Desaparición de Śrīla Śrīnivāsa Ācārya Prabhu.

“La revelación es Su Voluntad”

Śrīla Bhakti Rakaka Śrīdhara Dev-Gosvāmī Mahārāja describe el destino bendito de Śrīla Śrīnivāsa Ācārya.

Cuando Mahāprabhu estaba en Purī, Padmanābha Bhaṭṭācārya fue a verle con su esposa. Mahāprabhu le dijo que tendría un hijo que sería un gran devoto y su nombre sería Śrīnivāsa. Padmanābha Bhaṭṭācārya regresó a su casa y pronto Śrīnivāsa nació; un niño hermoso y escolar natural. Padmanābha Bhaṭṭācārya falleció cuando Śrīnivāsa era muy joven. En ese momento, Śrīnivāsa pensó automáticamente en Śrī Caitanyadeva y Nityānanda, y Sus pasatiempos surgieron dentro de él.

Cuando apenas tenía unos quince años, Śrīnivāsa fue a ver el lugar de nacimiento de Śrī Caitanyadeva en Navadvīpa. Se sentó cerca de la casa del Señor en un ghā de baño en el Ganges. Viṣṇu Priya Devī llegó allí a bañarse en ese momento y encontró a este hermoso niño. Ella vio que él tenía algún tipo de semejanza con Mahāprabhu, pero que estaba sentado allí inseguro de sí mismo y de su vida. Viṣṇu Priya Devī sentía lástima por el niño, lo llevó a su casa, y le dio de comer.

A partir de entonces, Śrīnivāsa fue a conocer a Mahāprabhu. Empezó yendo a Purī, y cuando ya llevaba  tres cuartas partes del camino, se enteró de que Śrī Caitanyadeva había dejado el mundo. ¿Qué iba a hacer? Él siguió adelante, y se encontró con Gadādhara Paṇḍita allí en el templo de Ṭoṭā Gopīnātha. Gadādhara Paṇḍita lo abrazó y le dijo: “He estado esperando por ti, Śrīnivāsa. Mi Señor me ha ordenado que te enseñe el ‘Śrīmad-Bhāgavatam’. Tú te convertirás en un lector sin precedentes y explicaras el ‘Bhāgavatam’ a toda Bengala. La mitad de mi libro, sin embargo, se borró por las lágrimas. Tú no serás capaz de leerlo. Tendrás que conseguir un libro nuevo. Dirígete a Śrī Khaṇḍa y menciona mi nombre, obtendrás una copia del ‘Bhāgavatam’, y regresa. Entonces, yo te enseñaré”.

Śrīnivāsa Ācārya regresó a Bengala, recogió una copia del ‘Bhāgavatam’ de Śrī Khaṇḍa, y de nuevo fue a Purī. Cuando llegó allí, se enteró de que Gadādhara Paṇḍita había partido. Estaba decepcionado. Pensó: “Yo soy un alma angustiada. Dondequiera que voy, el objeto de mi búsqueda se retira justo antes de llegar a él. Mahāprabhu y Gadādhara Paṇḍita me han dado la esperanza, pero ahora, ¿quién me enseñará el ‘Bhāgavatam’? Qué mala suerte tengo.” ¿Qué iba a hacer él? Empezó a leer el ‘Bhāgavatam’, y, automáticamente, se dio cuenta de que todo estaba llegando hacia él. La voluntad de Gadādhara Paṇḍita estaba allí.

Comentarios