más leve rastro de amor por Tus pies de loto. Si lo tuviese, ¿cómo podría haber ido a otro país? Por lo tanto, soy un hombre de lo más pecaminoso.

— «Yo abandoné Tu compañía, pero Tú no me abandonaste. Con Tu cuerda de misericordia, me has atado por el cuello y me has traído de regreso a Tus pies de loto.»

— Svarūpa Dāmodara adoró entonces los pies de loto de Nityānanda Prabhu. Nityānanda Prabhu, a Su vez, le abrazó con éxtasis de amor.

— Tras adorar a Nityānanda Prabhu, Svarūpa Dāmodara recibió, pues era lo adecuado, a Jagadānanda, Mukunda, Śaṅkara y Sārvabhauma.

— Svarūpa Dāmodara ofreció también oraciones y adoración a los pies de loto de Paramānanda Purī, quien, a su vez, le abrazó con amor extático.

— Śrī Caitanya Mahāprabhu alojó entonces a Svarūpa Dāmodara en un lugar solitario y ordenó a un sirviente que le surtiese de agua y de lo que pudiera necesitar.

(Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Gosvāmī Ṭhākura ha hecho los siguientes comentarios en esta sección del ‘Śrī Caitanya-caritāmta’: En la secta fundada por Śaṅkarācārya, las líneas que llevan los nombres sannyāsa de ‘Tīrtha’ y ‘Aśrama’, siguen la costumbre de dar el título ‘Brahmacārī’ a cualquier persona que desee ser iniciada en la orden de renuncia. Se le solicitará al aspirante al voto de permanecer célibe por el resto de su vida. También se da un título brahmacārī, que en el caso de Puruṣottama Ācārya era Svarūpa Dāmodara. Al tomar la tela azafrán conocida como ‘yoga-paṭṭa’, cualquier brahmacārī que tiene el título ‘Svarūpa’, toma el nombre sannyāsa de ‘Tīrtha’.

Śrī Caitanya-caritāmta’, Madhya-līlā, capítulo 12: La limpieza del Templo de Guṇḍicā. Versos 23-33:

— Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: «Entiendo que todos vosotros deseáis llevarme a Kaṭaka a ver al rey».

— Śrī Caitanya Mahāprabhu continuó: «No hablemos siquiera de Mi avance espiritual: la gente blasfemará contra Mí. Y ni qué hablar de toda la gente: el mismo Dāmodara Me reñirá.

— «No iré a ver al rey porque Me lo pidan todos los devotos, pero lo haré si Dāmodara Me da su permiso.»

— Dāmodara contestó inmediatamente: «Mi Señor, Tú eres la Suprema Personalidad de Dios completamente independiente. Tú lo sabes todo, y por ello sabes lo que está permitido y lo que no.

— «Yo no soy más que una jīva insignificante. ¿Qué poder tengo entonces para aconsejarte? Cuando Tú así lo decidas, irás a ver al rey. Yo seré testigo de ello.

— «El rey está muy apegado a Ti, y Tú sientes afecto y amor por él. Así, puedo entender que, en virtud del afecto que siente el rey por Ti, Tú le tocarás.

— «Aunque Tú eres la Suprema Personalidad de Dios, completamente independiente, Te subordinas al amor y el afecto de Tus devotos. Ésa es Tu naturaleza.»

— Nityānanda Prabhu dijo entonces: «¿Quién en los tres mundos puede pedirte que recibas al rey?

— «Sin embargo, ¿no es acaso la naturaleza de las personas apegadas abandonar la vida si no logran el objeto deseado?

— «Por ejemplo, algunas de las esposas de los brāhmaṇas que celebraban sacrificios abandonaron la vida por Kṛṣṇa en presencia de sus esposos.»

— Nityānanda Prabhu hizo entonces una sugerencia para que el Señor la tuviese en cuenta: «Podemos hacer una cosa —sugirió—, de forma que, sin necesidad de que Tú Te entrevistes con el rey, él pueda seguir viviendo.

 

Śrī Caitanya-caritāmta’, Antya-līlā, capítulo 6: El encuentro de Śrī Caitanya Mahaprabhu con Raghunātha dāsa Gosvāmī. Versos 228-238:

— Al día siguiente, Raghunātha dāsa preguntó por su deber a los pies de loto de Svarūpa Dāmodara.

— «No sé por qué he abandonado la vida familiar —dijo—. ¿Cuál es mi deber? Por favor, instrúyeme».

— Raghunātha dāsa nunca dijo una palabra ante el Señor. En lugar de ello, informaba al Señor de sus deseos a través de Svarūpa Dāmodara Gosvāmī y de Govinda.

— Al día siguiente, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī dijo al Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu: «Raghunātha dāsa tiene que decir lo siguiente a Tus pies de loto.

— «“No sé cuál es mi deber ni el objeto de mi vida. Por ello, Te pido por favor que me des instrucciones personalmente con Tu boca trascendental.”»

— Sonriendo, Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo a Raghunātha dāsa: «Ya he nombrado a Svarūpa Dāmodara Gosvāmī como instructor tuyo.

— «De él puedes aprender cuál es tu deber y cómo llevarlo a cabo. Yo no sé tanto como él.

— «No obstante, si quieres recibir con fe y amor Mis instrucciones, las siguientes palabras te indicarán cuáles son tus deberes.

— «No hables como la gente común, ni escuches lo que dicen. No debes tomar alimentos muy sabrosos, ni vestirte demasiado bien.

— «No esperes honores, pero ofrece pleno respeto a los demás. Canta constantemente el santo nombre del Señor Kṛṣṇa, y, en tu mente, ofrece servicio a Rādhā y Kṛṣṇa en Vṛndāvana.

— «Te he dado brevemente Mis instrucciones. Los detalles al respecto, los recibirás de Svarūpa Dāmodara.

— «Aquel que se considera más bajo que la hierba, que es más tolerante que un árbol, y que, sin esperar honores personales, está siempre dispuesto a ofrecer respeto a los demás, puede cantar constantemente el santo nombre del Señor sin la menor dificultad.»

— Tras escuchar esto, Raghunātha dāsa ofreció oraciones a los pies de loto de Śrī Caitanya Mahāprabhu, y el Señor, con gran misericordia, le abrazó.

— Śrī Caitanya Mahāprabhu le dejó de nuevo bajo la tutela de Svarūpa Dāmodara. De ese modo, Raghunātha dāsa ofreció un servicio muy confidencial con Svarūpa Dāmodara Gosvāmī.

 

Śrī Caitanya-caritāmta’, Antya-līlā, capítulo 20: Las Oraciones Śikāṣṭaka. Versos 8-11:

— Lleno de júbilo, Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: «Mis queridos Svarūpa Dāmodara y Rāmānanda Rāya, escuchadme. Debéis saber que en la era de Kali, el canto de los santos nombres es el proceso más viable para alcanzar la liberación.

— «En la era de Kali, el proceso para adorar a Kṛṣṇa es el sacrificio de cantar el santo nombre del Señor. Quien así lo hace es ciertamente muy inteligente, y alcanza el refugio de los pies de loto de Kṛṣṇa.

— «“En la era de Kali, las personas inteligentes practican el canto en congregación para adorar a la encarnación de Dios que canta constantemente el nombre de Kṛṣṇa. Aunque Su tez no es negruzca, es Kṛṣṇa Mismo, y viene con Sus acompañantes, sirvientes, armas y devotos íntimos.”

— «Por el simple hecho de cantar el santo nombre del Señor Kṛṣṇa es posible liberarse de todos los hábitos indeseables. Ésa es la manera de hacer surgir toda buena fortuna y de iniciar el flujo de las olas del amor por Kṛṣṇa.

 

Referencias de Srila Svarūpa Dāmodara Gosvāmī en el ‘Śrī Caitanya-caritāmta’.

 Ādi-līlā.

10.124-126:

nīlācale prabhu-sage yata bhakta-gaa
sab
āra adhyaka prabhura marma dui-jana
param
ānanda-purī, āra svarūpa-dāmodara
gad
ādhara, jagadānanda, śakara, vakreśvara
d
āmodara paṇḍita, hākura haridāsa
raghun
ātha vaidya, āra raghunātha dāsa

“Entre los devotos que acompañaban al Señor en Jagannātha Purī, dos de ellos, Paramānanda Purī y Svarūpa Dāmodara, eran el alma y la vida del Señor. Entre los demás devotos estaban Gadādhara, Jagadānanda, Śaṅkara, Vakreśvara, Dāmodara Paṇḍita, Ṭhākura Haridāsa, Raghunātha Vaidya y Raghunātha dāsa.”

SIGNIFICADO: El Capítulo Quinto del Antya-khaṇḍdel Caitanya-bhāgavata afirma que Raghunātha Vaidya fue a ver a Śrī Caitanya Mahāprabhu cuando el Señor estaba en Pāṇihāṭi. Era un gran devoto y tenía todas las buenas cualidades. Según el Caitanya-bhāgavata, en el pasado fue Revatī, la esposa de Balarāma. Toda aquella persona a quien él miraba alcanzaba inmediatamente la conciencia de Kṛṣṇa. Vivió a la orilla del mar, en Jagannātha Purī, y escribió un libro titulado Sthāna-nirūpaa.

4.103-105:

avatārera āra eka āche mukhya-bīja
rasika-śekhara k
ṛṣṇera sei kārya nija

Hay una causa principal para el advenimiento de Śrī Kṛṣṇa. Brota de Sus actividades como el principal disfrutador de intercambios de amor.

ati gūha hetu sei tri-vidha prakāra
dāmodara-svarūpa haite yāhāra pracāra

Esa causa sumamente confidencial es triple. Svarūpa Dāmodara la ha revelado.

svārupa-gosāñi—prabhura ati antaraga
tāhāte jānena prabhura e-saba prasa
ga

Svarūpa Gosāñi es el compañero más íntimo del Señor. Por tanto, él conoce bien estos temas.

SIGNIFICADO: Antes de que el Señor entrase en la orden de renunciación, Puruṣottama Bhaṭṭācārya, habitante de Navadvīpa, deseaba entrar en la orden de vida renunciada. Por tanto, dejó el hogar y fue a Benarés, donde aceptó la posición de brahmacarya de manos de un sannyāsī māyāvādī. Cuando se inició como brahmacārī, le fue dado el nombre de Śrī Dāmodara Svarūpa. Poco después dejó Benarés sin haber tomado sannyāsa y fue a Nīlācala, Jagannātha Purī, donde estaba residiendo Śrī Caitanya. Allí se unió a Caitanya Mahāprabhu, y dedicó su vida al servicio del Señor. Fue el secretario de Śrī Caitanya, y Su compañero constante. Solía realzar la potencia de placer del Señor con canciones apropiadas, muy apreciadas por todos. Svarūpa Dāmodara pudo comprender la misión secreta de Śrī Caitanya, y fue solamente por su gracia que todos los devotos de Śrī Caitanya pudieron conocer la verdadera intención del Señor.

Svarūpa Dāmodara ha sido identificado como Lalitā-devī, la segunda expansión de Rādhārāṇī. Sin embargo, el autorizado Gaura-gaoddeśa-dīpikā de Kavi-karṇapūra designa a Svarūpa Dāmodara como la misma Viśākhādevī que sirve al Señor en Goloka Vṛndāvana. Por tanto, hay que entender que Śrī Svarūpa Dāmodara es una expansión directa de Rādhārāṇī que ayuda al Señor a tener la experiencia de la actitud de Rādhārāṇī.

13.15-17:

ādi-līlā-madhye prabhura yateka carita
sūtra-rūpe murāri gupta karilā grathita

Todos los pasatiempos que llevó a cabo el Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu en Su ādi-līlā fueron anotados en forma resumida por Murāri Gupta.

prabhura ye śea-līlā svarūpa-dāmodara
sūtra kari’ granthilena granthera bhitara

Sus pasatiempos posteriores [madhya-līlā y antya-līlā] fueron registrados en forma de notas por Su secretario, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī, y conservados así en un libro.

ei dui janera sūtra dekhiyā śuniyā
var
anā karena vaiṣṇava krama ye kariyā

Al ver y oír las notas tomadas por estas dos grandes personalidades, un vaiṣṇava, un devoto del Señor, puede conocer esos pasatiempos uno tras otro.

Madhya-līlā.

2.77 y 78:

caṇḍīdāsa, vidyāpati, rāyera nāaka-gīti,
kar
āmta, śrī-gīta-govinda
svar
ūpa-rāmānanda-sane, mahāprabhu rātri-dine,
g
āya, śuneparama ānanda

El Señor también pasaba el tiempo leyendo los libros de Caṇḍīdāsa y Vidyāpati y cantando Sus canciones, así como escuchando citas del Jagannātha-vallabhanāṭaka, del Kṛṣṇa-karṇāmṛta y del Gīta-govinda. De ese modo, en compañía de Svarūpa Dāmodara y Rāya Rāmānanda, Śrī Caitanya Mahāprabhu pasaba Sus días y noches cantando y escuchando con gran placer.

purīra vātsalya mukhya, rāmānandera śuddha-sakhya,
govindādyera śuddha-dāsya-rasa
gadādhara, jagadānanda, svarūpera mukhya rasānanda,
ei cāri bhāve prabhu vaśa

De entre Sus devotos íntimos, el Señor Caitanya Mahāprabhu disfrutó el amoroso afecto paternal de Paramānanda Purī; del afecto de amigo con Rāmānanda Rāya, del servicio puro con Govinda y otros devotos, y de los sentimientos de amor conyugal con Gadādhara, Jagadānanda y Svarūpa Dāmodara. Śrī Caitanya Mahāprabhu disfrutó de esas cuatro melosidades, y de ese modo siempre Se sintió endeudado con Sus devotos.

SIGNIFICADO: Se explica que Paramānanda Purī había sido Uddhava en Vṛndāvana. La relación de cariño que sostenía con Śrī Caitanya Mahāprabhu estaba en el plano del amor paternal. Ello se debía a que Paramānanda Purī era hermano espiritual del maestro espiritual de Śrī Caitanya Mahāprabhu. De manera similar, Rāmānanda Rāya, a quien unos consideran una encarnación de Arjuna y otros una encarnación de Viśākhādevī, disfrutó de una relación de amor fraternal puro con el Señor. Govinda y otros devotos disfrutaron de una relación de servicio personal puro. En presencia de Sus devotos más íntimos, como Gadādhara Paṇḍita, Jagadānanda y Svarūpa Dāmodara, Caitanya Mahāprabhu disfrutó de los éxtasis de Śrīmatī Rādhārāṇī en Su relación conyugal con Kṛṣṇa. Absorto en esas cuatro melosidades trascendentales, Śrī Caitanya Mahāprabhu vivió en Jagannātha Purī sintiéndose muy endeudado con Sus devotos.

2.84:

caitanya-līlā-ratna-sāra, svarūpera bhāṇḍāra,
te
ho thuilā raghunāthera kaṇṭhe
t
āhā kichu ye śunilu, tāhā ihā vistārilu,
bhakta-ga
e dilu ei bhee

Los pasatiempos de Śrī Caitanya Mahāprabhu son las joyas más preciosas. Han estado guardados en el almacén de Svarūpa Dāmodara Gosvāmī, quien los explicó a Raghunātha dāsa Gosvāmī, quien a su vez me los repitió a mí. Lo poco que he escuchado de labios de Raghunātha dāsa Gosvāmī lo he recogido en este libro, que va dirigido a todos los devotos.

SIGNIFICADO: Svarūpa Dāmodara, el secretario personal de Śrī Caitanya Mahāprabhu, tomó notas acerca de todas las actividades del Señor, y más tarde las repitió a Raghunātha dāsa Gosvāmī, quien las memorizó. Kṛṣṇadāsa Kavirāja Gosvāmī las escuchó y recogió su contenido en el Śrī Caitanya-caritāmta. Esa transmisión de Śrī Caitanya Mahāprabhu a Svarūpa Dāmodara, Raghunātha dāsa Gosvāmī y Kavirāja Gosvāmī recibe el nombre de sistema paramparā. Kṛṣṇadāsa Kavirāja Gosvāmī ha propagado esa información en su libro, el Śrī Caitanya-caritāmta. En otras palabras, el Śrī Caitanya-caritāmta es la esencia de las enseñanzas transmitidas por medio del sistema paramparā de la sucesión discipular que parte de Śrī Caitanya Mahāprabhu.

12.109:

nityānanda, advaita, svarūpa, bhāratī, purī
i
hā vinu āra saba āne jala bhari

Traducción:

Con excepción de Nityānanda Prabhu, Advaita Ācārya, Svarūpa Dāmodara, Brahmānanda Bhāratī y Paramānanda Purī, todos estaban ocupados en llenar cántaros de agua y llevarlos al templo.

13.122:

ei śloka mahāprabhu pae bāra bāra
svarūpa vinā artha keha nā jāne ihāra

Śrī Caitanya Mahāprabhu recitó este verso una y otra vez. Excepto Svarūpa Dāmodara, nadie podía entender su significado.

13.74 y 75:

uddaṇḍa-ntye prabhura yabe haila mana
svarūpera sa
ge dila ei nava jana

Deseando saltar muy alto mientras danzaba, Śrī Caitanya Mahāprabhu puso a esas nueve personas a cargo de Svarūpa Dāmodara.

ei daśa jana prabhura sage gāya, dhāya
āra saba sampradāya cāri dike gāya

Esos devotos [Svarūpa Dāmodara y los devotos puestos a su cargo] cantaron con el Señor, y también corrieron junto a Él. Todos los demás grupos de devotos también cantaban.

13.161y 163:

ei saba artha prabhu svarūpera sane
rātri-dine ghare vasi’ kare āsvādane

Śrī Caitanya Mahāprabhu Se sentaba en Su habitación con Svarūpa Dāmodara y saboreaba día y noche el contenido de esos versos.

svarūpa-gosāñira bhāgya nā yāya varana
prabhute āvi
ṣṭa yāra kāya, vākya, mana

Nadie puede explicar la buena fortuna de Svarūpa Dāmodara Gosvāmī, pues él está siempre absorto en el servicio del Señor con el cuerpo, la mente y las palabras.

14.122, 123 y 164:

svarūpa kahe,—śuna, prabhu, kāraa ihāra
v
ndāvana-krīāte lakmīra nāhi adhikāra

Svarūpa Dāmodara contestó: «Mi querido Señor, por favor, escucha la razón de eso. Lakṣmīdevī, la diosa de la fortuna, no puede ser admitida en los pasatiempos de Vṛndāvana.

vndāvana-līlāya kṛṣṇera sahāya gopī-gaa
gopī-ga
a vinā kṛṣṇera harite nāre mana

«En los pasatiempos de Vṛndāvana, las únicas que asisten a Kṛṣṇa son las gopīs. Excepto las gopīs, nadie puede atraer Su mente.»

eta śuni’ bāe prabhura ānanda-sāgara
‘kaha, kaha’ kahe prabhu, bale dāmodara

Escuchando estas explicaciones, Śrī Caitanya Mahāprabhu veía crecer el océano de Su bienaventuranza trascendental. Por eso dijo a Svarūpa Dāmodara: «Sigue hablando, sigue hablando». Así, Svarūpa Dāmodara continuó.

14.80:

vidyānidhira jala-keli svarūpera sane
gupta-datte jala-keli kare dui jane

Svarūpa Dāmodara y Vidyānidhi también se lanzaron agua el uno al otro. También Murāri Gupta y Vāsudeva Datta jugaron de ese modo.

Antya-līlā.

2.104-106

māhitira bhaginī sei, nāma—mādhavī-devī
v
ddhā tapasvinī āra paramā vaiṣṇavī

La hermana de Śikhi Māhiti se llamaba Mādhavī-devī. Era una señora mayor siempre ocupada en austeridades. Era muy avanzada en el servicio devocional.

prabhu lekhā kare yāre—rādhikāra ‘gaa’
jagatera madhye ‘pātra’—sā
e tina jana

Śrī Caitanya Mahāprabhu afirmaba que, en el pasado, había sido una compañera de Śrīmatī Rādhārāṇī. En todo el mundo, tres personas y media eran devotos íntimos de Śrī Caitanya Mahāprabhu.

svarūpa gosāñi, āra rāya rāmānanda
śikhi-māhiti—tina, tā
ra bhaginī—ardha-jana

Las tres personas eran Svarūpa Dāmodara Gosvāmī, Rāmānanda Rāya y Śikhi Māhiti, y la otra media persona era la hermana de Śikhi Māhiti.

15.24-27:

eta kahi’ gaurahari, dui-janāra kaṇṭha dhari’,
kahe,—‘śuna, svarūpa-rāmarāya
kāhā
karo, kāhā yāa, kāhā gele kṛṣṇa pāa,
du
he more kaha se upāya

Tras decir esto, Śrī Caitanya Mahāprabhu Se abrazó al cuello de Rāmānanda Rāya y Svarūpa Dāmodara. El Señor, entonces, dijo: «Mis queridos amigos, escuchadme, por favor. ¿Qué voy a hacer? ¿Adónde voy a ir? ¿Adónde puedo ir para encontrar a Kṛṣṇa? Por favor, decidme vosotros cómo puedo encontrarle».

ei-mata gaura-prabhu prati dine-dine
vilāpa karena svarūpa-rāmānanda-sane

Así, absorto en el dolor trascendental, Śrī Caitanya Mahāprabhu Se lamentaba día tras día en compañía de Svarūpa Dāmodara Gosvāmī y Rāmānanda Rāya.

sei dui-jana prabhure kare āśvāsana
svarūpa gāya, rāya kare śloka pa
hana

Para realzar los sentimientos de éxtasis del Señor, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī cantaba las canciones más adecuadas y Rāmānanda Rāya recitaba los versos más acordes. De ese modo, lograban calmarle.

karāmta, vidyāpati, śrī-gīta-govinda
ihāra śloka-gīte prabhura karāya ānanda

Al Señor Le gustaban especialmente el Kṛṣṇa-karṇāmṛta de Bilvamaṅgala Ṭhākura, la poesía de Vidyāpati y el Śrī Gīta-govinda, de Jayadeva Gosvāmī. Śrī Caitanya Mahāprabhu sentía un gran placer en el corazón cuando Sus acompañantes recitaban versos y cantaban canciones de esos libros.

20.3-4:

ei-mata mahāprabhu vaise nīlācale
rajanī-divase k
ṛṣṇa-virahe vihvale

De ese modo, mientras vivió en Jagannātha Purī [Nīlācala], Śrī Caitanya Mahāprabhu estaba constantemente sobrecogido de sentimientos de separación de Kṛṣṇa, noche y día.

svarūpa, rāmānanda,—ei duijana-sane
rātri-dine rasa-gīta-śloka āsvādane

Con dos acompañantes, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī y Rāmānanda Rāya, el Señor saboreaba día y noche canciones y versos de bienaventuranza trascendental.

2.84, 85, 92 y 93:

puruottame prabhu-pāśe bhagavān ācārya
parama vai
ṣṇava teho supaṇḍita ārya

En Jagannātha Purī, gozando de la compañía de Śrī Caitanya Mahāprabhu, vivía Bhagavān Ācārya, que era ciertamente un caballero, un sabio erudito y un gran devoto.

SIGNIFICADO: Para mayor información acerca de Bhagavān Ācārya, consúltese Ādi-līlā 10.136.

sakhya-bhāvākrānta-citta, gopa-avatāra
svarūpa-gosāñi-saha sakhya-vyavahāra

Estaba completamente absorto en pensamientos de relación fraternal con Dios. Como era la encarnación de un pastorcillo de vacas, sus tratos con Svarūpa Dāmodara Gosvāmī eran muy amistosos.

svarūpa gosāñire ācārya kahe āra dine
’vedānta pa
iyā gopāla āisāche ekhāne

Bhagavān Ācārya dijo a Svarūpa Dāmodara: «Mi hermano menor, Gopāla, ha regresado a casa tras concluir sus estudios de filosofía vedānta».

sabe meli’ āisa, śuni ‘bhāya’ ihāra sthāne’
prema-krodha kari’ svarūpa balaya vacane

Bhagavān Ācārya pidió a Svarūpa Dāmodara Gosvāmī que escuchase a Gopāla comentar el Vedānta, pero Svarūpa Dāmodara, con cierta irritación debida al amor, dijo lo siguiente.

“buddhi bhraṣṭa haila tomāra gopālera sage
māyāvāda śunibāre upajila ra
ge

«Por relacionarte con Gopāla, has perdido la inteligencia, y por eso estás deseoso de escuchar la filosofía māyāvāda.

vaiṣṇava hañā yebā śārīraka-bhāya śune
sevya-sevaka-bhāva chā
i āpanāre ‘īśvara māne

«El vaiṣṇava que escucha el Śārīraka-bhāṣya, el comentario māyāvāda del Vedānta-sūtra, abandona la actitud consciente de Kṛṣṇa de que el Señor es el amo y la entidad viviente Su sirviente. En lugar de ello, se considera a sí mismo el Señor Supremo.

Significado:

SIGNIFICADO: Los filósofos denominados kevalādvaita-vādīs suelen ocuparse en escuchar el Śārīraka-bhāya, un comentario de Śaṅkārācarya que promueve la consideración impersonal de que uno mismo es el Señor Supremo. Esos comentarios del Vedānta-sutra de la filosofía māyāvāda sólo son imaginaciones, pero existen otros comentarios del Vedānta-sūtra. El comentario de Śrīla Rāmānujācārya, titulado Śrī-bhāya, establece la filosofía viśiṣṭādvaita-vāda. De forma similar, en la Brahma-sampradāya, el Pūraprajña-bhāya de Madhvācārya establece la filosofía de śuddha-dvaita-vāda. En la Kumāra-sampradāya, conocida también como Nimbārka-sampradāya, Śrī Nimbārka establece la filosofía de dvaitādvaita-vāda en su comentario Pārijāta-saurabha-bhāya. Y en la Viṣṇu-svāmi-sampradāya, la Rudra-sampradāya, que desciende del Señor Śiva, Viṣṇu Svāmī ha escrito un comentario titulado Sarvajña-bhāya, que establece la filosofía de śuddhādvaita-vāda.

El vaiṣṇava debe estudiar los comentarios del Vedānta-sūtra escritos por los cuatro sampradāya-ācāryas —Śrī Rāmānujācārya, Madhvācārya, Viṣṇu Svāmī y Nimbārka—, pues esos comentarios se basan en la filosofía de que el Señor es el amo y todas las entidades vivientes son Sus sirvientes eternos. Quien desee estudiar la filosofía vedānta del modo adecuado, especialmente si es un vaiṣṇava, debe estudiar esos comentarios, que son siempre adorados por los vaiṣṇavas. El comentario detallado de Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī se presenta en Ādi-līlā7.101. El comentario māyāvāda Śārīraka-bhāya es como veneno para el vaiṣṇava. No debe ni tocarse. Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura señala que incluso un mahā-bhāgavata, un devoto muy elevado que se ha entregado a los pies de loto de Kṛṣṇa, a veces cae del plano del servicio devocional puro si escucha la filosofía māyāvāda del Śārīraka-bhāya. Por lo tanto, todos los vaiṣṇavas deben evitar ese comentario.

mahā-bhāgavata yei, kṛṣṇa prāa-dhana yāra
māyāvāda-śrava
e citta avaśya phire tāra

«La filosofía māyāvāda juega con las palabras de tal manera que, al leer el comentario māyāvāda del Vedānta-sūtra, hasta un devoto muy elevado que haya aceptado a Kṛṣṇa como su vida misma cambia de parecer.»

ācārya kahe,—‘āmā sabāra kṛṣṇa-niṣṭha-citte
āmā sabāra mana bhā
ya nāre phirāite

A pesar de la protesta de Svarūpa Dāmodara, Bhagavān Ācārya continuó: «Todos nosotros estamos firmemente establecidos a los pies de loto de Kṛṣṇa de todo corazón. Por lo tanto, el Śārīraka-bhāṣya no puede cambiar nuestra mente».

svarūpa kahe, “tathāpi māyāvāda-śravae
‘cit, brahma, māyā, mithyā’—ei-mātra śune

Svarūpa Dāmodara contestó: «Aun así, cuando escuchamos la filosofía māyāvāda, escuchamos que Brahman es conocimiento y que el universo de māyā es falso, pero no obtenemos ninguna comprensión espiritual.

jīvājñāna-kalpita īśvare, sakala-i ajñāna
yāhāra śrava
e bhaktera phāe mana prāa

«El filósofo māyāvādī trata de establecer que la entidad viviente es un producto de la imaginación, y que la Suprema Personalidad de Dios Se halla bajo la influencia de māyā. Al escuchar esa clase de comentario, al devoto se le rompen el corazón y la vida.»

SIGNIFICADO: Śrīla Svarūpa Dāmodara Gosvāmī quería hacer entender a Bhagavān Ācārya que, si bien una persona firmemente establecida con devoción en el servicio de Kṛṣṇa tal vez no se desvíe al escuchar el bhāya māyāvāda, ese bhāya está, no obstante, lleno de palabras e ideas impersonales —como el Brahman— que representan conocimiento pero son impersonales. Los māyāvādīs dicen que el mundo creado por māyā es falso, y que en realidad no existen las entidades vivientes, sino tan sólo una refulgencia espiritual. Dicen además que Dios es imaginario, que la gente piensa en Dios sólo por ignorancia, y que cuando la Verdad Absoluta Suprema es engañada por la energía externa, māyā, Se convierte en una jīva, una entidad viviente. Al escuchar de labios del no devoto todas esas ideas sin sentido, el devoto se siente muy afligido, como si se le rompiesen el corazón y el alma.

5.131 y 132:

“yāha, bhāgavata paa vaiṣṇavera sthāne
ekānta āśraya kara caitanya-cara
e

«Si quieres entender el Śrīmad-Bhāgavatam —le dijo—, debes acudir a un vaiṣṇava autorrealizado y escucharle. Podrás hacerlo cuando te hayas refugiado plenamente en los pies de loto de Śrī Caitanya Mahāprabhu.»

SIGNIFICADO: En este verso, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī da al poeta de Bengala la instrucción de escuchar el Śrīmad-Bhāgavatam de labios de un vaiṣṇava puro y aprender de él. En la actualidad, y sobre todo en la India, ha surgido una clase de lectores profesionales del Bhāgavatam cuya forma de ganarse el sustento es ir de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad leyendo el Bhāgavatam y recogiendo dakiāgratificaciones en forma de dinero o bienes materiales, como sombrillas, tejidos y frutas. Existe, pues, un negocio del Bhāgavatam, con recitaciones llamadas bhāgavata-saptāha, jamás mencionadas en el Śrīmad-Bhāgavatam, que duran toda una semana. Ni una sola vez dice el Śrīmad-Bhāgavatam que se deba escuchar el Bhāgavatam durante una semana de labios de profesionales. Lo que el Śrīmad-Bhāgavatam (1.2.17) dice es: śṛṇvatā sva-kathā kṛṣṇa puya-śravaa-kīrtanael Śrīmad-Bhāgavatam debe escucharse regularmente de labios de un vaiṣṇava autorrealizado. Quien así lo escucha, se vuelve piadoso: hdy anta-stho hy abhadrāi vidhunoti suht satām. A medida que se escucha el Bhāgavatam con regularidad y sinceramente, el corazón se purifica de toda la contaminación material:

naṣṭa-prāyev abhadreu nitya bhāgavata-sevayā
bhagavaty uttama-
śloke bhaktir bhavati naiṣṭhikī

«El proceso de escuchar regularmente el Bhāgavatam y ofrecer servicio al devoto puro, destruye prácticamente por completo todo lo que perturba el corazón; de ese modo, el servicio amoroso a la Personalidad de Dios, a quien Se alaba con canciones trascendentales, se establece como un hecho irrevocable» (Bhāg. 1.2.18).

Ése es el proceso adecuado, pero la gente se ha acostumbrado a dejarse descarriar por recitadores profesionales del Bhāgavatam. Por esa razón, en este verso Svarūpa Dāmodara Gosvāmī nos aconseja que no escuchemos el Śrīmad-Bhāgavatam de los recitadores profesionales. En lugar de ello, debemos escuchar y aprender el Bhāgavatam de un vaiṣṇava autorrealizado. A veces, algún sannyāsī māyāvādī lee el Bhāgavatam y se ve a la gente acudir en multitud a escuchar unos juegos de palabras que no despertarán su amor latente por Kṛṣṇa. A veces, la gente va a ver obras de teatro profesional, y ofrece dinero y comida a los actores, expertos en recoger todas esas ofrendas. El resultado es que el público permanece en la misma posición de gham andha-kūpam, el apego familiar, y su amor por Kṛṣṇa no se despierta.

En el Bhāgavatam (7.5.30), se afirma: matir na kṛṣṇe parata svato vā mitho ´bhipadyeta gha-vrātānām, los gha-vratas, aquellos que están determinados a continuar con el modo de vida materialista, nunca verán despertar su amor latente por Kṛṣṇa, pues escuchan el Bhāgavatam solamente para consolidar su posición en la vida de casados y ser felices con los asuntos domésticos y la vida sexual. Condenando ese proceso de escuchar el Bhāgavatam de labios de profesionales, Svarūpa Dāmodara Gosvāmī dice: yāha, bhāgavata paa vaiṣṇavera sthāne, «Para entender el Śrīmad-Bhāgavatam, debes acudir a un vaiṣṇava autorrealizado». Se debe evitar estrictamente escuchar el Bhāgavatam de labios de māyāvādīs o no devotos que simplemente hacen juegos gramaticales para tergiversar algún sentido del texto, recoger el dinero del público inocente, y de ese modo mantener a la gente en la oscuridad.

Svarūpa Dāmodara Gosvāmī prohíbe estrictamente el comportamiento materialista de esos supuestos oyentes del Bhāgavatam. En lugar de lograr que despierte su verdadero amor por Kṛṣṇa, esos oyentes del Bhāgavatam se apegan cada vez más a los asuntos domésticos y la vida sexual (yan maithunādi-ghamedhi-sukha hi tuccham). El Śrīmad-Bhāgavatam debe escucharse de labios de una persona libre de todo contacto con las actividades materiales, o, en otras palabras, de un paramahasa vaiṣṇava, una persona que haya alcanzado la etapa más elevada de sannyāsa. Eso, por supuesto, será imposible mientras no se acepte el refugio de los pies de loto de Śrī Caitanya Mahāprabhu. El Śrīmad-Bhāgavatam sólo lo entenderá quien pueda seguir los pasos de Śrī Caitanya Mahāprabhu.

caitanyera bhakta-gaera nitya kara ‘saga’
tabeta jānibā siddhānta-samudra-tara
ga

Traducción:

Svarūpa Dāmodara continuó: «Relaciónate con regularidad con los devotos de Śrī Caitanya Mahāprabhu, pues sólo así podrás entender las olas del océano del servicio devocional.

SIGNIFICADO: En relación con esto, debe entenderse claramente que los seguidores de la vía del servicio devocional de Śrī Caitanya Mahāprabhu son devotos personales eternos de la Suprema Personalidad de Dios y perfectos conocedores de la Verdad Absoluta. Tan pronto como se sigan los principios de Śrī Caitanya Mahāprabhu relacionándose con Sus devotos, los deseos de disfrute material desaparecerán del corazón. Entonces se podrá entender el significado del Śrīmad-Bhāgavatam y el objetivo que se persigue al escucharlo. De lo contrario, esa comprensión no será posible.

 

Śrī Caitanya-Bhāgavata.

Antya-khaṇḍa, 10.36-43,173-177:

“Siempre que Svarūpa Dāmodara cantaba en voz alta, el Señor perdería toda conciencia de Su entorno y caía al suelo. De todos los sannyāsīs que eran miembros de la comitiva del Señor, ninguno era igual que Śrī Svarūpa Dāmodara Gosvāmī. El Señor tenía un gran afecto por Paramānanda Purī, y una cantidad igual por Svarūpa Dāmodara. Svarūpa Dāmodara estaba lleno del néctar de las canciones devocionales, lo que hacía que el Señor danzara tan pronto como Él las escuchaba.”

“Gadādhara Paṇḍita fue el principal experto en el Bhāgavata y Svarūpa Dāmodara en el kīrtana. Svarūpa Dāmodara cantaría solo y Mahāprabhu se perdería a sí mismo en la danza. Mahāprabhu revelaría todos los síntomas de amor extático, como lágrimas, temblores, risas, desmayos, horripilación y rugidos. Todo esto se manifestó en Su cuerpo mientras bailaba con los devotos. Cuando oyó a Svarūpa Dāmodara cantar en voz alta en el kīrtana, el Señor perdería la conciencia externa y caería en el acto. No hubo igual a Svarūpa entre todos los asociados sannyāsī del Señor. Svarūpa era tan querido para Él como Paramānanda Purī. Śrī Svarupa Dāmodara Gosvāmī era la encarnación del deleite de la canción, lo que haría que Mahāprabhu bailase.”

“Mientras examinaba a Pundarika Vidyānidhi, Svarūpa Dāmodara sintió un afecto surgiendo en él. De hecho comenzó a flotar en un océano de éxtasis. Una persona siempre siente alegría por la buena fortuna de un amigo. Ambos comenzaron a reír animosamente y Svarūpa Dāmodara dijo: ‘Escucha, hermano. Nunca he visto ni oído hablar de un castigo como éste. El Señor vino en un sueño personalmente para castigarte. Nunca he oído hablar de tal cosa, ¡pero ahora veo que te ha pasado!’ Los dos amigos flotaron en un sentimiento de satisfacción. Pasaron los días y la noche hablando nada más de temas conscientes de Kṛṣṇa.”

Comentarios