Desaparición de Śrīla Rāmacandra Kavirāja.

Śrī Caitanya-Caritāmṛta, Ādi-lila, 11.51:

kasāri sena, rāmasena, rāmacandra kavirāja
govinda, śrīraga, mukunda, tina kavirāja

 “El quincuagésimo octavo gran devoto de Śrī Nityānanda Prabhu fue Kaṁsāri Sena, el quincuagésimo noveno fue Rāmasena, el sexagésimo fue Rāmacandra Kavirāja, y el sexagésimo primero, segundo y tercero, fueron Govinda, Śrīrāṅga y Mukunda, que fueron médicos los tres.”

SIGNIFICADO: Śrī Rāmacandra Kavirāja, el hijo de Khaṇḍavāsī Cirañjīva y de Sunanda, fue discípulo de Śrīnivāsa Ācārya y el amigo más íntimo de Narottama dāsa Ṭhākura, que oró repetidamente por su compañía. Su hermano menor fue Govinda Kavirāja. Śrīla Jīva Gosvāmī apreciaba mucho la devoción de Śrī Rāmacandra Kavirāja por el Señor Kṛṣṇa y, por tanto, le dio el título de Kavirāja. Śrī Rāmacandra Kavirāja, que nunca estuvo interesado por la vida de familia, contribuyó mucho al trabajo de prédica de Śrīnivāsa Ācārya y Narottama dāsa Ṭhākura. Al principio, residía en Śrīkhaṇḍa, pero, más tarde, marchó a la aldea de Kumāra-nagara, a orillas del Ganges.

Govinda Kavirāja era el hermano de Rāmacandra Kavirāja y el hijo menor de Cirañjīva de Śrīkhaṇḍa. Aunque al principio fue un śākta, un adorador de la diosa Durgā, más tarde se inició con Śrīnivāsa Ācārya Prabhu. Govinda Kavirāja también residió primero en Śrīkhaṇḍa y después en Kumāra-nagara, pero después se fue a la aldea conocida como Teliyā Budhari, en la orilla sur del río Padmā. Debido a que Govinda Kavirāja, autor de dos libros, Sagīta-mādhava y Gītāmta, era un gran kavi (poeta) vaiṣṇava, Śrīla Jīva Gosvāmī le dio el título de kavirāja. Se le describe en el Bhakti-ratnākara, (Novena Ola).

Kaṁsāri Sena fue, en el pasado, Ratnāvalī en Vraja, como se describe en el Gaura-gaoddeśa-dīpikā (194 y 200).

CC Ādi 10.78-79:

khaṇḍavāsī mukunda-dāsa, śrī-raghunandana
narahari-d
āsa, cirañjīva, sulocana
ei saba mah
āśākhā—caitanya-kpādhāma
prema-phala-phula kare y
āhā tāhā dāna

“Śrī Khaṇḍavāsī Mukunda y su hijo Raghunandana fueron la rama trigésima novena del árbol, Narahari fue la cuadragésima, Cirañjīva la cuadragésima primera, y Sulocana la cuadragésima segunda. Todos ellos fueron grandes ramas del sumamente misericordioso árbol de Caitanya Mahāprabhu. Distribuyeron los frutos y las flores del amor por Dios por todas partes.”

SIGNIFICADO: Śrī Mukunda dāsa era el hijo de Nārāyaṇa dāsa y el hermano mayor de Narahari Sarakāra. El nombre de su segundo hermano era Mādhava dāsa, y su hijo se llamaba Raghunandana dāsa. Los descendientes de Raghunandana dāsa viven aún seis kilómetros al oeste de Katwa, en la aldea llamada Śrīkhaṇḍa, donde vivía Raghunandana dāsa. Raghunandana tuvo un hijo llamado Kānāi, el cual tuvo dos hijos: Madana Rāya, que fue discípulo de Narahari Ṭhākura, y Vamśīvadana. Se cree que, por lo menos, cuatrocientos hombres descendieron de esa dinastía. Todos sus nombres están consignados en la aldea de Śrīkhaṇḍa. En el Gaura-gaoddeśa-dīpikā (175) se afirma que la gopī que se llamaba Vṛndādevī fue Mukunda dāsa, vivió en Śrīkhaṇḍa y fue muy querido por Śrī Caitanya Mahāprabhu. Su maravillosa devoción y amor por Kṛṣṇa se describen en el Capítulo Decimoquinto del Madhya-līlā del Śrī Caitanya-caritāmta. En la Ola Octava del Bhakti-ratnākara, se afirma que Raghunandana solía servir a una Deidad de Śrī Caitanya Mahāprabhu.

Narahari dāsa Sarakāra fue un devoto muy famoso. Locana dāsa Ṭhākura, el célebre autor del Śrī Caitanya-magala, fue su discípulo. En el Caitanya-magala se afirma que Śrī Gadādhara dāsa y Narahari Sarakāra eran sumamente queridos por Śrī Caitanya Mahāprabhu, pero no hay referencia específica en cuanto a los habitantes de la aldea de Śrīkhaṇḍa.

Cirañjīva y Sulocana residían en Śrīkhaṇḍa, donde aún viven sus descendientes. De los dos hijos de Cirañjīva, el mayor, Rāmacandra Kavirāja, fue un discípulo de Śrīnivās Acārya y un compañero íntimo de Narottama dāsa Ṭhākura. El hijo menor fue Govinda dāsa Kavirāja, el famoso poeta vaiṣṇava. La esposa de Cirañjīva fue Sunandā, y su suegro era Dāmodara Sena Kavirāja. Cirañjīva vivió anteriormente a orillas del Ganges, en la aldea de Kumāranagara. El Gaura-gaoddeśa-dīpikā (207) afirma que anteriormente, en Vṛndāvana, fue Candrikā.

CC Madhya 11.92:

mukunda-dāsa, narahari, śrī-raghunandana
khaṇḍa-vāsī cirañjīva, āra sulocana

“Allí están Mukunda dāsa, Narahari, Śrī Raghunandana, Cirañjīva y Sulocana. Todos ellos viven en Khaṇḍa.”

svardhunyas-tira-bhumau

sarajani-nagare gauda-bhupadi-patrad

brahmanyad visnu-bhaktad

api suparicitat sri-ciranjiva-senat

 

yah sri-ramendu-nama samajani paramah

sri-sunandabhidhayam

so-yam sriman narakhye sa hi kavi-nrpatih

samyag asid abhinnah

“Rāmacandra, un rey entre los poetas, nació en la ciudad de Sarajani a orillas del Ganges, como el hijo de Sunandā y Cirañjīva Sena, un ministro conocido del rey de Gauḍa; ​​un devoto de los brāhmaṇas y de Viṣṇu. Rāmacandra no era de ninguna manera diferente de Narottama Dāsa Ṭhākura.” (Saṅgīta-mādhava-nāṭaka, citado en el Bhakti-Ratnākara 1.270)

Cirañjīva Sena era un residente de Śrīkhaṇḍa, cuyo nombre de su esposa era Sunandā. Tuvieron dos hijos, el mayor fue Rāmacandra, y Govinda el más joven. Rāmacandra era un discípulo de Śrīnivāsa Ācārya, quien le dio el título ‘Kavirāja’. Su nombre siddha era Karuṇā Mañjarī. (Versos citados en el ‘Gauīya Vaiṣṇava Abhidhāna’)

Después de la muerte de su padre, Rāmacandra se fue a vivir a Kumāra Nagara con su abuelo materno, Dāmodara Kavirāja, quien fue discípulo de Narahari Sarakāra. Más tarde, se fue con su hermano menor Govinda a vivir en el pueblo de Teliyā Budhari, en el Distrito de Murśidābād. Este lugar tiene la distinción de ser su Śrīpat.

El Título Kavirāja.

Śrīnivās Ācārya estaba tan emocionado de afecto por Rāmacandra que le dio el dīkṣā-mantra y lo empleó como su sirviente personal. Aunque Bīr Hambīr se convirtió en discípulo de Śrīnivāsa Ācārya, Rāmacandra actuó como su śikṣā-guru (maestro instructor). Rāmacandra también visitó Vṛndāvana, donde se asoció con Jīva Gosvāmī y otros Vaiṣṇavas, recibiendo así sus bendiciones. Estaban muy contentos de escuchar su poesía, tanto es así que Jīva Gosvāmī le dio el título ‘Kavirāja’. Se convirtió así en uno de los ocho Kavirājas (āṣṭa-kavirāja). Fue el compañero favorito de Narottama Dāsa Ṭhākura por predicar las actividades y asociación espirituales.

“Paramānanda Bhaṭṭācārya, un océano de amor, Jīva Gosvāmī y los otros residentes de Vraja, escucharon a Rāmacandra recitar sus propias composiciones poéticas y con alegría le otorgaron el título de ‘Kavirāja’. Rāmacandra Kavirāja estaba lleno de todas las virtudes y era el segundo Narottama Dāsa mismo”. (Bhakti-Ratnākara 1.267-9)

Rāmacandra Kavirāja, hijo de Śrī Cirañjīva Sena (asociado eterno del Señor Chaitanya), apareció en Śrī Khaṇḍa. “Rāmacandra Kavirāja era especialmente serio, bello, inteligente, enérgico y entusiasta”, dijo uno de sus biógrafos.

Aunque casado, Rāmacandra y su esposa, Ratanala, no tenían apegos materiales. Se quedaron plenamente ocupados en el servicio amoroso de Śrī Caitanya Mahāprabhu. No tuvieron hijos. Con firme devoción él sirvió a su maestro espiritual, Śrīnivāsa Ācārya. En Vṛndāvana, Śrī Jīva Gosvāmī le dio el título ‘Kavirāja’, “Rey de los Poetas.” Él escribió el siguiente hermoso verso:

prakasila mahaprabhu hare krishna mantra

premera vadara kari barila samsara
andha avadhi yata kare parsa

bindhu na padila mukhe ramacandra dasa

“Śrīman Mahāprabhu es tan bondadoso que manifiesta el néctar del mantra Hare Kṛṣṇa. El Santo Nombre liberara a todas las almas del ciclo de nacimiento y muerte, de los planetas inferiores, del infierno. El Santo Nombre dará un solo sabor del amor divino por Rādhā-Mādhava.

Ya sea ciego o tonto, cualquier persona puede ahogarse en esta avalancha de prema. De esta manera, Śrī Caitanya Mahāprabhu ha llenado todo el mundo con el amor de Dios. Pero Rāmacandra Dāsa es tan desafortunado que ni siquiera pudo probar una gota de ese néctar.”

Rāmacandra Kavirāja fue uno de los ocho ‘Kavirājas’, poetas famosos discípulos de Śrīnivāsa Ācārya. Rāmacandra escribió el ‘Smaraa-Darpaa’, ‘Smaraa-Camatkāra’, ‘Siddhānta-Candrikā’ y el ‘Śrīnivāsa-ācāryera Jīvana-carita’, entre otros.

Él predicó ampliamente e inició muchos discípulos. Narottama Dāsa Ṭhākura y Rāmacandra vivieron juntos como mejores amigos. Narottama Dāsa escribió:

doyā koro śrī-ācārya prabhu śrīnivāsa
rāmacandra-sańga māge narottama-dāsa

“¡Oh, Śrīnivāsa Ācārya Prabhu, por favor, dame tu misericordia! Narottama Dāsa siempre ora por la asociación de Rāmacandra Kavirāja.” (Prārthanā)

En la forma de Karuṇā Mañjarī, él se desempeña en el Vraja-līlā de Śrīmatī Rādhārāṇī. Su samādhi está en Dhīra-Samīra Kuñja, junto al de Śrīnivāsa Ācārya.

Su padre era Cirañjīva Sena y su madre Śrī Sunandā. Cirañjīva originalmente era un habitante de Kumāra-Nagara, pero después de casarse con la hija de Śrī Dāmodara Kavi se trasladó a Śrī Khaṇḍa.

“Allí están Mukunda dāsa, Narahari, Śrī Raghunandana, Cirañjīva y Sulocana. Todos ellos viven en Khaṇḍa.” (Śrī Caitanya-Caritāmta, Madhya-līlā, 11.92)

Śrī Mukunda, Narahari, Raghunandana y Cirañjīva, que eran todos habitantes de Śrī Khaṇḍa, eran de una mente y un propósito. Todos los años que vendrían a Nīlācala obtenían el darśana de Mahāprabhu, así como cantaban y bailaban delante del Señor Jagannātha durante Ratha-Yātrā. Cirañjīva era de una familia de médicos. Sus dos hijos cual joyas eran Rāmacandra y Govinda. Más tarde, ambos se convirtieron en discípulos de Śrīnivāsa Ācārya y llegaron a residir en Teliyā Budhari, a la orilla sur del rio Padmā; en Murśidābād.

Rāmacandra era muy bello, inteligente y perseverante. Su abuelo materno, Śrī Dāmodara Kavirāja, era un poeta muy conocido que adoraba a la energía de Kṛṣṇa (Śakti), y se inició en este culto. Después de que su padre falleció, los dos hermanos Rāmacandra y Govinda fueron a vivir con su abuelo, que practicaba la religión Śākta. Siendo influenciados por él, ambos se inclinaron en adorar a las diversas formas personificadas de Māyā, la potencia ilusoria externa de Kṛṣṇa.

En este momento, Rāmacandra practicó la medicina y fue también muy bien conocido como un poeta.

Después de su matrimonio, Rāmacandra fue llevado en un palanquín con su nueva esposa a su casa en Kumāra-nagara. Mientras la procesión pasaba por la casa de Śrīnivāsa Ācārya Prabhu en Yajigrāma, Rāmacandra vio al Ācārya sentado en el porche de su casa, hablando de Kṛṣṇa-kathā con algunos de sus discípulos. Simplemente al ver al Ācārya sintió una emoción nueva y extraña saliendo de su corazón. Era como si estuviera viendo a un muy querido amigo después de mucho tiempo de separación. Del mismo modo, Ācārya Prabhu, al ver a Rāmacandra sentado en el palanquín, inmediatamente preguntó a los que con él estaban: “¿Quién es él? ¿Cuál es su nombre? ¿A qué vara (casta) pertenece?, y ¿dónde reside?” (Bhakti-Ratnākara, 8.530)

Sus asociados respondieron: “Él es un gran estudioso de nombre Rāmacandra. Es un excelente poeta, así como un médico, y reside en Kumāra-nagara.” Al oír esto, Ācārya Prabhu simplemente sonrió.

Rāmacandra Sena, todavía sentado en el palanquín, después de ver a Śrīnivāsa Ācārya y escuchar su dulce voz, se sintió muy ansioso por conocerlo. Después de un breve periodo de tiempo, la procesión llegó a la casa donde mucha pompa y celebración se llevaron a cabo. Todo el mundo estaba muy contento de ver a la nueva novia, Ratnāmālā, y un gran estruendo y bullicio se produjeron en darles la bienvenida a ella y a su esposo a su nuevo hogar. La mente de Rāmacandra, sin embargo, seguía atrás en Yajigrāma donde había visto a ese personaje divino. Con gran dificultad, de alguna manera u otra pasó el día allí, pero con la caída de la noche volvió a Yajigrāma, donde pasó la noche en la casa de un brāhmaa.

Con la llegada de la mañana, él llegó a la casa de Śrīnivāsa Ācārya y cayó a sus pies  para ofrecer reverencias postradas. Śrīnivāsa Ācārya Prabhu, de manera similar había estado pensando continuamente en Rāmacandra, desde que lo vio el día anterior. Al ver a Rāmacandra de nuevo, postrándose ante él, lo levantó y lo abrazó en éxtasis profundo. Entonces él le dijo: “Nacimiento tras nacimiento, tú eres mi más querido amigo. De la misma manera que el Señor hizo mi encuentro con Śrī Narottama Dāsa Ṭhākura en Vṛndāvana, Él también me ha reunido con otro querido amigo.”

Rāmacandra se quedó con Ācārya Prabhu y estudió la literatura de los Seis Gosvāmīs bajo su tutela. Ācārya Prabhu estaba extremadamente contento de ver su comportamiento gentil y educado, y su naturaleza profundamente espiritual. En el siguiente día auspicioso inició a Rāmacandra con el Rādhā-Kṛṣṇa mantra.

Después de algún tiempo, Rāmacandra regresó a su casa. Cuando los śāktas vieron que había sido iniciado en la religión Vaiṣṇava se molestaron mucho. Rāmacandra, sin embargo, estaba impertérrito. Con tilaka en su cuerpo en los doce lugares y una japa-mālā en la mano, se sentó frente a ellos y comenzó a cantar los Santos Nombres. Un día, mientras Rāmacandra  regresó a su casa después de haber tomado su baño, sus vecinos śāktas lo llamaron: “Kavirāja, sin adorar al Señor Śiva, ¿cómo es que usted va a casa? Su abuelo era un gran devoto del Señor Śiva. ¿Ha renunciado a la adoración del Señor Śiva?”

Rāmacandra respondió: “El Señor Śiva y Brahmā son encarnaciones de dos de las modalidades materiales creadas por Śrī Kṛṣṇa. Śrī Kṛṣṇa Mismo es la fuente de todas las encarnaciones. Por lo tanto, al adorar al Señor Kṛṣṇa las adoraciones de todos son realizadas, al igual que por regar las raíces de un árbol todas las hojas y ramas se nutren. Prahlāda, Dhruva, Vibhīṣaṇa y otros fueron queridos devotos de Śrī Kṛṣṇa. Por lo tanto, el Señor Śiva y Brahmā fueron, de manera natural, colocados favorablemente ante ellos, mientras que Rāvaṇa, Kumbhakarṇa, Bāṇāsura y otros demonios eran sólo devotos del Señor Śiva y no devotos del Señor Kṛṣṇa. Así, su fin último fue simplemente ser destruidos.

“Los Śāstras dicen que el Señor Brahmā fue capaz de crear este mundo debido al éxito de haber adorado a Śrī Viṣṇu. Del mismo modo, el Señor Śiva ha sido cualificado por haber realizado austeridades en este mundo, debido al hecho de recibir el agua que ha lavado los pies del Señor Viṣṇu (Ganges) en su cabeza.” Habiendo escuchado estas diversas declaraciones de los Śāstras, los escolares se quedaron sin palabras.

Rāmacandra en Vndāvana.

Narahari Cakravartī ha escrito una extensa descripción de Rāmacandra y su visita a Vṛndāvana en la novena Ola del ‘Bhakti-ratnākara’. Todos los residentes de Vraja que lo vieron se sintieron atraídos por su belleza física. Cuando Rāmacandra visitó el templo de Rādhā-Dāmodara con Jīva Gosvāmī, y vio el samādhi de Rūpa Gosvāmī, experimentó transformaciones extáticas que eran una fuente de asombro para todos. Gopāla Bhaṭṭa Gosvāmī, Lokanātha Gosvāmī y Bhūgarbha Gosvāmī le dieron sus bendiciones. Se fue a bañarse en el Rādhā-kuṇḍa y el Śyāma-kuṇḍa y se reunió con Raghunātha Dāsa Gosvāmī allí. Cuando él ofreció sus reverencias a Raghunātha, el venerable santo cariñosamente lo abrazó.

Rāmacandra estaba muy ansioso por tener el darśana de Śrīla Vṛndāvana Ṭhākura y de los Gosvāmīs allí. Pidió a Śrī Raghunandana y a otros Vaiṣṇavas su permiso, quienes cedieron fácilmente. Por lo tanto, al día siguiente partió hacia Śrī Vṛndāvana-dhāma. Después de pasar por Gayā, Kāśī y Prayāga, finalmente llegó a Mathurā. Allí tomó un baño y descansó en Viśrāma-ghāṭa. Después de tomar darśana del templo Ādi Keśava, se dirigió a Vṛndāvana.

En este momento su guru, Śrīnivāsa Ācārya, estuvo presente en Vṛndāvana. Rāmacandra ofreció sus reverencias postradas a los pies de loto de su guru y a Śrī Jīva Gosvāmī, e informó las buenas nuevas de los devotos de Gauḍadeśa.

Según lo ordenado por Śrī Jīva Gosvāmī, Rāmacandra recibió el darśana de Śrī Govinda, Śrī Gopīnātha, Śrī Madana-Mohana y del samādhi de Śrīla Sanātana Gosvāmī. Entonces, él ofreció sus respetos a Śrī Gopāla Bhaṭṭa, Śrī Lokanātha y Śrī Bhūgarbha Gosvāmī, quienes estaban muy contentos con él y que le dieron sus bendiciones. Al escuchar algunas muestras de su gran capacidad poética, todo el mundo decidió otorgarle el título ‘Kavirāja.’ (BhaktiRatnākara, 9.214)

Después de permanecer en la asociación de los Gosvāmīs por algunos días, finalmente le dieron instrucciones para volver a Gauḍadeśa. Y así regresó, visitando Śrī Khaṇḍa, Yajigrāma, Khaḍadaha y Kālnā en el camino. Finalmente, llegó a Śrī Māyāpura, donde recibió las bendiciones de Śrī Īśāna Ṭhākura.

Una vez, algunos smārta-brāhmaṇas hicieron una conspiración para difamar el nombre de Śrīla Narottama Dāsa Ṭhākura Mahāśaya. Estaban muy molestos de que a pesar de que era sólo un kāyastha por la casta, aceptó a los nacidos en familias brāhmaa como sus discípulos. Se dirigieron ante el rey Narasiṁha y ante el paṇḍita Śrī Rūpanārāyaṇa en una cruzada para exponer de alguna manera a Narottama Dāsa como un fraude. En un gran grupo se dirigieron a Kheturī, donde Śrīla Narottama tenía su sede.

Enterándose de esta conspiración, Śrīla Rāmacandra y Śrī Gaṅgā Nārāyaṇa Cakravartī llegaron al encuentro de su desafío. Ellos viajaron a Kumāra-pura, donde cada uno establecieron dos pequeñas tiendas en el mercado; la primera, una tienda de cacerolas y nuez de betel y la otra una tienda de ollas de barro.

Cuando el grupo de smārta-brāhmaṇas llegó a Kumāra-pura y envió a sus discípulos a comprar mercancías para cocinar sus alimentos, los estudiantes llegaron a esas tiendas. Los “tenderos” (en realidad Rāmacandra y Gaṅgā Nārāyaṇa disfrazados) les hablaron en sánscrito y comenzaron a levantar una disputa filosófica con ellos. Al ver el aprendizaje profundo de esos dos tenderos, los estudiantes se quedaron atónitos, sin embargo, aceptaron el reto. Después de un corto tiempo se hizo evidente que no eran rivales para estos “comerciantes”. Ellos llamaron a sus gurus, quienes llegaron a la escena con el rey Narasiṁha y Rūpanārāyaṇa. El mismo Rūpanārāyaṇa Paṇḍita se vio envuelto en el debate y fue derrotado por los argumentos de Rāmacandra y Gaṅgā Nārāyaṇa basados en el Bhāgavata.

Cuando el rey pidió que se presentaran, los dos encargados de la tienda le informaron que eran dos discípulos muy insignificantes de Śrīla Narottama Dāsa Ṭhākura Mahāśaya. Habiendo tenido una derrota reunidos en este mercado del pueblo, Rūpanārāyaṇa y los smārta-brāhmaṇas ya no estaban interesados ​​en continuar adelante hacia Kheturī. Su cruzada evaporó ya que todos ellos decidieron regresar inmediatamente a sus respectivos hogares.

Esa noche, después de que el rey Narasiṁha había regresado a su casa, tuvo un sueño en el que Durgā Devī le dijo: “Narasiṁha, has cometido una gran ofensa a los pies de Narottama Dāsa Ṭhākura. Como resultado de esta Vaiṣṇava-aparādha, tendré que cortarlos a todos ustedes en pedazos con este cuchillo. Si quieres salvarte, entonces es mejor que vayas inmediatamente y tomes refugio en los pies de loto de Narottama Dāsa Ṭhākura”.

Cuando su sueño se rompió, el rey rápidamente tomó su baño y se dispuso para ir a Kheturī. Rūpanārāyaṇa tuvo un sueño similar y también se estaba preparando para ir hacia Kheturī al mismo tiempo. Se encontraron a su llegada allí y se acercaron al templo de Śrī Gaurāṅga con el fin de encontrarse con Śrīla Narottama Dāsa Ṭhākura. Ṭhākura Mahāśaya estaba absorbido en su bhajana, pero cuando un discípulo le informó de la llegada de los dos invitados, salió a su encuentro. Por el simple hecho de ver su forma trascendental, imbuido de Kṛṣṇa-prema, los dos ofensores se purificaron y se postraron a ofrecer sus reverencias a los pies de Ṭhākura Mahāśaya. Ṭhākura Mahāśaya se presentó humildemente a sí mismo como un alma caída. Finalmente, les inició con el Rādhā-Kṛṣṇa mantra.

Muchos ateos y pecadores fueron liberados por Śrī Rāmacandra Kavirāja. Él estuvo presente en el festival de Kheturī. Rāmacandra  llegó a Vṛndāvana por segunda y por órdenes de Śrīnivāsa y Narottama, pero esta vez no pudo tener el darśana de los Gosvāmīs, ya que todos se habían marchado de este mundo para Goloka Vṛndāvana. Sintiendo la separación de ellos, estaba muy angustiado dentro de su corazón. Incapaz de tolerar ese dolor, se unió a ellos en sus pasatiempos eternos, allí en Vṛndāvana. En el Vraja-līlā su nombre es Karuṇā Mañjarī. Su desaparición es en el tercer día de la quincena oscura del mes de Pauṣa. Su principal discípulo fue Hari Rāma Ācārya.

Las Deidades adoradas por Rāmacandra y Govinda Kavirāja han sido llevadas de Teliyā-Budhari-grāma a Bhagavān Gola, donde están en la actualidad siendo adoradas por los seguidores de Rāma Dāsa Bābājī. Hay una estación a Bhagavān Gola en la línea de ferrocarril Sealdah-Lal Gola.

hau sasvad-bhagavat-parayana-parau-samsara-parayanau

samyak satvata-tantra-vada-paramau nihsesa-siddhantagau

sasvad-bhakti-rasa pradana-rasikau pusanda-hrn-mandalav

anyonya-priyatabharena yugali-bhutav imau tau numah

“Yo ofrezco mis reverencias a Narottama y a Rāmacandra, quienes se dedican a todos aquellos que han dedicado sus vidas al Señor Supremo; que ayudan a la gente a cruzar el océano de la vida material; que conocen todas las escrituras por completo y han entendido todas las doctrinas trascendentales, quienes generosamente distribuyeron el bhakti-rasa y ganaron los corazones de los ateos; y quienes están profundamente unidos en la compañía afectuosa el uno del otro”. (Saṅgīta-mādhava-nāṭaka, citado en el Bhakti-Ratnākara 1.277)

El día de la desaparición de Rāmacandra es en Kṛṣṇa-triya, en el mes de Māgh. Partió en Vṛndāvana después de la desaparición de Śrīnivāsa Ācārya.

Comentarios