Aparición de Śrīla Śrīnivāsa Ācāryya.

“Śrīnivāsa Ācāryya y los libros robados” (Primera Parte).

Discurso informal dado por Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Gosvāmī Mahārāja, en nuestro Templo de Dum Dum Park, Calcutta, a finales de Diciembre del 2001.

A una edad muy joven Śrīnivāsa  Ācāryya se encontró con Viṣṇupriya Devī, pero Mahāprabhu ya había desaparecido en ese momento.

Śrīnivāsa tuvo un sueño en el que iba a ver a Gadādhara Paṇḍita para aprender de él el Śrīmad-Bhāgavatam. Gadādhara tuvo un sueño similar, y accedió a enseñarle.

Envió a Śrīnivāsa para conseguir otra copia del libro a Bengala, pero Gadādhara Paṇḍita falleció antes de que él volviera.

Por la gracia de la intención de Gadādhara Paṇḍita, al decir que él le enseñaría, Śrīnivāsa Ācāryya se convirtió en un gran maestro Bhāgavata.

Después de que terminaron sus estudios, Jīva Gosvāmī les dio los títulos: Narottama ‘Ṭhākura’, Śrīnivāsa ‘Ācāryya’, y Śyāmānanda ‘Prabhu’.

Jīva Gosvāmī envió los libros de los Gosvāmīs con Ellos a Bengala, pero en el camino el Rey Bīr Hambīr los robó, después de haber sido aconsejado por su astrólogo de que esos cofres contenían joyas.

Buscaron extensamente, y finalmente, Śrīnivāsa Ācāryya se quedó atrás para encontrarlos. Él fue a oír una lectura Bhāgavata en la casa del rey, y en esa asamblea Śrīnivāsa explicó el significado correcto del Śrīmad-Bhāgavatam.

El rey quedó impresionado, y le preguntó el motivo de su asistencia. Al oírla, el rey Bīr Hambīr  tomó a Śrīnivāsa Ācāryya y le mostró los libros. Él confesó haberlos robado y se refugió en los pies de loto de Śrīnivāsa Ācāryya y rogó para que lo iniciara.

Śrīnivāsa Ācāryya envió la noticia de los libros a Narottama Ṭhākura y a los demás en Bengala. Todos estaban contentos.

Luego, Narottama Ṭhākura, Śrīnivāsa Ācāryya y Śyāmānanda Prabhu predicaron extensamente en el noreste de la India.

“Śrīnivāsa Ācāryya y la predica en Bengala” (Segunda Parte).

Śrīla Govinda Mahārāja recita parte del Śrī Śrī Sad-Gosvāmī-aṣṭaka compuesto por Śrīnivāsa Ācāryya.

Rāmacandra Kavirāja era amigo de Narottama Dāsa Ṭhākura, y discípulo de Śrīnivāsa Ācāryya.

La mayoría de los seguidores de Mahāprabhu nacieron en los Distritos de Burdwan y Nadia, ambos pertenecientes a Bengala.

Mahāprabhu derrotó a muchos, pero Él no predicó la conciencia de Kṛṣṇa en un humor orgulloso.

Mahāprabhu fue a Bengala Oriental y al norte de Bengala para predicar, incluso hasta Patna.

Cerca del río Padmā vio la provincia de Narottama Ṭhākura. Allí llamó tres veces en voz alta: “Narottama”, invitando a Narottama como Su encarnación.

Narottama Ṭhākura predicó la concepción de Mahāprabhu en la línea de Rūpa, Sanātana y Jīva Gosvāmīs. Sus canciones son muy famosas.

Jāhnavā Devī fue muy afectuosa con Śrīnivāsa, Narottama y Śyāmānanda.

Cuando Narottama Dāsa Ṭhākura regresó y heredó la propiedad de sus padres, hizo un gran arreglo para instalar seis Deidades en diferentes lugares. Jāhnavā Devī las instaló a todas. Ella se convirtió en el Ācāryya de toda la instalación de las Deidades.

Nityānanda Prabhu partió en ese momento. Pero, ¿cuándo desaparecierón Él y Mahāprabhu?, nadie lo sabe.

Beve biografía.

El padre de Śrīnivāsa era Caitanya Dāsa. Tenía otro nombre al principio, el brāhmaa Gaṅgadhara Bhaṭṭācārya y su esposa Lakṣmī Priya. En una ocasión en particular fue a Katwa con la intención de tomar sannyāsa. Cuando llegó allí, vio a un barbero que estaba a punto de cortar el pelo de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Cuando el padre de Śrīnivāsa vio esto, se puso tan triste que lo único que pudo decir fue: “¡Caitanya! ¡Caitanya!” Así que a partir de ese momento todo el mundo le llamó Caitanya Dāsa.

Después de un tiempo se casó, y un día su esposa dijo: “Mi querido esposo, tuve un sueño en el que el Señor Caitanya vino a mí y nos dijo que tuviéramos un hijo.”

Caitanya Dāsa dijo: “¿estás diciendo esto solo para tener un hijo, o qué?”

Su esposa dijo: “Yo no miento, y, honestamente, Mahāprabhu vino a mí en un sueño y nos dijo que tuviéramos un hijo.”

Caitanya Dāsa todavía no estaba convencido, y dijo: “Mahāprabhu está en Jagannātha Purī, así que vamos a ir allí y pedirle personalmente si esto es lo que Él desea.”

Caitanya Dāsa y su querida esposa, se dirigieron allí para encontrarse con Śrī Caitanya Mahāprabhu, en Jagannātha Purī. Cuando entraron en el Dhāma vieron el sakīrtana (canto del Santo Nombre) que tenía lugar en frente del templo de Jagannātha. Mahāprabhu estaba en el centro, rodeado por muchos de Sus seguidores y por muchos sannyāsīs.

Pero tan pronto como Mahāprabhu vio a la pareja llegar, abrió camino para darles la bienvenida y los invitó a venir a verlo. Todo el mundo se preguntaba: “¿Quiénes son estas personas? ¿Por qué son tan especiales y por qué Mahāprabhu está dándoles una atención especial?”

Śrī Caitanya Mahāprabhu habló con ellos y les dijo: “Caitanya Dāsa, tu esposa tiene razón, Yo quiero que tengas un hijo y quiero que llames al niño ‘Śrīnivāsa’.” Tanto Caitanya Dāsa como su esposa estaban muy, muy felices de recibir esta orden del Señor.

Se quedaron en Jagannātha Purī por un tiempo y se unieron al kīrtana de Mahāprabhu. Ellos eran muy felices. Después de algún tiempo, sin embargo, volvieron a Navadvīpa, y un tiempo después nació un niño hermoso.

A una edad muy joven, Śrīnivāsa se reunió con Viṣṇupriya Devī, la esposa de Śrī Caitanya Mahāprabhu, pero en ese momento Mahāprabhu ya había desaparecido de este mundo.

Cuando Śrīnivāsa tenía unos cuatro años de edad, entró en la sala del templo y encontró a su padre llorando, por lo que le preguntó: ” Padre, ¿por qué lloras.”

Su padre le dijo: “Estoy llorando porque no tengo amor por Rādhā y Kṛṣṇa, ni amor por Caitanya Mahāprabhu. Soy tan caído.”

Entonces, Śrīnivāsa también empezó a llorar, y dijo: “¡Oh, padre, yo tampoco!” Cuando la madre de Śrīnivāsa oyó llantos en la sala del templo, ella entró y preguntó por qué estaban los dos llorando y cuando le dijeron, ella también empezó a llorar.

Śrīnivāsa tenía unos ocho o nueve años de edad cuando un sannyāsī llegó a su casa. Habló de Kṛṣṇa (Kṛṣṇa-kathā), y todo el que estaba allí quedó muy feliz y satisfecho. El padre de Śrīnivāsa le dijo a ese sannyāsī:

“Usted es un gran predicador, ¿hay algo que pueda hacer por usted o cualquier cosa que pueda darle?”

Entonces, el sannyāsī dijo: “Lo que deseo no te lo puedo decir, mi querido Caitanya Dāsa.”

Caitanya Dāsa contestó: “¿Qué dice, ‘no puede decirme’, yo soy un ghastha (un hombre casado), y es mi promesa para el trato correcto de un sannyāsī, así que por favor no dude, dígame por favor si hay algo especial que necesite?”.

El sannyāsī dijo: “¡No, no te voy a decir; no te gustaría lo que yo te pediría!”.

Cuando Caitanya Dāsa oyó esto quiso complacer al sannyāsī aún más y le dijo: “Debe decirnos que es lo que usted desea, no voy a dejar que se vaya de mi casa hasta que me indique qué es lo que usted desea, lo que desee se lo daré.”

Al final, el sannyāsī  le dijo a Caitanya Dāsa lo que quería: “Es su hijo, Śrīnivāsa, lo que yo quiero, yo quiero llevarlo conmigo.”

Caitanya Dāsa se desmayó y cayó al piso cuando escuchó la petición del sannyāsī. Él sabía que no había otra opción.

Su hijo Śrīnivāsa, el don que habían recibido de Śrī Caitanya Mahāprabhu, tuvo que ser devuelto a su legítimo propietario.

Posteriormente, Śrīnivāsa decidió ir a Vṛndāvana. Estaba muy ansioso de conocer allí a Śrīla Rūpa Gosvāmī. Pero cuando llegó, un gran grupo de Vaiṣṇavas estaba realizando kīrtana. Cuando Śrīnivāsa preguntó cuál era el evento especial, alguien dijo: “¿No sabes? Rūpa Gosvāmī ha dejado el mundo.” El corazón de Śrīnivāsa se detuvo, y se desmayó.

Cuando volvió en sí, estaba en el aśrama de Śrīla Jīva Gosvāmī.

En Vṛndāvana, Śrīnivāsa se reunió con Śrī Gopāla Bhaṭṭa Gosvāmī, convirtiéndose en Su discípulo. Śrī Gopāla Bhaṭṭa Gosvāmī fue el Dīkā-Guru de Śrīnivāsa Ācāryya.

Un día, Śrīnivāsa tuvo un sueño en el que iba con Gadādhara Paṇḍita para aprender el Śrīmad-Bhāgavatam de Él. Gadādhara Paṇḍita tuvo el mismo sueño. Gadādhara Paṇḍita le dijo a Śrīnivāsa que consiguiera en Bengala otra copia del libro, pero cuando regresó Śrīnivāsa, sin embargo, Gadādhara Paṇḍita había ya abandonado este mundo. Śrīnivāsa tenía el corazón destrozado. Śrī Gadādhara Paṇḍita había prometido enseñarle a Śrīnivāsa el Bhāgavatam, y simplemente porque Él dijo que iba a hacerlo, Śrīnivāsa se convirtió en un gran maestro del Śrīmad-Bhāgavatam. ¡Tal es el poder de un gran devoto del Señor!

A principios del siglo XVII, Śrīnivāsa fue entrenado personalmente por Śrīla Jīva Gosvāmī en el Templo de Śrī Rādhā-Dāmodara. Śrīla Jīva Gosvāmī transmitió las enseñanzas de la Rūpānuga-sampradāya a él.

Śrīla Jīva Gosvāmī fue quien le otorgó el título de “Ācāryya”; al igual que el de “hākura” a Narottama y el de “Prabhu” a Śyāmānanda.

Nuestro amado Śrī Caitanya Sārasvata Maṭh está en la línea de la Rūpānuga-Sampradāya.

Cuando se instalaron las Deidades y se realizó el primer festival de Gaura-Pūrṇimā, este tuvo lugar en Kheturigrāma, Śrīnivāsa Ācāryya también estaba allí.

Śrīnivāsa Ācāryya se casó y era un gran devoto muy erudito. Siempre hablaba de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Tenía una hija, Hemalata Ṭhākurani, y ella misma se convirtió en una Ācāryya-Vaiṣṇava.

¡Śrīla Śrīnivāsa Ācāryya, ki jaya!

“Śrīnivāsa Ācārya, Śrīla Narottama Dāsa Ṭhākura, Śyāmānanda Paṇḍita,  Rāmacandra Kavirāja y Rasikānanda Prabhu, líderes del movimiento de Mahāprabhu en el siglo XVI, quienes continuaron la predica después de los Seis Gosvāmīs.”

Comentarios