Antya-khanda Capítulo seis, “Las glorias de Sri Nityananda”

 

 

Todas las glorias, todas las glorias al Señor Gaurachandra y al Señor Nityananda. Todas las glorias a a todos los asociados del Señor.

El Señor Nityananda continuó Sus Pasatiempos de canto en congregación y derivó gran alegría en la asociación de todos Sus eternos asociados y servidores. El Señor Nityananda llevó a cabo Sus Pasatiempos en Nabadwip, así como lo había hecho en Vrindavan en Su previa Encarnación. Atrajo toda entidad viviente a que simplemente se entregara a los pies de loto del Señor Chaitanya.

Sri Nityananda era como el brillante sol rodeado de Sus inspirados y entusiastas devotos mientras ellos andaban por todo Nabadwip llevando a cabo el kirtan. Su divino cuerpo estaba cubierto con enjoyados adornos y guirnaldas de flores. Sus labios eran de un rojo rubí debido a que masticaba betel mezclado con alcanfor. Viendo las actividades del Señor Nityananda, algunos experimentaban un regocijo divino, sin embargo, otros no tenían fe en Él.

Un cierto bráhmana que residía en Nabadwip, quien había estudiado junto con Sri Chaitanya en su juventud, miraba con recelo al Señor Nityananda. El bráhmana tenía una firme devoción por Sri Chaitanya, pero desafortunadamente no estaba consciente de las potencias trascendentales de Nityananda. Un día, el bráhmana decidió ir a Nilachala, Puri, y estando allí permaneció inmerso en una gran alegría. Todos los días visitaba al Señor Chaitanya y sentía un gradual incremento en su atracción hacia el Señor. En una de sus diarias visitas sintió repentinamente la necesidad de hacer en privado algunas preguntas al Señor.

El bráhmana preguntó: «Oh, Señor, tengo algo que preguntarte. Ten la bondad de escucharme. Si me consideras como uno de Tus sirvientes, entonces me gustaría escuchar Tu opinión sobres ciertos puntos. El Señor Nityananda, el avadhut, se encuentra ahora en Nabadwip. No puedo entender Su comportamiento. La gente dice que se encuentra en la orden de vida de renuncia, llamada sannyas, sin embargo, lo veo todo el tiempo masticando betel y alcanfor. Se supone que un sannyasi ni siquiera deba tocar ciertas cosas como el oro, la plata, las gemas preciosas, etc., pero yo veo que adorna Su cuerpo con ornamentos hechos de esos elementos. En vez de un taparrabo color azafrán, se viste con finas vestimentas de seda y usa sándalo y guirnaldas de flores.

»Otro aspecto de Sus curiosas actividades es que no lleva la danda del sannyasi, sino una vara de hierro. Siempre se le ve en compañía de sudras, personas que provienen de una casta inferior. No he visto a Nityananda actuando estrictamente conforme a las instrucciones de las Escrituras; por lo tanto, me asaltan dudas respecto a Él. Muchas personas lo honran como una gran personalidad, sin embargo, ¿por qué no actúa de manera apropiada a Su posición de sannyasi? Oh, Señor, por favor, recuerda que solo soy Tu insignificante sirviente. Por favor, ¿dime qué significa realmente todo esto?»

El piadoso bráhmana de manera sumisa presentó estas preguntas en un momento oportuno, de manera que el Señor le explicó sin reservas la verdad acerca de esto. El Señor sonrió, y dijo lo siguiente: «Escucha con atención, oh, bráhmana. Aquel que es un alma muy excelsa y espiritualmente realizada ciertamente se encuentra libre de toda falta. El Srimad Bhagavatam, 11.20.36, declara: “Aquellos que están libres de deseos indeseables tales como el apego por objetos no vinculados con Sri Krisna; aquellos que han trascendido la visión mundana de ver únicamente la cubierta material del alma, es decir, este cuerpo burdo, y que se han elevado al plano donde se percibe la chispa espiritual en cada entidad viviente, alcanzando así una visión de igualdad; aquellos que han sido elevados al plano espiritual de ver cara a cara al Señor Supremo quien se encuentra más allá de las tres modalidades de la naturaleza material, esas grandes almas, quienes están dedicadas a Mí, la Suprema Personalidad de Dios, no tienen que disfrutar ni sufrir los resultados de sus actividades piadosas o impías, ni tienen que actuar conforme a las reglas y las regulaciones”.

»El Señor Nityananda es absolutamente puro. Él se encuentra en este mundo material como el loto, que no es tocado por el agua dentro de la cual se yergue. Oh, bráhmana, debes estar seguro de que Sri Krisnachandra siempre disfruta de Pasatiempos en el cuerpo de Nityananda. Sin embargo, si alguna persona trata de imitar a Nityananda, entonces, ella sufrirá terribles consecuencias e incurrirá en reacciones gravemente pecaminosas. Si otro que no sea el Señor Shiva trata de beber veneno mortal, entonces, él seguramente morirá. Las Escrituras dan suficientes ejemplos para fundamentar este hecho. En el Srimad Bhagavatam, 10.33.29-30, se dice: “Nadie debe tratar de actuar de esta manera, ni siquiera dentro de la mente. Si una persona que no sea el Señor Shiva, trata de beber el veneno mortal que surgió del Océano de Leche, ella ciertamente morirá; igualmente, si debido a la necedad alguien trata de imitar los Pasatiempos del Señor Supremo, entonces, seguramente se verá destruído. Oh, Rey, el fuego todo lo consume, con todo, permanece sin ser afectado o contaminado por pecado o suciedad alguna; de manera similar, a una poderosa o potente personalidad no se le debe condenar por transgredir las leyes religiosas o por asociarse con una mujer.

»Por lo tanto, oh, bráhmana, si alguien critica las actividades de Sri Nityananda, entonces, él tendrá que sufrir de severas reacciones por ese error, vida tras vida. Si un alma muy elevada actúa de una manera que parece ofensiva, y no solo se le critica sino se le ridiculiza, entonces, el que lo hace seguramente se verá condenado.

»Todas estas conclusiones pueden ser aprendidas del Srimad Bhagavatam, pero solo si un Vaisnava puro explica el tema. Escucha con atención acerca de lo que el Srimad Bhagavatam tiene que decir de la persona que se ríe de una gran personalidad y la ridiculiza. El Señor Krisna y el Señor Balaram permanecieron y estudiaron en la casa de Su Guru, Sandipani Muni. Después de terminar Su educación, desearon regresar a casa, pero primero le preguntaron a su Maestro, Sandipani Muni, qué podían ofrecerle como donación (guru-dakshin). El Guru consultó con su esposa y respondió que él y su esposa gustarían ver que su hijo muerto recobrara la vida. El Señor Krisna y el Señor Balaram de inmediato fueron para ver a Yamaraj, el Señor de la muerte. A petición de Krisna y Balaram, todas las formalidades fueron concertadas y a Sri Sandipani Muni le fue entregado vivo su hijo.

»Cuando Madre Devaki escuchó acerca de este maravilloso hecho, ella también deseó tener de regreso a sus hijos muertos. Por lo tanto, un día se acercó a Krisna y Balaram e imploró, diciendo: “Oh, por favor, escúchenme, queridísimos Krisna y Balaram. Ustedes son los Amos de todos los místicos. Son los originales, puros y eternos Señores de toda la creación. Son los padres de este universo y la causa de todas las causas. La creación, la manutención y la aniquilación de este universo son llevadas a cabo por solo una expansión parcial de Sus expansiones. No obstante, Ustedes aparecieron como mis hijos solo para aliviar el sufrimiento de este mundo”.

»“Así como Ustedes trajeron de la morada de Yamaraj al hijo de Su Guru, como una ofrenda para él y su esposa, yo también anhelo ver a todos mis hijos, los cuales asesinó sin piedad el malo y cruel Kamsa. El hijo de Vuestro Guru había muerto hace mucho y, no obstante, ustedes lo trajeron de vuelta a la vida mediante Sus potencias místicas. Tengan la bondad de saciar mi sed de ver a mis hijos y traerlos de vuelta a la vida”

»Tan pronto como Ellos escucharon el deseo de Su madre, Krisna y Balaram procedieron de inmediato al palacio de Bali Maharaj. Cuando Bali Maharaj vio que los visitantes eran sus muy adorables Señorías, Krisna y Balaram, sintió una ola de dicha espiritual en su corazón. Él había entregado todo lo que poseía, su riqueza, esposa, hijos y a sí mismo, a los pies de loto de Ellos. El éxtasis del Krisna-prema se manifestó en él y por todo su cuerpo hubo un erizamiento del vello mientras empezaba a derramar lágrimas de dicha divina. Bali cayó ante los pies de Krisna y Balaram y estrujándolos contra su corazón, ofreció oraciones.

»Bali Maharaj dijo: “Todas las glorias a Sri Ananta, quien apareció como Sankarshan, y todas las glorias a Sri Krisna, la joya principal de Gokul. Oh, Balaram, Haladhar, eres el mejor amigo y el líder de todos los jóvenes pastorcillos de vacas. Oh, Krisna, eres el tesoro más precioso de Tus entregados devotos. Oh, Señores, incluso sabios grandemente puros muy rara vez los ven a Ustedes, quienes están en el plano trascendental. Con todo, mi Señor, eres tan magnánimo que has aparecido ante mí, un demonio inmerso en la más oscura ignorancia. Por lo tanto, es claro que, como se describe en la literatura védica, Tú no tienes amigos ni enemigos —en este mismo momento lo estoy atestiguando—. Putana, quien vino a asesinarte por ofrecer leche de su pecho envenenado, obtuvo residencia en los planetas Vaikuntha tras ser matada por Ti. De aquí que, es difícil entender Tu corazón. Incluso los Vedas y los grandes yoguis místicos fracasan al tratar de hacerlo”.

»“Tu potencia ilusoria es tan insondable que los amos del misticismo fracasan al lidiar con ella. Entonces, ¿cómo un demonio pecaminoso puede siquiera entenderla? Oh, Señor del universo, mi única oración es que no me arrojes al oscuro pozo de la existencia material. Me arrojo a Tus pies de loto. Por favor, solo permíteme vivir bajo un árbol y pasar mis días en paz. Ten la bondad de contarme entre Tus sirvientes y dame su asociación; que yo nunca desee nada más”. Bali Maharaj oró de esta manera a los pies de loto de los Señores Krisna y Balaram.

»Ganga Devi, el Bhagiratha, que surge de los pies de loto de Sri Narayan, purifica las moradas del Señor Shiva, el Señor Brahma, etc., cuando fluye a través de ellas. Ahora, Bali Maharaj y su familia, tras lavar los pies de loto de Sus Señorías bebieron y esparcieron sobre su cabeza esa misma sagrada agua del Ganga. Bali Maharaj adoró entonces a Sus Señorías, ofreciéndoles incienso, aceites perfumados, flores, alcanfor y lámparas de gui, telas y bellos ornamentos. Luego, oró a Ellos: “Oh, Señores, tengan la bondad de instruirme si me consideran Su sirviente. Quienquiera que siga Sus instrucciones sin dificultad trasciende todas las reglas y las regulaciones”. Las palabras de Bali Maharaj complacieron a Sus Señorías, y entonces Ellos atendieron el asunto pendiente.

»El Señor dijo: “Querido Bali Mahashaya, por favor, escucha la razón por la que estamos aquí. Los seis hijos de Nuestra madre fueron asesinados por el malvado Kamsa; más tarde, él fue muerto como una reacción de ese grave pecado. Madre Devaki se encuentra afligida por esta calamidad y cuando sea que recuerda a sus hijos, llora lastimosamente. Tú tienes esos seis hijos contigo, de modo que hemos venido para llevarlos con el fin de complacer a Nuestra madre. Todos ellos fueron los nietos del Señor Brahma, semidioses muy excelsos y seres perfectos.Te relataré cómo llegaron a esta dolorosa situación. Un hijo del Señor Brahma era Prajapati Marichi y, anteriormente, estas seis almas fueron hijos del Prajapati.

Una vez, muy sorprendentemente, Brahma fue afectado por la flecha de Cupido. Cegado por la lujuria, él persiguió a su propia hija. Estos seis nietos de Brahma —quienes era solos unos jovencitos— empezaron a sonreír burlonamente al ver esa escena; como resultado, cayeron de inmediato de su posición celestial. Habiendo ridiculizado a una gran personalidad, tuvieron que tomar nacimiento en la familia del vicioso demonio Hiranyakasipu, quien había hecho el voto de vivir por espada y poner bajo sometimiento a todos. Durante la siguiente pelea entre los semidioses y los demonios, Indra derrotó a esos seis con su poderosa arma de rayo y ellos murieron tras mucho tormento. Yoga-maya entonces hizo arreglos para que nacieran uno tras otro como los hijos de Madre Devaki. En esa siguiente vida, ellos también sufrieron grandemente desde el momento en que nacieron. Aunque eran sus sobrinos, el rey Kamsa los asesinó. Madre Devaki, por supuesto, ignora todos esas ocultas realidades y los considera sus propios hijos. Deseamos llevarlos de regreso a Nuestra madre Devaki, y por esa razón vinimos aquí.

»Cuando los hijos bebieron la leche del pecho de Madre Devaki, instantáneamente fueron exonerados de todos sus pecados previos.

»Presta atención, oh, Bali Maharaj —las consecuencias de ridiculizar a un devoto del Señor son muy severas—. Incluso yoguis perfectos sufren terriblemente si le faltan el respeto a un Vaisnava, qué decir de la aflicción que pueden sufrir humanos ordinarios. Aquel que ofende a los Vaisnavas tiene que pagar un fuerte precio, vida tras vida. Estoy insistiendo en este tema para tu beneficio de manera que puedas aprender de esto y nunca insultes a un Vaisnava. Si una persona Me adora y canta Mi nombre, pero ofende a un Vaisnava, tiene que sufrir un severo revés en su vida devocional. En cuanto a aquellos que aman y respetan a Mis devotos, Yo Mismo me vuelvo fácilmente accesible a ellos.

»“El Varaha Purana declara: ‘Puede existir alguna duda acerca del éxito en lograr la perfección por servir a la Suprema Personalidad de Dios, pero de ninguna manera existe duda en lograr la perfección por servir a los devotos puros del Señor Supremo’.

Además, en el Hari-bhakti-sudhodaya 13.76, se dice: ‘Aquellos que solo adoran a Sri Govinda, Krisna, pero que no adoran ni sirven a los devotos del Señor, son sumamente insolentes. Ellos nunca reciben las bendiciones del Señor’. Querido Bali, Me eres muy querido y eres Mi servidor, por eso te he revelado esos ocultos significados de las Escrituras”.

»Bali Maharaj sintió una euforia divina al escuchar la instrucción del Señor. Al momento actuó y trajo de inmediato a los seis hijos, ofreciéndolos al Señor como regalos. Balaram y Krisna escoltaron a los seis niños hasta Su Madre, Devaki. Madre Devaki se inundó de alegría y amor al ver a sus seis hijos ante ella. Debido al afecto, manó la leche de su pecho y ella los amamantó a los seis. Cuando estos seis niños fueron alimentados con la leche del pecho de Devaki, ellos en verdad tomaron los remanentes del Señor Supremo. Esto les dió al instante la realización de la Verdad. Ofreciendo reverencias al Señor Supremo y a todos los demás, cayeron al piso como varas.

»El Señor los miró con bondad y empezó a instruirlos. Él dijo: “Ahora pueden regresar a la morada celestial de los semidioses, su verdadero hogar, pero recuerden nunca volver a ridiculizar o reírse de una gran personalidad espiritual. El Señor Brahma es una expansión del Señor Supremo, por lo tanto, debe recibir respeto igual al del Señor Supremo. No se le debe condenar incluso si vemos que aparentemente está haciendo algo erróneo. Ya han sufrido severas consecuencias por burlarse de él, así que, en el futuro tengan cuidado de cometer otros errores. Ahora, vayan y pidan perdón al Señor Brahma, solo entonces se sentirán purificados y dichosos”.

»Así que, mi querido bráhmana, te he relatado estos tópicos del Srimad Bhagavatam de manera que abandones tus sospechas respecto a Sri Nityananda, quien es de la suprema trascendencia. Las personas de escaso conocimiento y piedad no comprenden Su posición. Con todo, si alguna persona ve con respeto Sus extraordinarias actividades, ella conseguirá la liberación. Nityananda solo advino para liberar a las almas condicionadas y en verdad solo serán liberadas por Su misericordia sin causa.

»El comportamiento de Nityananda se encuentra más allá de la jurisdicción de cualquier regla o regulación. ¿Quién tiene la capacidad de entender Su mente? Sin valorar apropiadamente Su extraordinaria y trascendental naturaleza, si alguien critica a Sri Nityaannda —aunque ese criticón pueda encontrarse directamente sirviendo directamente al Señor Supremo—, sin duda que perderá toda su devoción. Por lo tanto, de inmediato parte para Nabadwip y haz que todos entiendan esas verdades ocultas acerca de Nityananda. Si por casualidad alguien lo critica, entonces, nadie puede salvar a ese criticón de su inminente miseria. Por otra parte, quienquiera que ame y respete a Nityananda será verdadero en su devoción a Mí. Esto Yo lo confirmo muy firmemente. Si Sri Nityananda acepta la mano de una mujer y entra en una taberna, con todo, Sus pies de loto son de lo más adorable, incluso para el Señor Brahma».

Las potentes palabras de Sri Chaitanya actuaron eficazmente en el corazón del bráhmana. Él se llenó de dicha, y su fe y amor por Sri Nityananda se desarrollaron poderosamente. El bráhmana regresó a Nabadwip. Al llegar, fue directamente para ver a Sri Nityananda y honestamente admitió sus ofensas ante el Señor, quien a su vez lo escuchó pacientemente y lo agració con Su misericordia sin causa.

La naturaleza y las actividades de Sri Nityananda son temas de lo más confidenciales en los Vedas. Son inescrutables para las normas humanas. Él es el Supremo místico quien es conocido como el original Señor Supremo, Ananga, quien sostiene la entera creación material sobre una de de Sus miles de capuchas. Su cuerpo es absoluto y trascendental. Sin la misericordia de Sri Chaitanya, es imposible entender a Sri Nityananda.

Diferentes personas conocen a Nityananda de diversas maneras. Algunos dicen que es exactamente como Balaram. Otros dicen que Él es el más destacado y querido de los devotos de Sri Chaitanya. Otros más dicen que Él es supremamente potente, una expansión del Señor omnipotente. Muchas personas honestamente admiten que no pueden entender en lo absoluto Su naturaleza. Lo que sea que la gente diga acerca de Sri Chaitanya y Sri Nityananda, que los pies de loto de estos dos Señores estén siempre impresos en mi corazón. Oro a los pies de todos los devotos invocando esta bendición: Nacimiento tras nacimiento, que permanezca como sirviente de mi eterno amo, Sri Nityananda. Este es mi único deseo.

Después de escuchar todo esto acerca de la ilimitada misericordia de Sri Nityananda, si alguien es tan degradado y pecaminoso como para todavía criticar al Señor, entonces yo firmemente pateo la cabeza de esa persona. Sri Chaitanya es el Amo de mi Señor y Amo, Sri Nityananda. Este hecho me da gran esperanza y fuerza. ¿Algún día seré bendecido para ver a mi Sri Nityananda Prabhu y Sri Krisna Chaitanya Mahaprabhu sentados juntos en un trono, rodeados de todos Sus asociados servidores?

Todas las glorias a Sri Chaitanya. Oh, Gauranga, ten la bondad de bendecirme de modo que pueda obtener el refugio de Sri Nityananda. Junto con esta súplica, ruego también que incluso después de obtener la asociación con Sri Nityananda, nunca olvide Sus pies de loto. Adondequiera que Tú y el Señor Nityananda aparezcan como Encarnaciones, ruego por tener allí la aptitud de ser vuestro servidor.

Sri Krisna Chaitanya Mahaprabhu y Sri Nityananda Prabhu son mi vida y alma. Yo, Vrindavan Das, humildemente ofrezco este canto a Sus pies de loto.

 

Comentarios